Conecta con nosotros

Videojuegos

Battlefield 1 – La reseña

La Primera Guerra Mundial fue implacable y así lo demuestra el nuevo título de DICE.

Publicado

el

DICE llegó este año con una disparatada premisa: avanzar en el futuro de la saga Battlefield devolviéndola al pasado. Es de agradecer a ese estudio aficionado a la historia poner en el radar de los videojuegos una de las épocas menos mencionadas en los productos bélicos: La Gran Guerra o Primera Guerra Mundial.

Olvidándonos de Hardline, desde Battlefield 1942 la premisa de esta serie de juegos siempre ha sido meter al jugador en el campo de batalla, mostrar la crudeza de la guerra y cómo la estrategia gira en torno a los vehículos, el tipo de ejército, armamento y el conocimiento del terreno.  Ningún título de esta franquicia ha huido a esta premisa y Battlefield 1 intensifica algunos componentes que tocarán fibras en muchos jugadores.

La primera guerra mundial se caracterizó por ser la primera guerra de alcance global, dejó más de 38 millones de muertes y duró cuatro años, transformó el mapa geopolítico de todo un continente y por primera vez contó con armas que nunca se vieron en otras guerras: vehículos motorizados aéreos y navales, guerra química y metralletas, armas de gran poder destructivo. También fue la despedida a otros clásicos de las guerras: los caballos, las espadas y las híbridas bayonetas. Este “cóctel” de elementos dispares ha funcionado de maravillas para DICE, que ha sabido trasladar todos estos elementos al videojuego.

Battlefield 1 presenta un combate cuerpo a cuerpo visceral donde cada momento en el campo de batalla cuenta y donde dar un mal paso significa morir en un instante. Si no es un jugador experimentado, las primeras horas en el modo multijugador serán traumáticas para los principiantes, que solo verán cómo mueren y mueren, y vuelven a morir, sin saber quién los atacó o por qué fallecieron.

Lo más recomendable es empezar por la campaña del juego que también sirve como una buena lección de historia llena de curiosidades y uno que otro secreto. Denominada “Historias de guerra”, la campaña presenta cinco momentos distintos donde se vivirá la Gran Guerra desde una perspectiva diferente: ya sea como un aviador británico, hasta un muyahidín del Imperio Turco Otomano, viviendo una aventura casi que sacada de Lawrence de Arabia. Las misiones son muy variadas y cada una de estas historias de guerra también servirán como tutorial, para aprender a manejar los vehículos y armas que están disponibles antes de lanzarse a probar el implacable modo multijugador.

El multijugador es el corazón de Battlefield 1 y así está orientado en sus menús. Además de los tradicionales modos Conquest, Assault y Team Deathmatch, el juego cuenta con dos nuevos modos. Uno es ‘Palomas de guerra’, que simplemente pone a dos ejércitos a buscar… palomas mensajeras; y la adición más importante, ‘Operaciones’, que es una especie de campaña multijugador donde se retoman escaramuzas importantes de la guerra con algunos «¿Qué pasaría si?», aquí se combinan varios modos de juego y una partida fácilmente puede durar mas de una hora, ya que además del combate, tiene introducción a lo History Channel de cómo atacará un ejercito y cómo se defenderá otro.

battlefield-1-4

En la jugabilidad, este Battlefield ha tomado prestadas varias mecánicas de Star Wars Battlefront (2015) que para jugadores experimentados no son del mayor agrado. Sobre todo en el manejo de armas, que aunque más variadas, se sienten más parecidas a las de Battlefront que a otras entregas de Battlefield: alto recoil, poca personalización y lenta velocidad para recargar. Los mapas también tienen un aire a este título debido al diseño, donde priman muchos pasadizos angostos, pocos lugares seguros para cubrirse y muchos pasillos para emboscar a los rivales. Battlefield 1 en cierta forma tiene también sus propios héroes, pues en los mapas algunas veces aparecerán de forma aleatoria algunas cajas que al recogerlas ofrecen algunos “súperpoderes”, como una gran armadura y un lanzallamas o una ametralladora.

Puede que Battlefield 1 no se sienta tan similar a las anteriores entregas, pero sin duda conserva la esencia de estas. Los tanques bien usados son máquinas de muerte; los aviones, aunque muy poco maniobrables, son bastante divertidos; al igual que las motos y jeeps; eso si, se extrañan vehículos como los helicópteros. Las clases en esta edición están bastante niveladas, ahora un asalto se enfoca también en destruir tanques y un médico también puede actuar como explorador.

Los caballos son una de las grandes adiciones a la serie, este “vehículo” de cuatro patas puede parecer ineficiente en un comienzo ya que deja desprotegido del todo al jinete, pero en realidad resulta ser una de las opciones más eficaces (y divertidas) para acabar con grupos de enemigos en el campo de batalla, en especial si se usa con la espada. Otro par de adiciones que solo se ven en esta época clásica pasan por la bayoneta, que resulta ser una última opción para el jugador cuando va a morir; y el gas tóxico, que sacará enemigos de trincheras o los distraerá, obligándolos a ponerse una máscara que disminuye su campo de visión y mira.

battlefield-1-2

Todo esta acción de hasta 64 jugadores se ha visto apalancada por el gran poder de Frostbyte, el motor gráfico de DICE que le da un estilo “Michael Bay” al juego, con explosiones increíbles, grandes sonidos de balas, gritos y mucho polvo por todos lados. Para el observador el juego es muy vistoso y para el jugador, es de gran inmersión cuando está acompañado de los increíbles sonidos de armas que brinda. Quizás la experiencia se rompe cuando se escucha la voz medio robotizada –también heredada de Battlefront– cuando se pierde un punto, se gana o se va perdiendo la partida.

La conectividad online del multijugador, al menos en la versión de PS4, es sólida. Se nota el gran trabajo del equipo de DICE para no repetir la mala experiencia de Battlefield 4. Lastimosamente algo que si hace falta es más variedad en los escenarios, ya que en su estado actual adolece de mapas y no vale la excusa de que con Battlefield Premium se tenga acceso a más, ya que este season pass igualmente obliga a pagar más.

El progreso de las clases es un poco distinto a anteriores entregas, donde antes tocaba jugar muchas partidas con cada una para desbloquear ciertos dispositivos, lo que para muchos jugadores terminaba siendo frustrante. En esta entrega ahora se ha creado ‘warbonds’, una especie de moneda ingame que sirve para comprar algunas mejoras entre todas las clases a medida que se sube de rango, lo que permite a los jugadores especializarse más en sus favoritas. Aunque existen también rangos de clases, las armas de estos son relativamente pocas.

battlefield-1-7

En Battlefield 1 se echa de menos la personalización de armas, si bien se pueden modificar la mira y zoom de algunas, esto es mínimo a lo acostumbrado en otras entregas. Esta vez EA ha agregado personalizaciones cosméticas que resultan ser básicamente una excusa para introducir microtransacciones. Para conseguir personalizar los diseños de las armas, hace falta conseguir los recordados Battlepacks que ya vimos en BF4.

Mas allá de Battlefield 1, ha resultado llamativo cómo DICE empieza a crear una “experiencia Battlefield” desde el menú del juego, que se ha tornado más directo y enfocado a cada sección, quizá –de nuevo– evocando la experiencia de Battlefront. Ahora en el lateral izquierdo cuando se desplaza en el menú salen todos los juegos de Battlefield, para que cambiar entre la Primera Guerra Mundial, el combate moderno y la acción policial, solo sea cuestión de moverse en un menú unificado.

Battlefield 1 es una lección de historia y todo un acierto de su equipo desarrollador. La época elegida, los vehículos y los combates lo hacen un juego muy entretenido, eso sí, se necesita darle tiempo para poder disfrutar su modo multijugador que no es amigable con los novatos, e invertir más dinero para tener acceso a mayor contenido. Si se tiene la paciencia y se prueban todas las opciones que presenta el nuevo juego de DICE, la gran recompensa será poder disfrutar uno de los mejores títulos del 2016.

 

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas