Síguenos en nuestras redes

Cultura POP

The Walking Dead: el origen del virus zombi

Pasemos de la realidad a una más llevadera ficción.

Publicado

en

El sorpresivo final del cómic de The Walking Dead a mediados del año pasado y en el que se inspira la serie de televisión principal en la cadena AMC, actualmente en su décima temporada, dejó con muchas dudas a los seguidores de la obra co-creada por Robert Kirkman.

Pasaría un buen tiempo para que el escritor se dignara a revelar de manera extraoficial de dónde salió ese virus que puso a la humanidad a caminar sin descanso, una versión alterna pero exactamente igual a los clásicos muertos vivientes o zombis. A falta de saber con certeza si es la razón verdadera, vale aclarar que ni los cómics en toda su historia ni las series hasta la fecha, dedicaron alguno de sus argumentos a revelar el origen de la pandemia.

Lo único que a ciencia cierta descubrían Rick y su grupo en los primeros episodios y temporada, era que no se trataba de una infección únicamente transmitida por mordidas o cortes provenientes de un caminante errante, sino que se trataba de un virus que estaba en el aire. Esto se traduce en que cualquier persona que fallezca en el mundo de The Walking Dead, automáticamente se convierte en un zombi extra más.

Esta revelación fue dada en la serie tan solo en el sexto episodio de la primera temporada, en el final de la misma, cuando el grupo llega a los cuarteles principales del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades ubicado en Atlanta, Georgia, Estados Unidos. Robert Kirkman manifestaría después estar arrepentido por haber revelado tan rápido aquel punto de giro en la serie de televisión (que no tiene lugar en los cómics).

Dicho de otra manera, todos los humanos son portadores del virus al respirar el aire contaminado y solo se activa la reanimación sedienta de carne y sangre cuando la persona muere. Dada la presencia de algunos versículos de la Biblia y el personaje de Gabriel, un sacerdote, varias teorías apuntaban a la causa del origen del virus relacionada con un tema religioso, como el descrito en el libro del Apocalipsis.

Romanos 6:4, Ezequiel 37:7, Mateo 27:52, Apocalipsis 9:6 y Lucas 24:5, son algunos de los versículos que han aparecido a modo de huevo de pascua en la serie.

Igualmente se manejó la hipótesis de una posible cura en Washington D.C. gracias a Eugene, pero todo resultó siendo una farsa y el enfoque de la trama nunca ha vuelto a girar en torno a los motivos de la pandemia y una salvación, sino a sobrevivir a los salvajes humanos a lo largo de ya 10 temporadas en televisión, dos series y una tercera en camino. Sin olvidar las planeadas películas con el regreso de Rick Grimes (Andrew Lincoln).

Según reporta ComicBook, en respuesta (ya eliminada) a una pregunta por medio de Twitter, Kirkman señaló que el motivo de creación de los caminantes en The Walking Dead se puede resumir en dos palabras muy dicientes, y esas son: «espora espacial».

Puede sonar como broma o un poco Sci-Fi para el estilo más rural de la franquicia, pero tiene sentido, en especial por aquello que hemos conocido siempre, que prácticamente es un virus propagado por el aire y todos los humanos sin excepción están infectados. Pero también existe una razón.

Durante la concepción de TWD, Kirkman y el artista original, Tony Moore, querían un proyecto en el cual continuar la creación de George A. Romero, Night of the Living Dead. En la película de 1968, los científicos pensaban que la causa de los muertos vivientes se debía a la explosión radioactiva de una sonda espacial. Y ese mismo tema es el que Kirkman pensó que sería un buen homenaje a Romero, el padre del clásico género de horror de culto.

En algunas entrevistas pero sin especificar, Kirkman señalaba que la infección y posterior calamidad se debía a «una loca cosa de ciencia ficción que haría la historia mucho más extraña.» Esto, sin embargo, no fue explorado debido a lo poco que encajaba con los personajes presentados en su cerrado mundo. Incluso en el susodicho final de la primera temporada de la serie, se menciona como el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades en Francia estaba cerca de una cura, antes que se cortaran las comunicaciones y se desconociera el resultado.

The Walking Dead no ha sido muy dado a explorar el resto del mundo, con ciertas excepciones. En los cómics, el hermano de Rick se encuentra en Europa durante el momento en que estalla la pandemia, siendo salvado por una mujer con una maza; ambos escapan. Cuando Rick es disparado, antes del coma en el que cae, Jeffrey Grimes estaba en Barcelona, España.

Para Kirkman, no cambiaría mucho la trama si profundizaran en el virus. «Honestamente, si un científico de Washington se acercara a un personaje y le explicara por qué ocurrió todo, los personajes solo reaccionarían con un ‘Oh… de acuerdo.'»

La serie o series todavía tienen oportunidad de incluir elementos que no hicieron parte del finalizado cómic, y si alguna vez se nos contará cómo una espora espacial se regó por la atmósfera e infectó a todos los humanos de forma asintomática, pues depende de Kirkman. El problema es que eso implicaría explorar una cura, ahora sí en serio, y para eso solo tiene una respuesta: «sería un programa aburrido.»

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas