Conecta con nosotros

Videojuegos

Megaman Legacy Collection (Nintendo 3DS) – La reseña

Megaman Legacy Collection es una celebración de la historia de uno de los personajes más icónicos e influyentes de la historia de los videojuegos.

Publicado

el

Megaman Legacy Collection es una celebración de la historia de uno de los personajes más icónicos e influyentes de la historia de los videojuegos. Bueno, al menos una celebración de la primera parte de su historia. La franquicia de Megaman comprende muchas sagas e historias pero este juego solo se enfoca en su primera generación, dejando por fuera las sagas X, Zero, Legends, Battle Network, ZX y todos los demás spin-offs que tiene. De hecho, ni siquiera cubre toda la saga original. Se entiende que no estén aquí Megaman 7, Megaman & Bass y Megaman 8 ya que son juegos muy diferentes a los seis primeros, pero es una lástima que no se incluyan Megaman 9 y Megaman 10 en la colección. Entiendo que son juegos más modernos que no forman parte realmente de la “primera generación”, pero ya que comparten el mismo estilo gráfico, sonoro y jugable, hubiera sido la forma perfecta de redondear este paquete y hacerlo más especial.

Lo que sí tenemos aquí son los primeros seis juegos de la franquicia: Megaman, Megaman 2Megaman 3, Megaman 4, Megaman 5 y Megaman 6. Creo que deben saber que yo pude disfrutar de la mayoría de estos juegos cuando fueron lanzados originalmente en la NES en los años 80’s y 90’s (si, soy viejo). Guardo muy buenos recuerdos de ellos y le tengo un cariño muy especial al robot azul de Capcom pero en realidad no siento mucha nostalgia al jugarlos de nuevo para escribir este artículo. Puede ser debido a que no olvido al personaje y que a pesar de llevar varios años sin un juego nuevo de Megaman siempre he sentido que permanece activo en la conversación sobre videojuegos. En todo caso volver a recorrer los laboratorios del Dr. Wily, enfrentar a los robots maestros y saltar de nuevo sobre Rush se siente muy, pero muy bien.

Cada uno de estos juegos se puede jugar tanto en su versión americana como en su versión Japonesa, cambiando el nombre del juego de “Megaman” a “Rockman” y los textos. Aunque es posible que haya más diferencias entre ambas versiones yo no detecté algún cambio en la jugabilidad o alguna opción extra entre ellas. Cada juego incluye también una completísima galería de arte llamada “Museo” que incluye imágenes de las cajas originales, los manuales de juego, y diseños de los enemigos. Desde el menú principal podemos acceder también a la galería de música con un listado de todas las melodías de los Megaman incluidos. Por el lado de extras jugables tenemos el modo de “Retos” pero más adelante hablaremos a profundidad de ellos. Todo esto está accesible en un sistema de menús muy sencillo y fácil de navegar que visualmente guarda mucha coherencia con la época a la que pertenecen estos juegos.

Mi primer impulso a la hora de describir cómo se juegan estos títulos fue simplemente decir “Es el Megaman de siempre”, pero entonces caí en cuenta que aunque los hijos de los 80’s ciertamente estamos muy familiarizados con su sistema de juego, esto no necesariamente es verdad para los más jóvenes de ustedes, que seguramente conocen el personaje pero tal vez nunca han probado uno de sus juegos.

Los Megaman son, en su núcleo, juegos de plataformas en 2-D muy básicos en los que hay que saltar para superar obstáculos y disparar para superar enemigos pero con la interesante posibilidad de elegir el orden de los niveles donde una vez derrotemos a cada uno de los jefes obtendremos un arma inspirada en él. Estas armas no solo tienen efectos muy variados que nos harán la vida más fácil sino que cada una de ellas es especialmente fuerte contra algún otro de los jefes. Descubrir el orden en que debemos superar los niveles para sacar el mayor provecho posible de estas armas es gran parte de la gracia de estos juegos.

MMLC_screens_Challenge_Mode_-_MM1_Remix_1

Saltar y disparar el arma adecuada es el concepto básico pero la saga va agregando nuevos elementos a medida que avanza. Megaman 3 nos da la capacidad de deslizarnos para esquivar enemigos y pasar por lugares estrechos y nos presenta a Rush, un adorable perro robot que podemos usar como trampolín para alcanzar lugares altos o transformarse en Jet o submarino para recorrer ciertos escenarios. En Megaman 4 ya podemos cargar nuestros disparos con el arma básica dejando presionado el botón para liberar un ataque más poderoso y en Megaman 6 incluso podremos usar a Rush como armadura que nos permiten volar de modo limitado o golpear a los enemigos y algunos escenarios tienen rutas alternas con recompensas especiales al final.

Cada juego también incluye nuevos items, nuevas armas (aunque muchas están inspiradas o basadas en las de los juegos anteriores) y prácticamente cada nivel tiene su gracia o elemento jugable único que lo hace especial. No importa cuántos imitadores tengan o cuantos otros juegos se basen o inspiren en ellos jugar cualquiera de estos Megaman resulta ser una experiencia divertida, retadora y adictiva. Uno puede conocer perfectamente toda la estructura de un nivel, como evitar sus peligros y donde está cada enemigo, pero siempre se quiere volver a ellos a superarlos hasta llegar a perfeccionarlos y lo mismo se puede decir de los enfrentamientos contra los jefes. Hay una satisfacción especial en derrotarlos aprendiéndose sus patrones de ataques y movimientos para explotar sus debilidades que hace sentir al videojugador como un verdadero maestro.

Amo como luce y cómo se juega tanto como el primer día, pero no aprovechar las funciones extras ni el poder de la Nintendo 3DS para hacer una experiencia más fluida para el jugador es una tremenda oportunidad perdida

Y para los verdaderos maestros está el modo “Retos” (Challenges) en el que tenemos que superar secciones tomadas de los juegos. Al comienzo serán secciones o jefes de uno de ellos, pero luego se comenzarán a mezclar secciones de varios juegos y a aumentar la dificultad por lo que pueden resultar bastante intensos. Este es el modo en que muchos van a gastar la mayor parte de su tiempo, tratando de superar los retos lo más rápido posible ya que tienen un sistema de calificación basado en el tiempo que nos demoremos superándolos. Lastimosamente no tiene las tablas de clasificación que si tienen las versiones del mismo juego para Steam y otras consolas. También hay retos exclusivos que se desbloquean escaneando el amiibo de Megaman. Desafortunadamente la copia que nos suministró Nintendo no lo incluía, así que no pude probarlos.

Los gráficos mantienen su estilo durante los seis juegos, y aunque mejoran en calidad la verdad es que no se nota mucho. De todos modos los amantes del arte con pixeles van a encontrarse con algunos de los mejores diseños de la historia de los 8-bits y siguen sirviendo como base e inspiración para nuevo arte incluso hoy en día. Lo mismo se puede decir a nivel de sonido, pues cuentan con algunas de las melodías y efectos de sonido más recordados e icónicos de la industria. Todo es tal como fue en la época dorada de los videojuegos.

MMLC_screens_MM4_PharaohMan

Y aquí es donde residen algunos de los principales problemas de este compilatorio. Todo funciona EXACTAMENTE IGUAL a como funcionaba en la NES. No estoy diciendo que debieron remasterizarlos ni nada parecido. Amo como luce y cómo se juega tanto como el primer día, pero no aprovechar las funciones extras ni el poder de la Nintendo 3DS para hacer una experiencia más fluida para el jugador es una tremenda oportunidad perdida. La pantalla táctil pudo haber sido utilizada para facilitarnos el cambio de arma o al menos poder hacerlo mediante los botones L o R como las versiones de Playstation de los mismos juegos pero sigue siendo necesario acceder a un menú y navegarlo con el pad o la cruz direccional para seleccionar el arma (lo que en el menú de Megaman 3 es un verdadero fastidio). Al igual que en sus versiones originales, la acción se pone increíblemente lenta cuando hay muchos elementos moviéndose en pantalla y en ocasiones los bordes de la pantalla presentan gráficos basura (“glitcheados”) al avanzar por los escenarios. Estos eran problemas causados por los límites del hardware que ya no tendrían razón para estar presentes. Supongo que los fans más “hardcore” de Megaman apreciarán que sea “tal como en los viejos tiempos”, pero en realidad son una molestia que ya no tendríamos por qué sufrir.

Las únicas “mejoras” de esta versión son un borde de pantalla con arte de los juegos (no se puede cambiar el tamaño de la pantalla) y un botón de disparo automático que emula lo que era tener un control de turbo en NES.

Los juegos tampoco utilizan un sistema de salvado de partida estándar y siguen usando el obsoleto sistema de passwords (excepto el primer Megaman). Claro que tenemos otra opción; Presionando el botón “R” mientras jugamos accederemos a un menú que nos permite “salvar el estado”, algo que resultará familiar a los usuarios de emuladores y que nos permite grabar en cualquier momento en cualquier circunstancia (incluyendo en el proceso de perder una vida. Mucho cuidado con el momento que eligen para salvar). Este sistema ayuda mucho a bajar la dificultad y la frustración que puede ocasionar a los jugadores que no están acostumbrados a estos juegos, aunque muy seguramente algunos puristas se negarán a usarlos. Yo recomiendo usarlo con moderación. Salvar antes de cada obstáculo le quita muchísima gracia a los Megaman.

MMLC_screens_MM3_MuseumList

Y ya que tocamos el tema de la dificultad debo decir que volver a jugar estos juegos me puso a pensar mucho sobre las razones por las que consideramos que un juego es difícil. En el caso de los Megaman eso sin duda tiene que ver con la necesidad de repetir múltiples veces un escenario o jefe hasta aprender cómo superarlo y la limitada cantidad de vidas que tenemos disponibles. Para juegos tan cortos como este (cada uno se puede superar en alrededor de una hora en una partida perfecta) es un sistema más que adecuado pues alarga bastante su vida, pero es algo que en juegos modernos no estamos dispuestos a tolerar. El mismo sistema de vidas está tan desestimado que los pocos que aún lo usan, como los juegos modernos de Mario, se aseguran de darlas en una cantidad increíblemente alta para evitar la frustración del game over y del progreso perdido. Tal vez por eso decidieron incluir el sistema de salvar estados.

Muchos dirán que los videojugadores de ahora son más facilistas y le temen a un reto verdadero, otros dicen que los sistemas que hacían difíciles los juegos de antes son anticuados. Cada uno decidirá si esto es de su agrado, pero para mi, repetir una y otra vez estos niveles cuando era niño es lo que hizo que memorizara cada uno de sus detalles y es lo que se aseguró de que no olvidará las melodías de sus bandas sonoras. Esto es algo que tristemente no me suele ocurrir con juegos modernos aunque no estoy seguro si, a la larga, es algo bueno o no.

Ha llegado la hora de darle una puntuación a Megaman Legacy Collection y no estoy seguro de cómo hacerlo. Para un fanático coleccionista de todo lo relacionado con el bombardero azul es un 10/10 sin duda. Para alguien que nunca ha jugado un Megaman antes pero quiere conocer más al personaje y su lugar en la historia de los videojuegos puede resultar no ser más que un 6/10. Trataré de tomar un camino medio y le daré un 7.5/10. Es una pieza importantísima de la historia del medio y son muy buenos juegos por derecho propio, pero muchas de sus mecánicas y defectos son difíciles de tragar en pleno 2016.

Por cierto, seguimos esperando Megaman Maker.

Megaman Legacy Collection
7.5/10 Nota
En resumen
Megaman Legacy Collection es una pieza de colección imprescindible para los fans del Robot azul, amantes de lo retro y quienes quieren aprender más de la historia de los videojuegos. Su arte en píxeles, su música y jugabilidad son a prueba de balas pero su dificultad y los fallos que hereda de la época NES puede que no sean del agrado de muchos jugadores modernos.

Reseña realizada con una copia digital de Megaman Legacy Collection para Nintendo 3DS Brindada por el equipo de Capcom.

Pueden leer más de Sir Laguna en su blog Siento un Ki Maligno, seguirlo en Twitter, hacerle preguntas frikis en Ask.fm o ver sus videos en su canal de YouTube.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas