Síguenos en nuestras redes

Tecnología

El Model S de Tesla puede convertirse en bote por corto tiempo

El diseño del automóvil permite que pueda flotar en condiciones muy especiales y en intervalos de tiempo muy cortos.

Publicado

en

El diseño del automóvil permite que pueda flotar en condiciones muy especiales y en intervalos de tiempo muy cortos.

Tesla Model S

Hace unos días, el propiertario de un Tesla Model S subió a Youtube un video en el que él mismo aparece manejando su automóvil a través de una carretera inundada en Almatý, Kazajistán. En cuestión de horas el video se volvió viral y llamó la atención de muchísimas personas, vean ustedes:

Lo que se puede apreciar es que el Model S no tuvo problemas en atravesar la vía, totalmente inundada, y continuar su camino normalmente. El propietario del vehículo aseguró que el auto empezó a flotar y salió de la zona inundada navegando como un bote, literalmente hablando.

Tesla, la que tal vez sea la empresa más innovadora en el desarrollo de vehículos eléctricos, lanzó el Model S en 2012 y desde entonces es un producto estrella de la compañía. La próxima versión del Model S ofrecerá, además de sus ya bien conocidas y muy buenas prestaciones, un filtro HEPA (del inglés High Efficiency Particle Arrestance) que cerrará la cabina y filtrará el aire para prevenir a los habitantes del auto de partículas peligrosas en el aire (y por tanto, de ataques bioterroristas). Lo que nadie se esperaba es que este auto pudiese flotar.

Ante las especulaciones que se desataron por este video, Elon Musk (cofundador de Tesla Motors) hizo un tweet en el que confirma que efectivamente el Model S puede flotar, pero durante periodos cortos de tiempo:

«Definitivamente no recomendamos esto, pero el Model S flota bastante bien como para convertirse en un bote durante cortos periodos de tiempo. El empuje se logra gracias a la rotación de las ruedas».

Las baterias del Model S funcionan con litio, que al ponerse en contacto con el aire o el agua puede reaccionar de forma tal que genera combustión (y por ende fuego). Aún así, en el video se puede apreciar que el auto quedó intacto y totalmente funcional, lo que podría demostrar que todos los componentes relacionados con la batería y el motor se encuentran separados del ambiente. Sin embargo, el Model S no es un bote, es un automóvil, y seguramente tras durar largos periodos de tiempo sobre el agua, cambios de presión de este fluido y tal vez algún componente eléctrico harán que el automóvil colapse. Así que algunos de si ustedes son propietarios de uno de estos es mejor que no se pongan a emular lo que acaban de ver. Aún así, ya saben que este bello y potente automóvil eléctrico podrá sacarlos de un apuro tal como se ve en el video.

Fuente: Arstechnica.

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas