Síguenos en nuestras redes

Publicado

en

No para que los veteranos se escandalicen con esto, pero es necesario entender que las generaciones cambian y no solamente nos referimos a consolas. Lo que hace más de 30 años era uno de los juegos más queridos por el público, de los que ayudó a popularizar el ‘código Konami’ para obtener vidas extra y así completarlo con mayor facilidad, es hoy una pieza arcaica para los más jóvenes que representa un verdadero infierno digital.

Un título cooperativo donde dos musculosos y pixelados súper soldados son enviados a desmantelar una invasión alienígena en el Achipiélago Galuga, cerca a Nueva Zelanda, desde donde la organización Red Falcon aspira dominar el mundo. Nada de esto se nos narra al comienzo del juego en la jungla de Galuga, porque las limitaciones de la época no se permitían esos lujos como las escenas cinematográficas de los juegos de hoy.

Pero mientras los adolescentes actuales son expertos en el género ‘Battle Royale’ y otros FPS, Contra es uno de esos títulos que significan en su mayoría un reto imposible de superar, incluso con compañero a bordo. La lluvia de balas, la abundancia de soldados y las «horribles gráficas» resultan obstáculos abrumadores, esto mientras se preguntan cómo es posible que un puente explote y los protagonistas naden.

Los viejos jugadores mientras tanto, sonríen en sus mecedoras mientras recuerdan el arma que disparaba una suerte de globos rojos en la pantalla, la más poderosa de todas con una gran ‘S’ como estandarte.

Fuente: React YouTube

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas