Síguenos en nuestras redes

Videojuegos

Un vistazo a Outriders, el ‘shooter RPG’ de Square Enix

Probamos Outriders, el nuevo juego de los creadores de Bulletstorm.

Publicado

en

People Can Fly ha sido un estudio de altibajos. Con joyas como Painkiller y desaciertos como Gears of War Judgement, esta compañía ha logrado hacerse un espacio entre los fanáticos de los juegos de disparos. Y en 2020 vuelven com una propuesta muy interesante: Outriders.

Presentado en E3 2019, fue poco lo que conocimos de este juego más allá de un engañoso trailer. Sin embargo, hace algunos días pudimos probar este título y comprobar su interesante potencial para ser uno de los grandes títulos de inicio de la nueva generación de consolas.

Durante la presentación de Outriders, el equipo creativo dirigido por Sebastian Wojciechowski mostró su visión sobre lo que hará especial al juego calificándolo como un “dark sci-fi universe” que ya lleva más de 4 años de desarrollo. Uno de sus pilares es que “Outriders no es un juego como servicio”. En términos prácticos, el equipo dijo que el juego se limitará al contenido de lanzamiento y posibles DLC. Nada de cajas de botín o similares. 

¿Qué tipo de juego es Outriders?

La mejor forma definirlo es como un juego de disparos cooperativo en tercera persona con un gran enfoque RPG, pero que no descuida el manejo de armas o ‘gunplay’. Tiene una estética futurista “sucia” y polvorienta. Los desarrolladores la llaman “sci-fi meets savagery”. Por ejemplo, existen armas laser modificadas con huesos y partes humanas o de bestias.

Las misiones se realizarán en equipos de hasta tres jugadores, que podrán escoger entre cuatro clases. Una de las principales mecánicas serán las coberturas, al estilo de Gears of War, que servirán para sobrevivir a las olas de enemigos que se encuentran comunmente en los mapas. Estos serán profundos, mas no masivos. Si a los jugadores no les interesa formar equipo, los desarrolladores comentaron que podrán superar el juego en solitario.

¿Cuál es el argumento de Outriders?

Este juego introduce a una “Fuerza elite de exploradores” —los Outriders— que llega a colonizar un nuevo planeta 80 años después de que la Tierra fuera destruida. Las cosas no salen tan bien, como es de esperar. Además de los tradicionales conflictos entre seres humanos, aparece una distorsión en el planeta que termina modificando a algunas personas. 

La historia de Outriders tratará de responder las incógnitas que acontecen tras la desaparición de la Tierra y cómo la distorsión del planeta cambió a los humanos y la fauna del planeta. 

Nuestra experiencia

Tras superar un poco amigable prólogo, pudimos elegir fue una clase entre las tres reveladas. También pudimos personalizar a nuestro protagonista con un variado, pero no profundo creador de personajes.

El Devastador, el Embaucador y el Piromántico —tanque, velocista y especialista en poderes, respectivamente— son las clases que pudimos probar. Aunque todos podrán usar varios tipos de armas, cada uno de estos personajes tendrá un conjunto de habilidades únicas bastante divertidas y originales. Destaca mucho el que el ataque cuerpo a cuerpo de cada clase funcionara como una habilidad única para cada personaje.

Tuvimos tiempo para revisar los árboles de habilidades de Outriders. La verdad es que nos han sorprendido. Cada clase puede tener hasta tres especializaciones. Sus desarrolladores han enfocado sus esfuerzos para que sea un RPG con disparos y no un shooter con elementos RPG. Se nota el esfuerzo por crear diferencias únicas en cada clase.

Al iniciar la partida, notamos que los enemigos se adaptan de acuerdo al número de jugadores que haya. El juego está pensado para ser una experiencia individual, pero se adapta para tener un escuadrón de hasta tres personas.

Después de las primeras escaramuzas, llegamos al área social donde se podrán adquirir armas, mejoras, ropa y misiones. Para seleccionar lo que la ‘party’ realizará, el juego tiene un interesante componente social por votación que dinamiza las decisiones.

Una vez recargados, afrontamos una nueva misión e inmediatamente notamos la geografía de los mapas. A pesar de haber coberturas, el desplazamiento rápido del equipo es clave para completar las misiones. El juego no tiene decisiones y no tendrá diferentes finales. La historia será lineal y, según sus desarrolladores, “con alto valor narrativo”.

En las diferentes escaramuzas encontramos todo tipo de armas. Tanto disparar como impactar a los enemigos se ve muy bien, ya que se ven afectados dependiendo de donde sean golpeados y el tipo de arma con el que se ataque. Los enemigos, si bien tienen diseños algo genéricos, tienen un interesante conjunto de opciones para atacar, principalmente a traición.

También pudimos apreciar el enfrentamiento contra un jefe. Este se desarrolló en una sala cerrada. Cooperando con el equipo y sincronizando de forma orgánica los poderes, los jugadores pueden hacerle más daño. El Embaucador tiene una capacidad de ralentizar a los enemigos que puede ser aprovechada por el devastator para encadenar golpes directos que paralizan al enemigo. Finalmente, el Piromántico puede hacer gala de su daño masivo.

Bueno, ¿es Outriders otro clon de Destiny?

La respuesta es no: el juego tiene sus propias mecánicas de combate y forma de afrontar el mundo. People Can Fly nos dejó claro que el juego estará completamente orientado al modo historia, por lo que actualmente no hay pensados modos versus o arcade. También está por verse como será el componente social, pues en las partidas de prueba el conectar a varios jugadores fue muy básico.

En esta versión previa a la que tuvimos acceso encontramos un vicio que tienen este tipo de juegos: los protagonistas gozan de poco o nulo carisma. La historia pierde fuerza por lo poco expresivo que es el protagonista y, en lo poco que vimos, tampoco hay un personaje secundario que logre ganarse el cariño del espectador e incentivar interés por lo que sucede en la trama.

Gráficamente, el juego corrió sobre un PC a 60 FPS y 4K, mas o menos a lo que se espera de la nueva generación. Sin embargo, cabe aclarar que Outriders también llegará a PS4 y Xbox One.

Outriders llegará a finales de 2020 para las consolas de actual y próxima generación al igual que PC. La versión que probamos es justamente la de computador.

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas