Connect with us

Publicado

en

Aunque todas las miradas este año han estado puestas en el iPhone X, un teléfono que se sale un poco de los planes de lanzamiento a los que nos tiene acostumbrados Apple, no hay que dejar de lado la nueva generación de teléfonos que para cierto tipo de usuarios –y hablamos de los jugadores– quizá sea una mejor apuesta.

Por algunas semanas precisamente hemos estado probando un iPhone 8 Plus y hemos podido conocer más de cerca algunas de las características vistas en la presentación de Apple de septiembre: el AR Kit, set de herramientas tanto de software como de hardware para darle más fuerza a la realidad aumentada; y Metal 2, la plataforma que optimiza las capacidades gráficas de los teléfonos de Apple. Así pues, en esta reseña nos enfocaremos en cómo funciona este teléfono para un ‘gamer’.

Un diseño elegante

El iPhone 8 plus sigue con la herencia de los anteriores modelos y mantiene un diseño muy similar al que nos presentaron desde el 6 Plus y 7 Plus. La diferencia, es el material que ha sido cambiado de aluminio a cristal. En nuestro primer contacto nos asustaba un poco que el teléfono fuese más frágil, la verdad es que ha tenido un par de caídas y aún sin un protector, no le ha pasado nada.

En cuanto al color, el modelo que hemos probado es el “oro”, que evoca más a un color champaña algo rosado y contrastan con los bordes y logos de Apple, que son completamente dorados, dándole mucha elegancia al conjunto como tal. Es un teléfono realmente elegante que sobresale a la vista por su atractivo color y acabados. Aunque en lo personal me decanto por los colores más oscuros de las anteriores generaciones.

El frente blanco del teléfono genera la sensación de que el tamaño del display o pantalla es mucho mayor de lo que es. De igual manera, pese a que la tendencia de los teléfonos está desplazándose a quitar los bordes y usar el espacio de adelante solamente para la pantalla, el iPhone 8 Plus sigue gozando de los bordes superior e inferior que se agradecen para tener un mejor agarre cuando una de nuestras prioridades son los videojuegos.

Hardware todo terreno

Pueda que en su exterior, el teléfono se puede confundir con uno de anterior generación, dentro de sus entrañas es toda una bestia en busca de desafíos. Durante la presentación realizada por Apple en septiembre nos enteramos que sus principales características técnicas empiezan por el nuevo chip, A11 Bionic de 6 núcleos que comparte con el iPhone X, su pantalla LCD IPS de 5.5 pulgadas que corre a una resolución 1080p (1,920 × 1,080) y una profundidad de 401 pixeles por pulgada.

Esta cantidad de números “crudos” del teléfono se han puesto a prueba en varios test de rendimiento de móviles, dándole 9983 puntos en el geekbench oficial, que en comparación con teléfonos de la misma gama (Samsung Galaxy S8) va muy por encima (5,723 marca el teléfono de Samsung). Este rendimiento teórico se puede ver reflejado con mayor fluidez entre las aplicaciones y su desempeño general, que hacen que el teléfono difícilmente se bloquee o trabe con cualquier app diseñada para iOS o principalmente (y nuestro favorito) videojuegos.

Una pantalla para jugar

Justamente esta temporada hemos visto la llegada de juegos como South Park: Phone Destroyer, actualización de Marvel: Contest of Champions y Sonic Forces. Tres títulos que hemos jugado hasta la saciedad en este teléfono y donde no hemos notado alguna caída de framerate tanto en juego local como en el caso del multijugador online que puede proveer el Sonic Forces. Todo esto se debe en parte, a la implementación de Metal 2, una plataforma de software que permite a los desarrolladores interactuar casi directamente con la GPU del teléfono.

El tener dos lugares para apoyar las manos son para un ‘gamer’ una fortaleza

De igual forma, probamos otros ya tradicionales de nuestro equipo, que siempre probamos en celulares: Hearthstone, de Blizzard, un consumidor excesivo de batería en otros teléfonos de Apple, que aquí apenas se siente, y Super Mario Run, juego que podría llegar a sufrir caídas de framerate en generaciones anteriores de iPhone.

El jugar en iPhone 8 Plus (o más bien, en la familia Plus) se siente muy cómodo en comparación a los otros teléfonos de Apple. El tamaño de su pantalla es muy similar al del PlayStation Vita, lo que permite abarcar más espacio en muchos juegos; el sonido estéreo del teléfono funciona de maravilla cuando no se dispone de audífonos. Como lo dijimos antes, el tener dos lugares para apoyar las manos son para un ‘gamer’ una fortaleza, aunque claro, si no se es un jugador empecinado, este espacio podría ser hasta considerado una molestia.

El único pero a la hora de jugar, sobre todo cuando se graba video o realiza streaming mientras juega, es que el teléfono tiende a recalentarse un poco, y sin llegar a niveles críticos si es perceptible la sensación. Eso sí, en sesiones de varias horas de juego, el teléfono no presenta ningún síntoma extraño más allá de dar a entender el uso intensivo de su procesador de video.

iOS 11: el gaming en iPhone es prioridad

Disponible para las generaciones recientes de teléfonos, el nuevo sistema operativo ha implementado cambios y entregado novedades en pro de mejorar las capacidades ‘gaming’ del teléfono: Ahora la tienda de aplicaciones le da un espacio propio a los juegos en iOS, diferenciándolos por completo de las aplicaciones. Estos ahora tienen sus propias subcategorías, tops y recomendaciones independientes del editor. Lo único que no parece cuajar aquí es el icono diseñado para la aplicación, un cohete.

Otra gran novedad de iOS 11 para los gamers y que pasó algo desapercibida para el público general es el Replay Kit 2, un conjunto de herramientas para desarrolladores que permiten realizar live streaming de juegos. Si bien esta característica fue presentada con iOS 10, el Replay Kit mejorado además viene con la capacidad de grabar nativamente lo que ocurre en la pantalla. De hecho, todos los videos que hemos usado en esta reseña se han grabado con esta utilidad de iOS.

Realidad aumentada para todos

El AR kit ha sido la plataforma creada por Apple para “tomar el toro por los cachos” de la realidad aumentada y aprovechar al máximo las capacidad del teléfono para que esta sea más creíble, y los elementos gráficos generados no solamente ocupen un lugar fijo en el espacio, si no que puedan de cierta forma interactuar con éste. Todo esto gracias a la cámara del teléfono, un nuevo modelo de giroscopio más preciso y el chip gráfico.

En las pocas semanas que se ha lanzado el teléfono ya se encuentran todo tipo de aplicaciones que usan estas capacidades. AR Measure Kit permite medir distancias en el espacio con precisión milimétrica, mientras que Magic Plan (que ya existía) crea planos de forma hiperrealista. En cuanto a lo que nos concierne –nuestros videojuegos– hemos encontrado alternativas que van más allá del simplista Pokemon GO, pero que sentimos, todavía tienen mucho camino por recorrer.

En primer lugar hemos probado The Machines, usado como demo técnica en la Apple Keynote de septiembre. Este juego está ambientado en una guerra moderna, para activarlo solo nos pedirá encontrar una superficie plana y su gameplay es muy similar al de un MOBA, como se puede ver en este video.

Apple ha dado el primer paso entregando un completo set de herramientas de realidad aumentada para acercar al consumidor final, sin embargo, los juegos AR todavía tienen mucho camino por recorrer.

Probamos también algunos otros juegos que vemos como curiosidades: ARise, un Monument Valley con realidad aumentada; AR Dragon, una mascota virtual que permite elegir a un pequeño dragón (y nosotros pintamos nuestro Spyro) y finalmente  Freeblade, un juego basado en el universo de Warhammer 40.000 que si bien no es completamente de realidad aumentada, permite hacer videofotografias de nuestros “Dreadnoughts”, destruyendo lo que hay a su alrededor.

Un dispositivo multimedia para trabajo y diversión

Más allá de ser una bestia técnica de jugar, el iPhone 8 Plus tiene todas las características que hacen del iPhone uno de los dispositivos móviles más versátiles que hay en la actualidad.

Si se trata de trabajar un poco y se usa Multimedia, sirve no solamente para tomar fotografías hasta cierto nivel “profesional”, sino para editar y capturar video en 4K de hasta 60 frames por segundo. Por esto mismo en GamerFocus hemos usado el teléfono como cámara de los últimos videos que se han producido en nuestra redacción, pues tampoco sufre de espacio por los 256 GB de almacenamiento que tiene (también hay un modelo de 64GB).

En el caso de fotografía, el tener dos cámaras, una gran angular y un teleobjetivo, más algunas manipulaciones de software hacen que se pueda crear el efecto de desenfoque selectivo, tan apreciado en las cámaras DSLR. Esto va acompañado por TrueTone, una tecnología de Apple que sirve para encontrar el “color real” de los objetos que se fotografían, en nuestra experiencia funciona muy bien en situaciones de buena iluminación, en poca luz no siempre es acertada.

Modo de fotografia normal con zoom 2x vs Modo retrato optimizado

Ahora, ¿cómo es el desempeño diario de este teléfono para un usuario avanzado? En nuestra opinión, un usuario avanzado es aquel que más allá de chatear y tomar fotos, también juega en sus desplazamientos –ejem, transmilenio–, revisa correo constantemente, usa llamadas y revisa redes sociales constantemente y aplicaciones como slack. En nuestro caso el teléfono aguanta un dia empezando con una carga completa y terminando con el modo de ahorro de energia. Eso si, a medida que más se juega, sobre todo juegos online como Hearthstone sobre la red de datos, la batería se reducirá más rápidamente.

Y aunque parece que hemos llenado el teléfono de halagos y solo le hemos encontrado virtudes, vale la pena aclarar que este análisis lo hemos enfocado en un consumidor que sea entusiasta de videojuegos o muchas aplicaciones multimedia. Quizá este teléfono no sea para una persona que lo usa solo para redes sociales o WhatsApp pues, además de la cuestión de tamaño, le estaría subutilizando. Finalmente el precio, del que ya hablamos en este artículo: el modelo de 256GB en Colombia tiene un costo aproximado de $4.000.000 COP, lo que lo hace un movil dificilmente accesible para la mayoria de la población.

Puede ser que el iPhone X sea el smartphone más avanzado de Apple, pero el iPhone 8 Plus se muestra como una opción más madura para aquellos que buscan un teléfono potente y para jugar. Su amplia pantalla LCD, su bordes que funcionan como soporte, su espacio de almacenamiento y su bestial potencia gráfica hacen de este teléfono la mejor propuesta costo/beneficio para aquellos que pretenden tener un iPhone como dispositivo móvil principal y de juegos portátiles.

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas