Connect with us

Juegos

Metal Wolf Chaos XD – Reseña

La libertad en Estados Unidos ha muerto. ¡Ponte en los zapatos del presidente Michael Wilson, pilota un robot y tómala de vuelta!

Publicado

en

Por exagerado que suene, Metal Wolf Chaos (2004) era una suerte de mito dentro de la comunidad occidental de videojugadores. Al ser una exclusiva japonesa, un gran porcentaje de los jugadores interesados únicamente sabía lo que la prensa especializada repetía: que era el juego más estadounidense hecho por japoneses.

Si bien este título no era una leyenda urbana como Polybius, cuya existencia sigue debatiéndose hoy en día, su escasa accesibilidad contribuyó a su mistificación. En ese entonces, la única forma de hacerse con una copia de Metal Wolf Chaos era importándola o pirateándola. Incluso si se hacía cualquiera de las dos cosas, había que lidiar con que los textos del juego estaban en japonés. No menos importante, el que alguien estuviera interesado en el juego o quisiera hacerse con este generalmente venía de la mano con un conocimiento previo del trabajo de FromSoftware.

Cabe recordar que en 2002, antes de que el estudio japonés se convirtiera en un referente gracias a Dark Souls (2011), FromSoftware era reconocido por desarrollar Armored Core. Dada la especialización del estudio, este fue contactado por Microsoft con el fin crear un título que impulsara las ventas de la recién lanzada Xbox en Japón.

No obstante, la intención de FromSoftware era crear un producto que apelara a jugadores japoneses y occidentales. En las palabras de Masanori Takeuchi:

«Es Estados Unidos vista por los japoneses. Es completamente ficticia, pero al mismo tiempo era nuestra idea de esta ideología de la cultura norteamericana y los héroes de cómics. Juntamos esos elementos y el resultado fue un presidente pilotando un mecha. Creemos que los japoneses lo ven de esa forma, como cuando los estadounidenses imaginan a un ninja. Son la misma ideología, el mismo tipo de fantasía».

Metal Wolf Chaos XD

Aunque he visto múltiples walkthroughs y leído reseñas del juego, las palabras del productor japonés cobran aún más sentido tras jugar extensivamente Metal Wolf Chaos XD. Esta remasterización, producto de la colaboración entre FromSoftware y Devolver Digital, es prueba de que la reputación del juego original no es exagerada.

A diferencia de títulos como The Division 2, en el que el exagerado orgullo norteamericano es tratado con toda la seriedad posible, o Metal Gear Rising: Revengeance, en el que el patriotismo ejerce un rol antagónico, Metal Wolf Chaos es un sin sentido que raya en la parodia. El que FromSoftware estuviera confundido por el seguimiento de culto que tenía el juego en Occidente es una pista de que esto pudo haber sido intencional. Sin embargo, eso es lo de menos. Lo que importa es que la ridiculez de su historia y ambientación le permitió trascender fronteras geográficas.

Como si la premisa de un presidente pilotando un mecha para recuperar la libertad de los Estados Unidos no fuera lo suficientemente ridícula, Metal Wolf Chaos resulta un producto aún más estrambótico al prestar atención a los detalles. Los constantes one-liners, un mecha que es una clara referencia al laxo control de armas de fuego, la terrible actuación de voz, un villano que no tiene motivación alguna más que ser malvado y un protagonista cuya justificación para todo es literalmente «porque soy el presidente de los Estados Unidos de América» hacen imposible no reírse.

Ya que Metal Wolf Chaos XD es una remasterización del juego de 2004, este relanzamiento para el público occidental permite disfrutar la experiencia original de forma casi inalterada. Por un lado, esto es algo positivo. Cambiar alguno de los elementos mencionados hubiera supuesto deshacerse de lo que hizo al título tan querido en un principio. Por otro lado, resulta una grave falencia. Esto se debe principalmente a que evidencia que el juego original nunca fue bueno.

Hablemos de las mecánicas básicas de Metal Wolf Chaos. Este consiste en juego de disparos en tercera persona en el que la cámara siempre está ubicada detrás del protagonista. Esta puede manipularse libremente mientras el mecha se desplaza. En lo que respecta a habilidades evasivas, el robot puede saltar y cuenta con unos propulsores. Estos últimos pueden emplearse en tierra o aire, pero requieren una inversión de combustible. Aunque este se recarga, el uso continuo de los propulsores eventualmente requiere consumir vida. Por fortuna, esta también se recupera.

En lo que respecta al combate, Metal Wolf Chaos permite que los jugadores lleven un máximo de ocho armas al campo de batalla. Aunque al principio sólo habrá seis, podrán conseguir muchas más a medida que se completen niveles y se consigan fondos para desarrollar armas más poderosas. Se hablará más tarde de esto.

Metal Wolf Chaos XD

Los jugadores pueden dividir su arsenal en dos grupos, cada uno asignado a un gatillo. En cualquier momento pueden cambiar de armas para abarcar situaciones específicas. La distribución de estas es importante, ya que permite crear sinergias. Por esta razón no es prudente poner armas ligeras en un gatillo y pesadas en otro.

Antes de hablar de los aspectos más cuestionables de la jugabilidad, resulta necesario dedicar unas palabras a aquellos elementos que merecen reconocimiento. Por un lado, la personalización de armamento es amplia. Si se quiere, es posible equipar únicamente al mecha con rifles de asalto. Sin embargo, esto no es recomendado.

Por otro lado, el potencial de destrucción en los niveles es extremadamente elevado. Ya sean edificios o vehículos, pueden quedar reducidos a nada. A su vez, esta característica no cuenta con uno de los inconvenientes del juego original: la caída de framerate. En consolas, Metal Wolf Chaos XD corre a unos constantes 30 fps.

Metal Wolf Chaos XD

Tras un nivel introductorio en la Casa Blanca, Michael Wilson —presidente 47 de los Estados Unidos— debe recuperar el país de oeste a este pasando por algunas de las ciudades más emblemáticas de la nación. Cada una de estas consiste en un nivel en el que el protagonista tiene que abrirse paso a través de hordas de enemigos. Desafortunadamente, incluso cuando el juego intenta plantear diferentes dinámicas, Metal Wolf Chaos termina convirtiéndose en un título repetitivo.

Esto por sí solo no bastante malo. No obstante, el problema surge cuando los jugadores se topan con la «dificultad» de Metal Wolf Chaos. Aunque la mayoría de las veces podrán desplazarse y mantener presionados ambos gatillos hasta llegar al final de nivel, habrá situaciones —justificadas e injustificadas, generalmente a causa de bugs— en las que el protagonista caerá en batalla. ¿Acaso comenzará desde un punto de control? No, le toca hacer todo el nivel desde el principio.

Esta decisión de diseño realmente se vuelve fastidiosa en la última porción del juego, en la que se convierte en grinding y farming. Esto se debe a que los últimos jefes requieren de armas muy específicas de nivel muy alto. ¿Cómo conseguirlas? Es aquí donde toma verdadera relevancia el apartado de investigación y desarrollo de armas.

Al completar niveles y derrotar enemigos, los jugadores conseguirán fondos y metal raro. Estos serán necesarios para financiar investigaciones para posteriormente crear armas más poderosas. Aunque al principio del juego esto no es tan importante, los últimos cuatro niveles obligarán al jugador a repetir niveles e incentivará a recolectar todos los coleccionables con el fin de mejorar el robot y sus armas.

Aunque lo aparente, Metal Wolf Chaos no es un juego difícil. Las consecuencias por ser derrotado y el requerimiento de las armas más poderosas para que los combates finales tan siquiera sean jugables crean la ilusión de que requiere destreza. No obstante, al final lo único que importa es quién tiene el arma más grande.

Metal Wolf Chaos XD
6/10 Nota
Lo que nos gustó
- Una historia que glorifica de forma caricaturesca el patriotismo estadounidenses.
- En comparación con el juego original, el framerate se mantiene estable en todo momento.
- La personalización de arsenal permite que los jugadores creen su propio estilo de combate.
Lo que no nos gustó
- A ratos, la jugabilidad puede tornarse repetitiva.
- Muertes injustas que conllevan a repetir niveles completos.
- En el último tramo del juego hay un pico de dificultad. El título entonces exige farmear dinero para crear armas adecuadas para los combates finales.
En resumen
Si bien Metal Wolf Chaos XD hace honor a la reputación del juego original de 2004, está lejos de ser una joya oculta de la sexta generación de consolas. Esto se debe principalmente al súbito pico de dificultad que caracteriza a los últimos niveles del juego y el farmeo que este conlleva. Aunque la jugabilidad básica es genuinamente entretenida, puede volverse repetitiva. Más importante, las muertes —sobre todo aquellas producto de bugs— pueden tornarse bastante frustrantes al obligar a comenzar de nuevo el nivel desde el principio.

Reseña hecha con una copia digital de Metal Wolf Chaos XD para PS4 brindada por Devolver Digital.

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas