Conecta con nosotros
Two Point Campus reseña Two Point Campus reseña

Videojuegos

Two Point Campus – Reseña

¡Construye la universidad de tus sueños!

Publicado

el

Recientemente Sega ha estado muy envuelto en la publicación de juegos de estrategia y simulación, tal como fue el caso de Total War: Warhammer III este año. Dicho título estuvo nominado a The Game Awards, así como otro de la misma categoría (simulación/estrategia) que lanzó la compañía meses después. Tal título es Two Point Campus, un juego de construcción y gestión de cuyas mecánicas hablaremos en esta reseña.

Recordemos que Two Point Campus es un sucesor de Two Point Hospital, ambos desarrollados por Two Point Studios. En esta entrega tenemos que hacernos cargo de una universidad con todo lo que eso conlleva: ofrecer programas de calidad, hacer que los estudiantes tengan buenas notas, hacer que se gradúen, contratar buen personal tanto de docencia como de limpieza y satisfacer cada una de las necesidades de los estudiantes. Todo esto hay que garantizarlo a lo largo del año académico, lo cual es un reto.

Comenzando Two Point Campus

Reseña de Two Point Campus: así se ve el inicio del juego.

Iniciar el juego es enfrentarse prácticamente a un lienzo en blanco. Tenemos un único edificio vacío que tendremos que llenar con aulas y laboratorios, así como otros tipos de salas. En este punto es cuestión de seguir las instrucciones paso a paso para entender qué está sucediendo. Sin embargo, rápidamente se entienden los controles, cómo construir salas y cómo satisfacer las necesidades de los estudiantes.

Así, estaremos desde un inicio pendientes de que no solo haya salas propicias para estudiar, sino también dormitorios adecuados, baños, lugares de entretenimiento y puestos de comida y bebida. Esto influye directamente en la barra de «Felicidad» de los estudiantes, una estadística que nos conviene mantener alta todo el tiempo para que más se matriculen y ganemos dinero a partir de experiencia (que se gana al conseguir objetivos relacionados a necesidades).

Sin embargo, más allá de las necesidades físicas, debemos atender otras estadísticas de bienestar y satisfacción. Debido a eso, eventualmente tendremos que ofrecer opciones de clubes universitarios, sensación térmica adecuada (con calentadores), enfermerías y hasta caprichos que puedan obtener los estudiantes.

Esto último es interesante, porque los caprichos llegan en forma de peticiones al buzón de sugerencias. Muchos piden algo como un juego de futbolito mejorado o pósteres que mejoran la decoración. No obstante, muchos de esos están bloqueados y hay que acceder a ellos gastando «Kudos», una moneda especial que se obtiene completando logros y otras aspiraciones de los estudiantes. Este sistema resulta entretenido como sensación de progreso, aunque resulta algo frustrante si alguien pide algo que requiera demasiados «Kudos» y no se cuente con suficientes ni formas rápidas para conseguir más en el momento.

Hora de jugar al Tetris

Entre las mecánicas de Two Point Campus está la de satisfacer a los estudiantes con objetos dedicados a clubes estudiantiles.

La mayoría del tiempo se gasta planificando cómo se deberán construir las siguientes salas para cumplir con los requerimientos académicos. El espacio es limitado y tanto cursos nuevos como viejos requerirán más instalaciones. Por ejemplo, estudiantes de tercer año de ciencias seguro requerirán otro laboratorio adicional, mientras que los alumnos de cocina de segundo año exigen no solo una cocina salada sino también una dulce. Aunque queramos ser ahorradores, el propio juego nos impulsará automáticamente a expandirnos.

De esta forma, tendremos que mirar todo el tiempo en el horario si hay que construir más salas o contratar más profesores. Si hay un requerimiento de estos urgente, aparecerá en rojo en el calendario que se ve en la parte de abajo. A pesar de que se insista tanto en su cumplimiento, con tener los requerimientos listos faltando unos pocos días ya es suficiente. Aun así, el juego nos va a bombardear todo el tiempo con señalizaciones de que necesitamos profesores, auxiliares, bedeles (mantenimiento), salas u objetos en específico para que todo opere sin problemas. En este sentido, es muy difícil que ignoremos las necesidades más importantes.

Esto puede sonar como algo muy fácil, pero una vez superamos los tutoriales y vamos a modos un poco más libres, las cosas se pueden salir de control. Se puede empezar a tener presión de las necesidades de los estudiantes mientras se está tratando de cortar un poco los gastos en un mes algo apretado de presupuesto. Esto tal vez es un elemento no tan disfrutable, pues aunque se pueda adelantar un poco el tiempo, a veces hay que simplemente esperar a que lleguen fondos a final de mes para poder seguir construyendo o comprando objetos.

No le veas la lógica: solo diviértete

Two Point Campus gestión
Vamos a mejorar las capacidades de nuestros empleados… ¿CON UN CEREBRO ARTIFICIAL QUE IMBUYE SUS CONOCIMIENTOS EN SUS CABEZAS?

Si subimos de nivel nuestro campus (al completar cursos y hacer infraestructura), podremos ofrecer más programas o subir de nivel los que ya tenemos para admitir más alumnos. Los programas son un resumen de todo el juego, ya que no estamos en academias normales: es cierto que podremos enseñar cienciografía, pero también comedia, hechicería y caballería. Resulta al mismo tiempo entretenido y absurdo, pero esto es solo parte del atractivo del juego.

Todo el tiempo veremos chistes y comentarios que al menos intentan ser graciosos. Además, los estudiantes pueden estar vestidos como vampiros, caballeros o payasos, dependiendo de su carrera. Como podemos apreciar, el juego abandona toda seriedad y no le importa no tener sentido en los estándares de las universidades reales. El objetivo es simplemente hacer algo divertido y que todo el público pueda disfrutar, por más situaciones locas que ocurran.

Unos pocos problemas

Two Point Campus Reseña
En esta reseña de Two Point Campus señalamos algunos inconvenientes con las herramientas de construcción.

De lo que hemos visto, la gestión en Two Point Campus resulta ser muy divertida. Sin embargo, esto no quiere decir que todo sea perfecto en el juego. De hecho, algo que resulta un poco molesto es que a veces es difícil manejar bien el sistema de construcción. Por ejemplo, no hay una forma de visualización que recorte las paredes. Esto sumado a que algunos objetos grandes imposibilitan la selección de otros más pequeños hacen un poco tedioso el proceso de edición de una sala.

Las mismas herramientas de construcción hacen imposible crear diseños un poco más libres, con curvaturas por ejemplo. La sencillez del diseño en cuadrículas de Two Point Campus lo hacen fácil de entender, pero limita a la hora de planear un campus tanto funcional como estético. Sin embargo, eventualmente el jugador se acostumbra a sobrellevar estos elementos.

Two Point Campus
8.8/10 Nota
Lo que nos gustó
- Tiene una interfaz limpia y que permite encontrar problemas rápidamente.
- Mantiene al jugador entretenido con las posibilidades de crecimiento del campus y las necesidades de los estudiantes.
- Su tutorial explica muy bien las mecánicas del juego.
- Es satisfactorio mantener la universidad en buen funcionamiento.
Lo que no nos gustó
-No poder ocultar las paredes genera problemas de visibilidad.
-A veces es difícil manipular las herramientas de construcción.
-Algunos tiempos muertos dejan al jugador sin nada que hacer.
En resumen
Two Point Campus es un muy buen título de gestión que, a pesar de algunos problemas de interacción con objetos, posee mecánicas que divierten e invitan al jugador a ser ambicioso y soñar con crear una universidad envidiable. Este puede parecer un poco fácil en un inicio, pero poco a poco se va haciendo un reto muy entretenido.

Reseña hecha con una copia digital de Two Point Campus para PC (Steam) brindada por Sega.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas