Síguenos en nuestras redes

Videojuegos

West of Dead – Reseña

¿Te gustan los ‘westerns’? ¿Te gusta el estilo de Mike Mignola? ¿Te gusta Ron Perlman? En ese caso, West of Dead es para tí.

Publicado

en

Entre los múltiples juegos que se presentaron en X019, West of Dead fue uno de los más llamativos. ¿Un juego de disparos con elementos ‘roguelike’ y una estética reminiscente al arte de Mike Mignola? ¿Protagonizado por un vaquero con un sospechoso parecido a Ghost Rider? ¿Interpretado por Ron Perlman? Había muchas razones para mantenerse al tanto del desarrollo de West of Dead.

Ahora, después de permanecer en fase beta por siete meses, el último juego de Raw Fury y Upstream Arcade por fin ha llegado a Xbox One y PC. ¿Este pequeño título está a la altura de las expectativas? ¿O su presentación es su única cualidad redimible? Responderemos esas preguntas y demás incertidumbres en esta reseña.

La aventura comienza en una cripta llena de enemigos. Nuestro protagonista no recuerda su nombre, mucho menos su pasado. Sin embargo, sabe algo con certeza: ya no está en el mundo de los vivos. Tras sufrir su segunda muerte a manos del Wendigo, el vaquero de la cabeza flameante descubre que se haya en el Purgatorio. No importa cuantas veces muera, siempre vuelve aparecer en una misteriosa cantina.

A menos de que dominen las mecánicas de combate, los jugadores quedarán atrapados el mismo bucle de muerte. ¿Qué herramientas tienen a su disposición? Desde el principio, pueden equiparse hasta dos armas. De hecho, hallarán un par al salir de la cantina. Hay tres tipos de armas en West of Dead: pistolas, escopetas y rifles. Cada una posee diferencias en materia de daño, cadencia de fuego y alcance.

Dependiendo de su preferencia o estrategia, los jugadores pueden equiparse dos armas del mismo tipo o diferentes. A pesar de sus aplicaciones únicas, el manejo básico de las tres armas es similar. Mientras que los usuarios de teclado pueden controlar la dirección en la que apunta el protagonista con el ratón y desplazarse con la combinación de teclas «WASD», los que prefieran jugar con control pueden manejar la mira con el análogo derecho y desplazarse con el izquierdo.

West of Dead

Sin embargo, un arma o dos no bastan para sobrevivir un tiroteo. Se necesita de velocidad, cobertura y un poco del elemento sorpresa para evitar la lluvia de plomo. Por fortuna, los jugadores contarán con todas esas cosas. Los niveles de West of Dead consisten en arenas de combate interconectadas por pasillos. Estas arenas generalmente gozan de múltiples coberturas —algunas destruibles, otras no— y lámparas que pueden encenderse para conmocionar a los enemigos.

Cuenten o no con cobertura, los jugadores también poseen un botón dedicado a la evasión. Este puede emplearse para tomar cubierta en el lugar más cercano y activamente esquivar ataques. Evasiones precisas —las cuales ralentizan el tiempo, lo que permite que las armas se recarguen más rápido— son vitales para que salgan ilesos. Sin embargo, no son los únicos factores que influyen en la supervivencia.

West of Dead

A medida que exploren los niveles, los cuales son generados aleatoriamente, los jugadores podrán hallar altares con mejoras y cofres. Estos últimos pueden contener armas más poderosas, habilidades activas y modificadores de combate. Sin embargo, todo esto también puede hallarse suelto en los escenarios o comprarse con hierro si se encuentra al vendedor. Cabe señalar que la mercancía de este es 100% aleatoria.

El hierro puede conseguirse destruyendo ciertas cajas en las arenas de combate y acabando enemigos. Adicionalmente, los oponentes soltarán Pecado al ser derrotados. Esta «moneda» es una de las razones por las cuales West of Dead resulta tan rejugable y accesible para los jugadores que no juegan títulos ‘roguelike’.

Al terminar cualquier nivel, el protagonista será llevado a la Bruja. Este NPC podrá deshacerse de su pecado y canjearlo para desbloquear mejoras permanentes. Estas van desde objetos de curación y habilidades activas hasta nuevas armas y accesorios. De esta forma, incluso si los jugadores mueren decenas de veces, cada nivel superado se traduce como mayores posibilidades de tener más éxito en la siguiente partida.

West of Dead

Una vez derroten al Wendigo —ya sea por las mejoras, habilidad o una combinación de las dos—, los jugadores obtendrán una runa que desbloquea el viaje rápido dentro de los niveles y los portales que llevan a otros niveles. El primer capítulo de West of Dead concluye con el primer encuentro con el predicador Bauer y varias revelaciones. La primera es que el nombre del protagonista es William Mason; la segunda, que Bauer fue el responsable de su muerte; y la tercera, que Bauer de alguna forma es responsable del bucle de muerte en el que William se ha visto atrapado.

Si bien la dinámica del juego no cambia, con la excepción de la introducción de nuevos enemigos, a partir del segundo capítulo hay un par de novedades. Estas consisten en la cacería de forajidos y el agobio. Mientras que los forajidos consisten en pequeñas batallas de jefe, el agobio es una mecánica por medio de la cual William —tras aceptar el dolor de un alma atrapada en el Purgatorio— se vuelve vulnerable a morir de un golpe hasta que acabe con un número específico de enemigos. De no morir, tanto la cacería de forajidos como el agobio ofrecen Pecado y hierro. No menos importante, recompensan a los jugadores con memorias del pasado de William. Estas pueden verse con ayuda de la Bruja y son el principal recurso narrativo de West of Dead, además de los ocasionales monólogos del protagonista.

Hablando de los monólogos, hay que destacar la interpretación de Ron Perlman —le queda bien el rol de un mariscal cansado, pero con un aire genial— y la banda sonora, compuesta de Phil French y Tom Puttick. Mientras que las secciones de exploración son acompañadas por las suaves melodías de una guitarra acústica, los combates son ambientados por acordes más agresivos que se inclinan más por el género rock y quedan como anillo al dedo a una aventura con un aire tan ‘western’.

En lo que respecta a la presentación gráfica, no hay mucho que decir. West of Dead luce espectacular con su estilo cel shading y sombras marcadas. A pesar de que Mike Mignola —ilustrador mejor conocido por crear Hellboy— no tuvo nada que ver con la dirección artística del juego, la inspiración en su estilo es bastante obvia.

Desafortunadamente, West of Dead goza de un trío de problemas que evitan que la experiencia sea perfecta. El primero es lo torpe que puede ser el apuntado al jugar en controles. Hay ocasiones en la que los disparos de William no acertarán a menos que esté justo en frente del enemigo. El segundo es que ciertas cubiertas son invisibles. Esto puede dificultar el desplazamiento en las arenas de combate. El tercero es que hay algunos escenarios tan oscuros que dificultan el ver a los enemigos, los cuales no tienen problema en acribillar a William en medio de la oscuridad.

Aunque los problemas mencionados serán causa de algunas muertes injustas, los niveles de West of Dead generalmente resultan cortos. Sumado a la aleatoriedad de los mismos, esto impide que la experiencia se vuelva monótona o un martirio.

West of Dead
7/10 Nota
Lo que nos gustó
- Presentación visual y sonora muy memorables.
- Un sistema de combate simple, pero con suficiente profundidad.
- El sistema de Pecados ayuda a que la balanza se vaya inclinando poco a poco a favor del jugador.
Lo que no nos gustó
- Algunos ‘bugs’ gráficos que pueden llevar a muertes injustas.
- El apuntado de armas en controles puede ser torpe.
En resumen
West of Dead es un juego de acción que desborda carisma gracias a su vistoso estilo gráfico y banda sonora, digna de un buen ‘western’. Aunque sus elementos ‘roguelike’ no son para todos los jugadores, el divertido sistema de combate y la aleatoriedad de cada partida evita que la experiencia se vuelva monótona. Incluso tras decenas de derrotas, el sistema de Pecados ayuda a que el jugador acumule mejoras permanentes que harán más sencilla su cruzada. Desafortunadamente, algunas de estas muertes suelen deberse a ‘bugs’ gráficos y/o controles torpes. Esperemos que Upstream Arcade y Raw Fury pronto solucionen estos problemas.

Reseña hecha con una copia digital de West of Dead para Xbox Game Pass Ultimate (PC) brindado por Microsoft.

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas