Síguenos en nuestras redes
scoob reseña scoob reseña

Cine y TV

¡Scooby! – Reseña

El Universo Cinematográfico de Hanna-Barbera da su primer paso, con huella de canino.

Publicado

en

El mundo del cine ha sufrido una revolución. Películas que debíamos ver en la pantalla grande han comenzado a abandonar sus fechas de estreno planeadas —debido al COVID-19—  para ser lanzadas directamente en servicios de ‘streaming’. Trolls 2: Gira Mundial encabezó esta iniciativa y su éxito ha hecho que otras sigan sus pasos. Entre ellas está ¡Scooby!, una película animada que —supuestamente— íbamos a ver en los teatros, pero ahora podemos verla en nuestros teléfonos.

¿Pero vale la pena hacerlo? ¡Scooby! es el regreso al formato fílmico de uno de los personajes más icónicos de la productora Hanna-Barbera. Con sus 50 años de historia a bordo, el perro gran danés llamado Scooby-Doo tiene la tarea de conquistar de nuevo a las generaciones que crecieron viéndolo en televisión y atraer a los niños y niñas que no han tenido el gusto de conocerlo. Veamos si lo logra.

La fórmula de los episodios de las múltiples series que ha tenido Scooby-Doo a lo largo de las décadas es simple, pero efectiva. Los miembros de Mystery Inc. —Fred, Velma, Daphne, Shaggy y Scooby— investigan un misterio paranormal. La cobardía de estos dos últimos genera situaciones graciosas y luego descubren que el monstruo o fantasma de turno era alguien usando una máscara. En ocasiones, habían elementos sobrenaturales reales.

Inicialmente, parece que ¡Scooby! seguirá este formato. La aventura comienza como una historia de origen. El encuentro de Shaggy y Scooby resulta bastante emotivo y luego descubrimos cómo conocieron al resto del equipo y resolvieron su primer misterio. Después de eso, se convierte en una especie de película de superhéroes —ya saben, lo que está de moda— que combina a múltiples personajes de Hanna-Barbera en el que, obviamente, pretende ser el comienzo de un ‘universo cinematográfico’ al estilo de Marvel.

Scooby reseña

Este concepto busca satisfacer tanto a los fanáticos veteranos del estudio como a los niños pequeños que son su público objetivo. A los primeros les da gusto con toneladas de ‘fanservice’ y referencias no solo al mundo de Scooby-Doo, sino a los montones de series de la productora, desde Hong Kong Phooey hasta Los Picapiedra.

De hecho, ¡Scooby! cuenta con la presencia de múltiples personajes que no necesariamente relacionamos con Mystery Inc. en roles muy importantes. Por ejemplo, el villano es Pierre Nodoyuna, de Los Autos Locos (también conocido como Dick Dastardly o ‘el Barón Rojo’), y los protagonistas se alían con Fabulman (no es su primer crossover juntos), Dyno-Mutt y Dee Dee Skyes, de Los Ángeles Adolescentes. Hay otro genial cameo que, tristemente, fue ‘spoileado’ en el material promocional.

Ya que hablamos de cameos, la historia es puesta en marcha por la incomprensible presencia de una celebridad que quiere invertir en Mystery Inc., pero que no encuentra la razón por la que los cobardes Shaggy y Scooby son miembros de la empresa.

Eso causa una ruptura en el equipo que los separa durante casi toda la película. Por si fuera poco, el grupo se fragmenta aún más debido a una ‘pelea’ entre el perro y su mejor amigo. Por otro lado, también tenemos a un Fabulman que no cree estar a la altura de su legado y un plan secreto que busca abrir la puerta al inframundo para liberar una poderosa criatura mitológica.

Scooby análisis

Tantos elementos mezclados complican innecesariamente una trama que debería permanecer simple. En consecuencia, solo Shaggy y Scooby tienen un arco argumental satisfactorio. Suponemos que ese no es un gran problema, pues nadie va a ver ¡Scooby! buscando personajes complejos. Lo que quieren es pasar un rato divertido con muchos chistes. Este sí puede ser un problema.

Como ya dijimos, el público objetivo del filme son niños y niñas pequeños. El desarrollo está lleno de bromas visuales, mucho color y momentos de acción que seguramente los van a tener muy entretenidos y pegados a la pantalla. La gran mayoría de chistes son simples y pueden ser descritos como ‘chistes de papá’. La ‘broma’ sobre Netflix que pueden ver en el tráiler es un buen ejemplo de estos. Si eso los hace reír, es posible que pasen un muy buen rato viendo ¡Scooby!. Si no, ya saben qué esperar. También hay muchos chistes relacionados con la cultura popular que ya se sienten pasados de moda.

Un elemento de esta película que sí resalta es la calidad de su animación y diseños de personajes. La ‘traducción’ de la animación en 2D al CGI no podía ser mejor y todos los miembros de Mystery Inc. conservan su carisma. Detalles como el movimiento del cabello de los personajes resultan increíbles. Esta es la razón por la que resulta algo triste que filmes como este sean lanzados directamente en ‘streaming’ en lugar de llegar a la pantalla grande. En ese formato se apreciaría mucho mejor el fantástico trabajo de los animadores. 

Scooby crítica

Dicho esto, hay otros elementos técnicos que no funcionan igual de bien. Los escenarios, a pesar de su colorido, están llenos de texturas planas y poco interesantes.

Debemos concluir que ¡Scooby! no es una gran película. Los fanáticos de Hanna-Barbera disfrutarán con las referencias y los niños van a pasar una hora y media entretenidos, pero no es muy probable que sirva para crear nuevos fanáticos de la franquicia. La trama es olvidable, la mayoría de los chistes no van a funcionar en un público adulto y el ‘crossover’ de personajes resulta forzado. Sin embargo, es seguro que Warner Bros. va a llevar este experimento hasta sus últimas consecuencias. Ya veremos qué se ingenian para seguir mezclando estos legendarios personajes en las inevitables películas siguientes.

¡Scooby!
2.7/5 Nota

Pueden ver ¡Scooby! En iTunes, Vudu, Amazon Prime y, próximamente, en Google Play.

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas