Connect with us

Cine y TV

Jumanji: El Siguiente Nivel – Reseña

El regreso a la jungla trae nuevas complicaciones, cada una más divertida que la anterior.

Publicado

en

¿Recuerdan Jumanji? ¿La película de 1995 protagonizada por Robin Williams? Es uno de esos filmes que aquellos que crecimos durante esa época recordamos con cariño, pero cuyos defectos resaltan al verlo hoy en día. Está lleno de efectos especiales mediocres y un desarrollo muy irregular que pone una carga muy alta en la actuación de Williams para sostenerse.

Es un milagro que nadie hubiera intentando hacer un ‘remake’ o secuela por más de 20 años. En 2017 recibimos Jumanji: Bienvenidos a la Jungla. Esta aventura  —protagonizada por Dwayne ‘La Roca’ Johnson, Karen Gillan, Jack Black y Kevin Hart— no parecía ser más que un intento descarado de apelar a la nostalgia que produce el nombre. También parecía controversial que cambiara tantos elementos claves de la original, como transformar a Jumanji en un videojuego antiguo en lugar de mantenerlo como un juego de mesa.

A pesar de las dudas, Jumanji: Bienvenidos a la Jungla resultó ser una gran comedia para toda la familia, con geniales actuaciones y mucha diversión. Se convirtió en uno de los filmes más taquilleros de ese año, asegurando la existencia de la secuela que finalmente llegó a los cines de Colombia.

Jumanji: El Siguiente Nivel trae de regreso a los protagonistas de la anterior película. Gracias a la experiencia vivida dentro del videojuego, la mayoría de ellos se han convertido en mejores personas y actualmente gozan de la vida universitaria y nuevos proyectos de vida… Todos menos Spencer.

Cuando estuvo en «Jumanji», él era el Doctor Smolder Bravestone (Dwayne Johnson) un valiente e imparable explorador que le enseñó a dejar los miedos atrás. Sin embargo, su vida después del colegio le ha resultado frustrante y desea volver a sentirse poderoso. Decide reconstruir la antigua consola y volver a «Jumanji». Sus amigos, al enterarse, deciden seguirlo para salvarlo, pero las cosas han cambiado dentro del juego.

La gracia de esta secuela es que la mayoría de personajes no vuelve dentro de los mismos avatares que habían encarnado en la película anterior. Martha vuelve a ser la ágil Ruby Roundhouse (Karen Gillan), pero el enorme Refri ahora debe ser el Profesor Oberon (Jack Black). Los roles del Doctor Bravestone y ‘Mouse’ (Kevin Hart) les corresponden al abuelo de Spencer (Danny DeVito) y su amigo Milo (Danny Glover), que han sido absorbidos al juego por accidente. Bethany se queda en el mundo real y debe buscar la forma de ayudar desde allí a sus amigos.

Ver a ‘La Roca’ tratando de imitar las expresiones y manerismos de DeVito es hilarante, mientras que Hart hace un trabajo perfecto comportándose con la calma y sobriedad de Glover.

Esto se presta para una nueva dinámica de personajes bastante graciosa. Martha debe lidiar con un par de ancianos que no saben qué está pasando y con un Refri cada vez más frustrado por tener que encarnar un personaje que le gusta aun menos que el anterior. Las cosas se complican más cuando aparecen nuevos e inesperados avatares, creando más complicaciones y situaciones graciosas. Este es el punto fuerte de la película.

Con algo de suerte, las constantes risas que provoca Jumanji: El Siguiente Nivel nos distraerán lo suficiente de sus defectos. La historia que cuenta no es muy interesante y su resolución es poco satisfactoria. El dilema de Spencer se soluciona con un par de líneas de diálogo y no se nos dan razones válidas en el filme para justificar un desarrollo de personaje. Más intrigantes resultan los dos ancianos y su relación, la cual sí evoluciona a lo largo de la película. Además, ellos dos son la causa de las risas más fuertes.

La historia ‘dentro’ de «Jumanji», la cual los enfrenta a un nuevo villano para recuperar una joya mágica, no es más que puro relleno. Es triste que no se aproveche ésta para reflejar las necesidades de los personajes. La excusa es que este es un videojuego retro y, como tal, su historia no es necesaria. Lo que importa son las persecuciones de avestruces, resolución de acertijos y escapes a través de laberintos de puentes. Todo esto existe porque… básicamente porque así eran los videojuegos antes.

Aunque estas escenas de acción resultan bastante entretenidas, no son especialmente novedosas. Los efectos especiales tienen menos calidad de lo esperado. El guión tiene problemas para darle una buena utilidad a los personajes que encarnan avatares de soporte, algo que resultará frustrante para cualquiera que sepa cómo funciona un videojuego real.

Otra novedad es que hay momentos en que los personajes pueden intercambiar el avatar que usan en el juego. Aunque esto se presta para un par de buenos chistes, no se aprovecha tanto como debería. Llega el momento en que las cosas regresan al ‘status quo’ y nos hace preguntar qué otras combinaciones de personalidades hubiéramos podido ver. Es una verdadera lástima que esto no se explorara más.

De hecho, son varios los elementos con potencial que hacen acto de presencia, pero que son totalmente desaprovechados. Por ejemplo, en esta ocasión el Dr. Bravestone tiene una debilidad, pero solo sirve para hacer un chiste en una escena y luego es olvidada.

Pero estos defectos no son en realidad un problema. La gracia de ver estos actores haciendo algo diferente, divirtiéndose con sus papeles y demostrando la química que existe entre ellos es suficiente para pasar una tarde divertida. Además de hacer una nueva y oscura referencia al filme de 1995, Jumanji: El Siguiente Nivel termina dejando la puerta abierta a una tercera parte. Esta podría llevar la franquicia a un lugar muy divertido, aunque familiar. No me molestaría ver otra vez a este tremendo elenco en una nueva Jumanji dentro de un par de años.

Jumanji: El Siguiente Nivel
3/5 Nota
Advertisement
1 comentario

1 comentario

Deja tu comentario

Además no te pierdas

A %d blogueros les gusta esto: