Conecta con nosotros

Tecnología

Probamos el Athlon 3000G, la nueva alternativa de bajo costo de AMD

¿Cuáles son las ventajas del nuevo procesador Athlon de AMD? ¡Descúbrelo en este artículo!

Publicado

el

El 2019 será recordado por los fanáticos del hardware como el año en el que AMD se atrevió a presentar propuestas más innovadoras y varias de sus tecnologías se desataron.

Hace unos meses reseñamos toda la serie Ryzen de AMD. Ahora probamos la gama de entrada para equipos de escritorio y experimentamos cómo la compañía ve el futuro de estos dispositivos. Hablamos del Athlon 3000G, un “casi” Ryzen que funciona como gama de entrada a la nueva generación de procesadores de escritorio de la compañía. Este “pequeño” lleva un poder de procesamiento de 3.5Ghz en sus dos núcleos junto a gráficos VEGA 3.

Una de las características más interesantes del Athlon 3000G es el mínimo consumo energético que tiene, con sus 35W para tener una frecuencia de gráficos de 1100Ghz y tres núcleos. Aún mejor, sus núcleos vienen desbloqueados para realizar overclock. Eso sí, hay que tener en cuenta que la arquitectura del dispositivo es Raven Ridge de 14nm y no Zen 2.

Junto al Athlon 3000G, también recibimos un “mini PC”: el HTPC Asrock DeskMini A300, un aparato que nos permite montar un PC en una caja de 15cm de largo y 8 de ancho.

El DeskMini A300 vino de fábrica con una fuente de poder externa de 120W y una tarjeta Wifi instalable junto a sus antenas, además de la motherboard y algunos conectores SATA. Ha de resaltarse que usa una memoria DDR 4 para laptops y tiene un puerto para un M2 Pci 3.0. La motherboard incluida es una miniITX con chipset AMD A300M-STX.

Le hemos instalado una RAM de 16GB (2×8) y un M.2 Samsung de 500GB, potencia suficiente para ver cómo funcionan aplicaciones del día a día y videojuegos.

Las pruebas con juegos

Antes de jugar, hicimos un par de benchmarks que ya son conocidos para nuestros lectores: el TimeSpy y el benchmark oficial de Final Fantasy XIV: Shadow Bringers.

Como es de esperar, este no es un procesador especialmente diseñado para alto desempeño. Es un dispositivo para realizar tareas de escritorio que con sus gráficos VEGA permite acercarse de forma “lite” a varios juegos. El CPU score de 1866 no está nada mal en comparación con el 3200G que reseñamos hace unos meses y que punteó con 2725.

Nuestra prueba con Shadow Bringers demostró que el APU apenas está listo para correr juegos tipo MMO recientes. Reduciendo los settings, el juego funciona apenas bien.

Conscientes de no estar empleando una tarjeta de alta gama como lo hicimos en pruebas con los Ryzen, hemos hecho pruebas con juegos actuales que tienen un modo multijugador.

Overwatch funcionó a 60FPS con una configuración de gráficos medios a resolución HD (1280x720p). Más arriba solo se puede jugar sobre los 30FPS.
Counter Strike GO a Full HD (1920x1080p) corrió a gráficos medios entre los 50 y 60 FPS.
El test de Fórmula 1 2019 logró superar los 30 FPS, pero es dificil que logre los esperados 60. En esta configuración el juego estuvo en 1280x720p. Realmente no esperábamos que siquiera lograra superar los 30 frames por segundo. ¡Bien por el 3000G!
Civilization VI es nuestro juego favorito para testear procesadores. El test que realizamos mide cuánto tiempo se demora procesando los 6 turnos del benchmark de IA. El juego estuvo por los 67,08 segundos en procesamiento. No tan alejado 41.75 segundos del Ryzen 3 3200G.

Para usarlo como equipo de trabajo, realmente hace una excelente labor. En las pruebas como equipo de oficina, durante las tres semanas que lo usamos, ha destacado por su fluidez en tareas con excel, para revisar diapositivas en PowerPoint y navegar. No ha sido tan bueno para gestionar descargas de archivos a gran velocidad y transferencia de archivos pesados.

En pruebas más detalladas, usamos el PCMark para ver cómo era el desempeño general con diferentes tareas que nos presenta este software de pruebas.

Pcmark test

En comparación con los equipos Ryzen, la puntuación no está nada mal en Productividad. Compitió con 5376 contra los 6351 del 3200G y se ve más ágil en edición de video.

Se viene la era de Minidesktops competentes

Es interesante el enfoque que Asrock le ha dado al DeskMini A300. El dispositivo es bastante silencioso y con excelente ventilación. No hemos visto que el Athlon 3000G haya sufrido por problemas de recalentamiento. El ventilador de fábrica no es especialmente ruidoso.

Destacan las conexiones USB-C, USB 3.0 y hasta un puerto display port de esta mini torre, que incluso trae conectores VESA para ajustar en la parte de atrás de un monitor.

Con un precio en Colombia de aproximadamente 220.000 pesos, este Athlon se perfila como un procesador ideal para aquellos que estén buscando la solución más económica y viable para empezar a tener su propio PC. El precio es realmente bueno para lo que ofrece y si se combina con el DeskMini A3000 podemos encontrar un equipo con un tamaño mínimo que seguramente ahorrará espacio en muchas oficinas y hogares. Eso sí, hay que añadirle el adicional de RAM de portátil que necesita y un SSD (preferiblemente un M2).

A pesar de sus limitaciones, el nuevo procesador de ultrabajo costo de AMD nos sorpredió por su eficiencia energética y poder. Si se está en la búsqueda de un equipo para trabajo de oficina decente y para jugar títulos como League of Legends, Free Fire y Age of Empires 2: Definitive Edition, además de algún que otro indie, esta es una opción ganadora que no debe desestimarse. Como nota final, en esta ocasión no realizamos overclock.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas