Síguenos en nuestras redes

Videojuegos

Pokémon Mystery Dungeon: Rescue Team DX – Reseña

El primer ‘remake’ de un spin-off de Pokémon retoma los calabozos aleatorios pero con nueva capa de pintura.

Publicado

en

Cuando las primeras ediciones de la serie alterna Pokémon Mystery Dungeon llegaron en 2006 como Blue Rescue Team (DS) y Red Rescue Team (GBA), hubo una extraña pero interesante recepción en el concepto, ya que tomaba a las mismas populares criaturas hasta la tercera generación y les daba la oportunidad de luchar en un nuevo concepto de calabozos más alejado del RPG tradicional.

Tenía su encanto poder controlar directamente a los Pokémon (siendo uno de ellos) y no por medio de un entrenador, además los ‘sprites’ eran suficientemente atractivos y estaba la compatibilidad entre DS y GBA por medio de contraseñas o con cartuchos para consolas DS/DS Lite, aunque el juego era básicamente el mismo.

Pero con el tiempo caía en lo monótono, algo que con el género de ‘dungeon crawl’ o ‘roguelike’ suele ocurrir más rápido de lo habitual. De igual forma llegaron unas secuelas para DS bajo los títulos Explorers of Time/Explorers of Darkness y un tercer juego con nuevas misiones y características (al estilo de la línea principal), Explorers of Sky, el más laureado de la franquicia. Sin embargo el concepto de juego permaneció intacto.

Tras una terna para WiiWare exclusiva de Japón que compartía los diseños de My Pokémon Ranch, el ‘spin-off’ aterrizó en 3DS con solo una entrega por primera vez, Gates to Infinity, que presentaba gráficas poligonales en 3D pero fue un producto significativamente inferior a sus antecesores. Más adelante la portátil recibiría Pokémon Super Mystery Dungeon con todos los 720 Pokémon “descubiertos” hasta la fecha.

Spike Chunsoft no busca alterar la tradicional fórmula de ninguna manera y más bien resucita las raíces con Pokémon Mystery Dungeon: Rescue Team DX para Switch, un ‘remake’ de los primeros juegos para GBA/DS y especialmente el primer ‘remake’ de un ‘spin-off’ de Pokémon. Ya que la diferencia en aquellos solo radicaba en la plataforma portable, ambos títulos fueron fusionados en una sola edición «de lujo» para el sistema híbrido de Nintendo.

Al igual que en la versión original, la historia gira alrededor de un humano que ha sido convertido en un Pokémon (elegido entre varios por el jugador) y perdido su memoria, despertando en un lugar donde los Pokémon conviven en total libertad. En el mundo de Mystery Dungeon los Pokémon viven en comunidades y se relacionan entre sí cual Animal Crossing, solo que con un poco más de aventuras a cargo de grupos de rescate. Esto debido a frecuentes accidentes causados en apariencia por la fuerza de la naturaleza.

Pero antes de desenvolver progresivamente la historia hay una enorme cantidad de calabozos por explorar, en escenarios que aunque son generados aleatoriamente y nunca llegan a ser iguales, tampoco consiguen ser muy diferentes y hacen de la labor una experiencia familiar todo el tiempo. La jugabilidad no ha cambiado mucho, excepto por los menús y el uso de más botones como atajos, mientras que la presentación con un estilo visual inspirado en acuarelas encaja a la perfección.

En cada piso de los calabozos encontramos Pokémon salvajes enemigos, objetos y trampas. Los enemigos solo se mueven cuando el jugador lo hace, lo que motiva a pensar con más cuidado cada desplazamiento del equipo. Cada Pokémon posee sus cuatro ataques designados y estos son limitados igualmente por PP, además pueden combinarse con los de sus compañeros de manera temporal para golpear a un enemigo en un poco equitativo todos contra uno. La estrategia es clave para la victoria, pues en ocasiones es mejor desperdiciar un turno para que el contrincante se acerque y así poder propinarle un primer y fuerte ataque.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aunque al desplazarse por los calabozos los Pokémon se curan lentamente, estas criaturas sufren de hambre y necesitan de las manzanas, bayas o semillas que encontremos en el camino para satisfacerlos. El uso de objetos recolectados o comprados es indispensable para salir avante de las diferentes batallas, ya que estados como confusión, envenenamiento, quemaduras o sueño también se adquieren con facilidad. Algunos orbes y objetos equipables por otro lado brindan ventajas tácticas en los calabozos. Una gran parte del éxito en Pokémon Mystery Dungeon involucra la buena administración de objetos.

En caso que el jugador sea derrotado al interior de un calabozo, pierde todos los objetos y dinero en posesión, a menos que opte por esperar una misión de rescate. Dichas misiones pueden ser solicitadas a través de contraseñas o internet (Nintendo Switch Online). Al igual que en 3DS, también es posible rescatarse a sí mismo, si es que eso tiene sentido. Mientras la ventaja de ser rescatado es no perder los objetos y el dinero, los rescatistas reciben recompensas por su trabajo.

Es cierto que sin humanos al lado, los Pokémon son libres de demostrar unas personalidades sumamente llamativas o incluso dejar ver el potencial de Pokémon que no parecían tan valientes. El problema es que esto tendría más eco si al género de calabozo se le añadiera un poco más de acción, pues la rutina en la que cae el ‘roguelike’ no permite apreciar la evolución de los personajes.

Sin referirnos a evolución literal sino más bien desarrollo, valga decir, porque las Megaevoluciones por lo menos vuelven a estar presentes. Incluso se pueden encontrar Pokémon variocolor. En el caso de las evoluciones tradicionales para miembros del equipo, estas no ocurren a lo largo de la historia principal sino hasta una vez derrotado el jefe final, tras el cual se abren nuevas misiones de rescate con otros legendarios jefes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una función de auto-juego ha sido añadida a este ‘remake’ para utilizar de forma opcional con solo presionar L en cualquier calabozo, desactivándose al encontrarse con un enemigo o presionar otro botón. Esto ahorra el recorrido en secciones del calabozo pero escoge las rutas al azar. No que sea algo necesario, ya que los mismos calabozos pueden llegar a ser generosos al ubicar la escalera que nos lleva al siguiente piso, muy cerca de nuestro punto de entrada.

De esta manera nos encontramos con un muy bonito ejemplar, un vistoso juego que los más jóvenes pueden disfrutar como una forma alterna de jugar con Pokémon, sin tener que ponerlos a pelear por el placer de sus entrenadores. Pero también un título al que el peso de 15 años no le ha permitido ir más allá aparte de mejores gráficos, dedicados diseños o un estilo de juego que no está hecho para sesiones largas, sino que se desenrolla paulatinamente, por pedazos similares entre sí.

Si un calabozo fuese como un pastel, cada piso solo sería una tajada con trozos de fruta ubicados en diferentes lugares, pero al final el mismo pastel. Y bueno, no vives de pasteles.

Pokémon Mystery Dungeon: Rescue Team DX
7.3/10 Nota
Lo que nos gustó
-Bonito diseño visual basado en acuarelas.
-Mejoras en la ejecución de acciones/menús al contar con más botones.
-Libre elección de Pokémon líder y compañero.
-Un mundo Pokémon sin humanos.
Lo que no nos gustó
-Calabozos sin muchas diferencias entre si.
-Ciertas misiones de rescate algo irrelevantes.
-Rejugabilidad forzada.
En resumen
Pokémon Mystery Dungeon: Rescue Team DX se encuentra en un punto medio respecto a los 'spin-off' de Pokémon. Las personalidades y diálogos que exhiben los Pokémon es algo carismático y entretenido, pero la jugabilidad rápidamente cae bajo su propio peso en un ritmo agobiado por la rutina. El sistema de batalla aporta su toque estratégico, pero es el vacío de los calabozos lo que hace que el único objetivo de interés sea buscar la escalera de escape en cada piso.

Reseña hecha con una copia digital de Pokémon Mystery Dungeon: Rescue Team DX para Nintendo Switch brindada por Nintendo of America.

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas