Connect with us

Juegos

Mass Effect: Andromeda, dos años después

El cuarto juego de la saga Mass Effect no tuvo un buen recibimiento cuando fue lanzado. ¿Vale la pena jugarlo ahora?

Publicado

en

BioWare se encuentra en medio de una mala racha. Anthem, el juego que concibieron como “el Bob Dylan de los videojuegos”, no se convirtió en el éxito que esperaban y no fue muy bien recibido por la crítica. Sin embargo, no es con este juego que las cosas comenzaron a salir mal. El 21 de marzo se cumplieron dos años del lanzamiento de Mass Effect: Andromeda, otro título que despertó muchísimas expectativas, pero resultó una decepción para muchos.

La trilogía original de Mass Effect ocupa, a pesar de lo que algunos puedan opinar sobre su final, un lugar destacado e importante en la historia de los videojuegos. La enorme cantidad de fanáticos con los que cuenta estaban emocionados por las futuras aventuras en ese universo. Eso animó a Bioware a ser ambiciosos, mucho más de lo que debían.

Los problemas que encontró Mass Effect: Andromeda durante su desarrollo están bien documentados. La desechada idea de crear decenas de planetas generados aleatoriamente, la dificultad para trabajar con el motor Frostbite, los cambios de dirección y la falta de comunicación entre equipos fueron afectando poco a poco el proyecto a lo largo de cinco años. La situación fue tan grave que algunos involucrados han declarado que el grueso del juego fue desarrollado en solo en los últimos 18 meses de producción.

Tomando esto en cuenta, es increíble que Mass Effect: Andromeda no fuera cancelado o resultara ser un juego terrible. BioWare esperaba tener un éxito en sus manos.

Y entonces llegaron los gifs animados.

Aquellos que adquirieron anticipadamente el juego comenzaron a compartir videos que mostraban animaciones faciales y movimientos exagerados. Esto se viralizó y pronto comenzaron a llover quejas sobre el pésimo trabajo de animación que BioWare había hecho. Eso marcaría para siempre a Mass Effect: Andromeda, cuyas virtudes y demás defectos quedarían sepultados bajo los miles de gif animados y videos publicados en redes sociales.

Como si lo anterior no fuera suficiente, se puso a la venta en marzo de 2017. Este es el mismo mes en que llegaron al mercado obras como Zelda: Breath of the Wild, Horizon: Zero Dawn y NieR: Automata. Estos títulos recibieron alabanzas casi universales, dejando al juego de BioWare en el olvido. Los críticos tampoco fueron muy amables. No sólo comentaron sobre sus problemas técnicos, sino que señalaron sus problemas de guión y el mal ritmo entre las secuencias de acción, exploración y diálogos. Aquí en GamerFocus dijimos que era un buen juego, pero que tenía mucho por mejorar y no estaba a la altura de la trilogía original.

Han pasado dos años desde entonces. Como sabemos, los videojuegos están en constante estado de cambio y mejora gracias a los parches y actualizaciones. Alguien desanimado por lo que decían las reseñas y comentarios en su lanzamiento podría estar interesado en el juego que Mass Effect: Andromeda es ahora. Después de todo, hay títulos como Diablo III y No Man’s Sky que demuestran que un juego puede mejorar mucho gracias a las actualizaciones.

¿Cómo es Mass Effect: Andromeda hoy?

Durante sus primeros cuatro meses, este título recibió un total de 6 parches de actualización. A estos se suman cuatro más que se se aplicaron antes de su lanzamiento oficial. Estos no solo solucionaron la gran mayoría de errores de animación que se vieron en las críticas, sino que arreglaron bugs, mejoraron las interfaces y pulieron la estabilidad del juego. Ya no van a encontrar esos movimientos ridículos que vieron en los gifs.

Lo que sí van a encontrar son animaciones robóticas, conversaciones desanimadas y expresiones demasiado serias. Esos son problemas que no iban a tener una solución sencilla. Afortunadamente, no afectan mucho el desarrollo del juego ni son tan distractores. También encontraremos texturas que se demoran en cargar, personajes que se teletransportan y diálogos que demoran en comenzar. Problemas que siempre han afectado a esta saga.

Las actualizaciones también atendieron críticas respecto a la falta de romances homosexuales para la versión masculina de Ryder y hacia algunos personajes que estaban muy mal escritos. Ya hay más variedad de romances y se cambiaron algunos diálogos. 

Pero los problemas con el ritmo del juego no se podían arreglar con parches. Debido a la falta de una visión unificada durante su desarrollo, Mass Effect: Andromeda intenta ser muchas cosas a la vez: un juego de exploración planetaria, de coleccionar botines generados al azar y satisfacer a los fanáticos de la acción y el rol. Los largos viajes por los planetas, donde somos abrumados por decenas de misiones opcionales, siguen siendo aburridos. Por el lado bueno, el combate es excelente y la forma en que podemos personalizar nuestro personaje y equipo es increíble. Es una lástima que las mejoras introducidas a la navegación de menús no sean suficientes para hacer que dicha personalización resulte sencilla e intuitiva.

Si lo que quieren es participar del modo multijugador, les tenemos una excelente noticia. Aún cuenta con una comunidad bastante dedicada de jugadores. A pesar de los dos años que han pasado desde su lanzamiento, no hay dificultades para encontrar una partida con personas dispuestas a ayudarnos a subir de nivel.

El mayor atractivo de Mass Effect: Andromeda sigue siendo su elenco. Todos los personajes que llevamos en la nave Tempest son increíblemente carismáticos e interesantes. Hablar con ellos siempre ofrece diálogos divertidos y una mirada a sus ricos trasfondos. Uno se anima a realizar sus misiones de lealtad no solo por los beneficios jugables, sino porque quiere aprender más sobre sus vidas.

Aunque Bioware ha expresado interés en continuar creando juegos de la saga, es posible que el mediocre recibimiento que tuvo este juego los haga abandonar esta historia inconclusa.

No son pocos los fanáticos con los que cuenta Mass Effect: Andromeda. Aún hoy, siguen generando contenido como fanarts, fanfics y manteniendo animadas discusiones sobre la trama del juego. Ellos quieren ver más de personajes como Jaal, Vetra, Peebee y Drack, que les robaron el corazón. Sería muy trágico que sus historias se detuvieran ahí.

Afortunadamente, existe más contenido basado en este juego. Quienes quieran aprender más sobre su universo pueden recurrir a la trilogía de libros que sirven como precuelas: Nexus Uprising, Initiation y Annihilation y a las series de cómics Foundation y Discovery.

Mass Effect: Andromeda es un juego con muchos defectos. Aunque mejoró bastante tras las actualizaciones, estas no arreglaron algunos de sus principales problemas. Aun así, hay muchos elementos en este título que los fanáticos de la saga disfrutarán y que pueden atraer a aquellos que nunca hayan jugado Mass Effect. De hecho, lo lejos que ha quedado la controversia de lanzamiento puede ayudar a que disfruten mucho más de la experiencia.

BioWare insiste en que aún no ha terminado con la franquicia Mass Effect

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas