Connect with us

Videojuegos

EA Sports UFC 3 – La reseña

Un impecable apartado gráfico acompaña a este título de peleas de Electronic Arts, y puede ser lo único destacable.

Publicado

en

Fundada por Dana White en 1993, la UFC es la empresa de artes marciales mixtas más grande del mundo. Cientos de combatientes aplican todas las disciplinas de combate existentes para conseguir el objetivo de volverse el luchador definitivo a nivel mundial. En 2012 Electronic Arts anunció sus planes de lanzar un juego de deportes en conjunto con la compañía de White. Esto tras haber conseguido los derechos de UFC por parte de THQ. Este proyecto se acabó convirtiendo en EA Sports UFC, una franquicia que ya se encuentra por su tercera entrega, sobre la cual hablaremos a continuación.

Esta tercera entrega de EA Sports UFC fue lanzada el pasado 2 de febrero. El luchador insignia en esta ocasión es el irlandés Conor McGregor, con el que presentan el combate del juego, en un tutorial que presenta las mecánicas principales con las que vamos a interactuar en el transcurso del título. A sabiendas: puños, patadas y llaves en el suelo o agarres de pie. La aparente simpleza del juego esconde un esquema de control innecesariamente complejo, en el que se deben realizar varias combinaciones de botones para determinar la ubicación de los golpes – es decir, que sean altos, medios o bajos. Esta complejidad innecesaria brilla con luz propia una vez el juego es llevado al suelo. El sistema de llaves hace que lo ameno que pueda llegar a ser se vaya en picada una vez los luchadores empiezan a intentar ganar por sumisión (exactamente como en el deporte).

Uno de los aspectos más notorios del juego es su increíble apartado gráfico, lo cual es entendible debido al mínimo contenido de la fórmula. Al ser tan sólo dos modelos de personas peleando, el equipo de producción puede ponerle atención a detalles, desde los morados que causan los golpes hasta el sudor generado por el combate. Es necesario resaltar aspectos como la iluminación, las texturas, la impecable captura de movimiento realizada con luchadores reales. Todo se presta para reproducir a cabalidad la experiencia de UFC. El juego se centra en que las peleas se sientan reales, y en buena medida es así.

Este aspecto visual es el núcleo del juego y a donde fue destinado el mayor esfuerzo de la producción. Todo aspecto visual, incluyendo el movimiento de los músculos, fue reproducido de forma fidedigna. La captura de movimiento contó con la participación de una gran cantidad de luchadores de la UFC, quienes aportaron su imagen y celebraciones características al juego, beneficiando el ya mencionado realismo. A esto podemos sumarle un muy buen diseño de sonido, con una narración contextual dedicada por parte de los comentaristas. Los valores de producción de este título son simplemente incomparables.

El modo principal para un solo jugador es el modo carrera. En este modo carrera tomaremos a un luchador creado por nosotros desde el estado amateur hasta las más grandes ligas de la UFC. La personalización de los modelos es extensa, y las herramientas para modelar rostros alcanzan a tener una parte de la profundidad que tienen las herramientas de los desarrolladores. Las categorías del modo carrera van desde peso pluma hasta peso pesado, las diferencias de balance entre estas categorías son mínimas y se sienten más cosméticas que otra cosa.

El ciclo de juego del modo carrera se divide en dos aspectos: administración y combates. Durante la fase de administración escogeremos el rival del combate y el sitio de entrenamiento, que determina el estilo de pelea. Una vez hayamos seleccionado el rival y gimnasio (y pagado las semanas de entrenamiento) empieza la fase principal de la administración, el entrenamiento en sí.  Este entrenamiento consiste en cuatro opciones: físico, aprender técnicas, promover la pelea y hacer sparring. Cada una de estas actividades cuesta tiempo de la semana. Los jugadores deberán alcanzar a incrementar sus atributos, mejorar su estado físico, promover su carrera y aprender técnicas nuevas en la cantidad de tiempo disponible antes del combate.

El modo carrera tiene elementos aleatorios (como es el caso de los rivales y los gimnasios a los que pertenecen) los cuales pueden alterar las instituciones disponibles durante el entrenamiento. Estos elementos aleatorios pueden volver del modo carrera una experiencia frustrante, en la que el jugador simplemente está en una marcada desventaja numérica durante la segunda mitad o no cuenta con nuevas técnicas disponibles, lo que se vuelve necesario pasado un punto.

El otro modo principal del juego es UFC Ultimate Team. Este modo funciona enteramente con tarjetas: tarjetas de luchadores y tarjetas de técnicas. Los jugadores podrán armar su equipo de luchadores con cartas de distintas rarezas y valores representados en estrellas. Cada luchador podrá ser personalizado utilizando distintas cartas de técnicas, las cuales también cuentan con rarezas distintas. La forma de conseguir nuevas tarjetas es por medio de paquetes, los cuales pueden ser conseguidos utilizando monedas recibidas al realizar actividades, u otra clase de monedas, por las cuales se paga. Este modo está balanceado para que no sea necesario invertir dinero extra en conseguir habilidades, sin embargo, un netcode inestable hace del aspecto multijugador de esta modalidad un ejercicio tedioso, y el modo se torna repetitivo rápidamente.

Mencionando el netcode del juego (es decir la fluidez y respuesta del juego en línea), este es uno de los aspectos más pobres del título. Las peleas se detendrán constantemente durante intercambios de golpes, lo que hace de estas actividades una experiencia de una calidad irregular. Sumándole a esto la obsesión por el realismo del título, así como el control, los combates en línea pueden volverse agotadores. Las victorias por sumisión son anticlimáticas y carecen de balance alguno – son básicamente una partida de Simon, el juguete electrónico de los ochenta – con una completa ventaja a quien realiza la llave. El juego en línea tiene modo de partida rápida, así como campeonatos de rango, en los que los jugadores ascenderán en el matchmaking cuantas más victorias tengan o viceversa. El modo Ultimate Team también cuenta con un componente en línea, ya sea luchando contra otros jugadores o sus personajes.

UFC 3 es una experiencia irregular. Todo el aspecto gráfico es impecable y el juego está magistralmente animado, esto da la impresión de una jugabilidad fluida la cual el título no tiene realmente. Los dos modos para un jugador se tornan repetitivos incluso durante el transcurso de los mismos. La reproducción fidedigna de luchadores y celebridades de la UFC no alcanza a rescatar al título de sus evidentes debilidades. El sistema de Ultimate Team está balanceado para que las personas que compren contenido extra no tengan una ventaja tan marcada (aunque al final la tienen).

EA Sports UFC 3
6.7/10 Nota
Lo que nos gustó
-Un impecable apartado gráfico y suprema atención al detalle reproducen a cabalidad este deporte, dándole a las peleas un realismo incomparable.
-La personalización de los luchadores es increíblemente extensa.
Lo que no nos gustó
-El control es innecesariamente complejo y la pobre jugabilidad en línea pueden hacer de este título una experiencia increíblemente tediosa.
-El balance entre categorías es inexistente.
En resumen
El apartado gráfico y excelentes valores de producción apenas pueden rescatar a este juego de sus decisiones de diseño complicadas. El juego solo funciona realmente en el multijugador local, el cual es bastante limitado también. Un fanático a morir del deporte podría hallar este título gratificante, pero cualquier persona buscando una robusta experiencia para uno o varios jugadores podría quedar deseando más.

Reseña hecha con una copia digital de UFC 3 para PlayStation 4 brindada por Electronic Arts.

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas