Connect with us

Cine y TV

Frozen 2 – Reseña

La primera aventura de Elsa y Anna fue un fenómeno inesperado. ¿Disney será capaz de repetir su éxito llevando a las protagonistas a un bosque encantado?

Publicado

en

No es usual que Disney haga una secuela de una de sus películas animadas, al menos no para que la veamos en cine. Es verdad que Cenicienta, El Rey León, Aladdín, La Sirenita y otras de las más populares obras de la casa de Mickey Mouse tienen segundas y hasta terceras partes. Sin embargo, a diferencia de las secuelas de Pixar, estas son películas de dudosa calidad hechas para el mercado ‘directo-a-video’.

Frozen es una de las pocas excepciones con una segunda parte en la gran pantalla. La película de 2013 se convirtió en uno de los filmes más taquilleros de todos los tiempos y un verdadero fenómeno cultural. Hasta en la calle podíamos encontrar niñas cantando Libre Soy a todo pulmón. No es raro, ya que esta fue una historia con personajes muy carismáticos que subvirtió los clichés de las ‘princesas Disney’.

Es una lástima que esta esperada secuela no esté a la altura de la original.

Frozen 2 se desarrolla varios años después de la primera. Elsa sigue siendo la reina de Arendelle y su hermana Anna continúa su noviazgo con Kristoff, que se encuentra dispuesto a pedirle matrimonio. Los problemas llegan cuando Elsa, atraída por un extraño canto, ‘despierta’ el poder de espíritus elementales que arrasan con el reino. La solución a esto parece estar en Ahtohallan, un bosque encantado que puede contener el secreto sobre los poderes de Elsa y revelaciones sobre sus padres.

Gran parte del encanto de Frozen está en sus personajes y estos siguen siendo tan divertidos y entrañables como siempre. Olaf es genuinamente gracioso, la relación entre Anna y Elsa es muy tierna y no nos vamos a cansar de verlos. La película los lleva a un nuevo escenario otoñal, muy diferente al blanco mundo de solo nieve de su antecesora. El trabajo de animación es espectacular y deslumbra sobre todo en los efectos que logra con el hielo, agua, viento y fuego. Es visualmente deslumbrante.

Entonces, ¿por qué digo que no está a la altura de la primera? Más que nada a causa de la nueva historia. Esta nueva aventura no resulta nada original. Las revelaciones que hace sobre el pasado de Elsa, Anna y su familia son aburridas, innecesarias y predecibles. Es más que suficiente para mantener a la audiencia entretenida, pero no se puede comparar con lo sorprendente que resultó la anterior. Alcanza a presentar temas interesantes sobre protección ambiental, trato a comunidades indígenas y colonialismo, pero no profundiza. Las nuevas revelaciones sobre la magia no tienen reglas detrás de ellas, lo que hace que muchos eventos se sientan carentes de lógica.

Su desarrollo también resulta decepcionante y parece sacado de las más básicas aventuras de juegos de rol. El tema de los espíritus elementales recuerda a los primeros Final Fantasy. Espero que esto al menos sea aprovechado para que hagan un buen videojuego basado en la película. Es absurdo que la popularidad de Frozen solo haya dado para juegos móviles de puzles y el mediocre Olaf’s Quest.

Los personajes también sufren un poco. Los nuevos miembros del elenco apenas tienen desarrollo y Kristoff es relegado a un papel cómico. Se nota que los guionistas debían tenerlo en la película, pero no encontraban un buen lugar para él. Al menos le dieron una canción llamada Sin tu luz, la cual imita el estilo de las baladas románticas de los años ochenta de forma bastante hilarante.

Aunque el trabajo de doblaje que escuchamos en la versión para Colombia es muy bueno, especialmente gracias a Romina Marroquín como Anna, se nota que muchos detalles se perdieron en la traducción. Esto es algo que también pasó en Frozen.

Algo que muchos fanáticos esperaban ver en Frozen 2 era una novia para Elsa. El subtexto de la primera película convirtió a este personaje en un ícono LGBTI y hubiera sido interesante que lo hubieran vuelto algo oficial. Lamento decepcionarlos. Aunque el subtexto se mantiene —Elsa es atraída al bosque encantado por una voz femenina a la que ella misma se refiere como ‘una sirena’—, ella sigue soltera. Supongo que una protagonista femenina independiente no está tan mal.

Como cabía esperar, las nuevas canciones son excelentes. Cuando sea mayor, de Olaf, está llena de buenos chistes visuales y Muéstrate tiene tal grandiosidad que parece que querían convertirla en la nueva Libre Soy. Es una excelente canción, pero será difícil que logre opacar el éxito de la otra. El lujo musical está bien complementado con los espectaculares vestidos que lucen Elsa y Anna, los cuales no tienen nada que envidiar a los atuendos más lujosos de las pasarelas europeas.

Otro aspecto que vale la pena destacar son las secuencias de acción. Sería una pena que Elsa no luciera sus increíbles poderes y aquí le dan varios momentos para ello. Aunque estos son algo cortos, resultan emocionantes y uno de ellos, en el que se enfrenta a un espíritu de agua, no tiene nada que envidiar a una película de Marvel.

Frozen 2 es una buena película. Es una aventura sencilla con mucha magia y amor que sin duda encantará a los niños, pero los adultos y quienes han crecido con la primera historia de Anna y Elsa seguramente esperaban algo con más sustancia. Frozen puso de cabeza los cuentos de hadas, pero Frozen 2 es otro cuento de hadas más.

Podemos ver Frozen 2 en los cines de Colombia desde el 21 de noviembre de 2019.

Frozen 2
3.3/5 Nota
Advertisement
1 comentario

1 comentario

  1. nemirc

    noviembre 30, 2019 en 0:52 am

    «Algo que muchos fanáticos esperaban ver en Frozen 2 era una novia para Elsa. El subtexto de la primera película convirtió a este personaje en un ícono LGBTI y hubiera sido interesante que lo hubieran vuelto algo oficial. Lamento decepcionarlos. Aunque el subtexto se mantiene —Elsa es atraída al bosque encantado por una voz femenina a la que ella misma se refiere como ‘una sirena’—, ella sigue soltera. Supongo que una protagonista femenina independiente no está tan mal.»

    Yo creí que un personaje femenino no se debía definir por su interés amoroso… ahora resulta que «¿por qué la tienen que hacer soltera en lugar de hacerla lesbiana? porque al parecer que Elsa sea soltera no es tan bueno como si fuera lesbiana» Al final no son tan distintos a «los machos machistas»: siempre reducen a las mujeres a sus intereses amorosos; solo cambian el género de dicho interés amoroso…

Deja tu comentario

Además no te pierdas

A %d blogueros les gusta esto: