Conecta con nosotros

Videojuegos

Pokémon Scarlet / Violet – Reseña

Placer vistosamente culposo.

Publicado

el

Hablar de más sobre la importancia de la franquicia Pokémon sería exagerar. A lo largo de 26 años se convirtió en la propiedad de entretenimiento más rentable de la historia, pero no fue solo gracias a los videojuegos. Si bien estos títulos de Game Freak para Game Boy fueron primero, dieron nacimiento a un juego de cartas coleccionables, ‘manga’, ‘anime’, películas, juguetes, figuras y miles de otros productos o ‘merchandising’. Pokémon Scarlet / Violet son las entregas debutantes de la novena generación de Pokémon que por primera vez se lanza por completo al mundo abierto. No sin fuertes consecuencias.

Seamos claros desde el principio. Como a muchos jugadores, nos gusta la franquicia Pokémon. Al igual que ellos, algunos hemos estado desde que eclosionó el primer Pokémon y otros se han unido con los años o hasta entregas más recientes como las de Switch. No es necesario «haberlos jugado todos» para sumergirse en el mundo de Pokémon, pero por nuestra parte sí ha sido así –contando ‘spin-off’–. El trabajo de Game Freak con la línea principal RPG en 2D siempre es digno de admirar y desde su debut en 3DS es que las cosas empezaron a cambiar.

Pokémon Scarlet Violet reseña

Abierto en desacierto

La evolución del género los llevó a simpatizar con los mundos abiertos y en Pokémon Sword / Shield recibimos la primera prueba de ello gracias al Área Silvestre. Pokémon Legends: Arceusde este mismo año— se arriesgó en mayor forma con espacios abiertos más grandes aunque no interconectados. Su ubicación en el pasado y la ausencia de ciudades o pueblos brindó mejoras en calidad de vida, no sin afectar su ‘framerate’ o distancia de dibujado, aún así una experiencia refrescante.

Pokémon Scarlet / Violet nacieron principalmente como una promesa. La de unir todas las mejoras anteriormente introducidas, pero corrigiendo los fallos en un paquete integral. Sinceramente nos gustaría decir que así fue, mas las dificultades técnicas los aleja de ser el juego definitivo de Pokémon en mundo abierto que tanto tiempo estuvieron esperando sus seguidores. La culpa tampoco puede recaer en su totalidad sobre Nintendo Switch, pues la consola híbrida de cinco años tiene en su catálogo otros ejemplos que aunque no perfectos, explotan su limitado potencial tanto como pueden.

Pokémon Scarlet Violet reseña

El caso de Pokémon Scarlet / Violet es el resultado de cortos periodos de desarrollo para diferentes juegos (con otro pseudo mundo abierto como Legends: Arceus). Disminución de personal para un juego de esta magnitud y altas metas reducen hasta el control de calidad, por el que obligatoriamente tendría que pasar una multimillonaria franquicia como la de The Pokémon Company. Es una responsabilidad de múltiples partes en las que Nintendo es un socio más, no dueño absoluto. Su sello de calidad por lo menos era símbolo de confianza en el pasado.

Nivelando sin escalamiento

En Pokémon Scarlet / Violet existe un énfasis principal en la exploración y eso lo plasma de forma justa en la región de Paldea con 18 pruebas elementales –una por cada tipo–. Ocho de ellas con los clásicos líderes de gimnasio; cinco más con titanes Pokémon para derrotar y otras cinco enfrentando al equipo rival de turno o Team Star. El eje de mundo abierto y una región en forma de rosquilla, brinda la libertad de realizar las pruebas que deseemos en el orden circular que queramos, partiendo del sur.

Pokémon Scarlet Violet reseña

Esto en teoría, porque en realidad cada gimnasio, titán o base tiene sus propios niveles fijos. Que los niveles sean estáticos y no escalados con la aventura, quiere decir que sí existe un orden preestablecido para cumplir los objetivos. Cada jugador los descubre a medida que explora y llega a su destino, quizás con un equipo de nivel 20 contra uno de nivel 45, por decir algo. Inadvertidamente, esta es una forma en que los entrenadores pueden «autoajustar» indirectamente la dificultad de Scarlet / Violet, si buscan más reto que en juegos recientes de Pokémon.

Antes de enfrentar a un líder de gimnasio en una batalla, debemos superar una prueba de habilidad que implica algo de ejercicio pero muy poco de tal habilidad. Los titanes –no capturables– requieren ser enfrentados dos veces en la misma ocasión, antes y después de consumir una hierba con poderes místicos. En las bases del Team Star, solo hay que derrotar todo lo que se nos cruce en el camino. Cada reto completado otorga un emblema y al completar los 18 alcanzamos el núcleo de Paldea donde convergen el pasado y el futuro.

Pokémon Scarlet Violet reseña

Reformular y cortar

Un mundo abierto de Pokémon se traduce en elementos comunes y otros propios. La función de viaje rápido entre puntos de control o Centros Pokémon, vuelve intacta desde Pokémon Sword / Shield. Caer desde una montaña o un lugar alto no afecta la salud del inmortal protagonista, a diferencia de Legends: Arceus, además de recibir la opción de regresar al momento antes de la caída cortesía del Rotom Phone.

Koraidon (Scarlet) o Miraidon (Violet) son legendarios que actúan como el vehículo exploratorio principal. La limitación de Paldea como mundo abierto depende estrictamente de las habilidades en nuestro amnésico Pokémon del pasado o el futuro. A medida que derrotamos cada uno de los titanes, podemos acelerar, nadar, saltar alto, planear y escalar. De esta forma, vencer a los titanes llega a ser vital para la exploración. Si no fuese porque de vencer a los líderes de gimnasio depende el poder capturar Pokémon obedientes de niveles altos.

No hay penalización por caída.

El fenómeno de Teracristalización no alcanza el poder del Dinamax en Galar. Se acerca a la Megaevolución y brinda un tipo adicional al Pokémon, pero no es tan significativo como los mencionados. En el cuarto de corte, se fueron opciones de antaño como desactivar las animaciones de batalla o no cambiar al Pokémon en plena batalla al derrotar una criatura rival. Así mismo, cambiar el uniforme por variados atuendos al estilo de Sword / Shield no es posible en Paldea. No entendemos cómo eliminar opciones básicas de personalización sea positivo para el jugador.

«Vamos a pelear» «¡Oblígame!»

La que quizás sea la función más útil es la de «Let’s Go». En esta, el Pokémon líder designado sale de su Poké Ball y puede ir derrotando otros Pokémon sobre el campo de juego. Dichas batallas son en tiempo real y mucho más rápidas que una batalla común, siempre y cuando el Pokémon líder cuente con nivel competente y ventaja elemental. La aparición masiva de Pokémon es un fenómeno normal de ver, sean de la misma especie o diferentes entre sí. Estos Pokémon, sin embargo, no se unen en manada en una batalla sino que huyen ante el primer encuentro. Contradiciendo así a Legends: Arceus.

La aparición masiva de Pokémon y su captura individual, difiere negativamente de Pokémon Legends: Arceus.

Los encuentros se dan ante el mínimo contacto con un Pokémon, de ahí que explorar tenga mucho de esquivar ya que cualquier Pokémon pequeño y difícil de ver inicia una batalla. Aunque las batallas no sean en pantalla separada sino en el mismo lugar, dicha transición congela un instante el juego. La geometría del sitio puede afectar la posición de entrenadores y Pokémon por igual, haciendo de las inclinaciones sus enemigos naturales.

Por fortuna y primera vez en la historia Pokémon, los combates contra entrenadores son opcionales. Estos solo inician una batalla al hablar con ellos, dando un punto altamente favorable a la etapa exploratoria. Por supuesto, derrotarlos es necesario para ganar mejores puntos de experiencia. La experiencia compartida sigue siendo un estándar y solo cargando un Pokémon podríamos darle toda a dicho espécimen. Del mismo modo, las cajas Pokémon continúan siendo portátiles como en todos los títulos RPG de Pokémon para Switch.

Cruda realidad

Nuestro deber no es decir que todo va a estar bien y que en el futuro un parche arreglará los problemas gráficos. Ideal y poco factible que ocurra. Nuestra obligación es informar el estado actual de Pokémon Scarlet / Violet y cómo –por más que intenten justificarlos– son títulos a media cocción. Son juegos a los que más tiempo de desarrollo, optimización y depuración les habría sentado bien. Su promesa está ahí pero es imposible pasar desapercibidos los fallos técnicos.

Esto podríamos esperarlo de cualquier otra franquicia con presupuesto inferior y no de una bestia tan gigante como lo es Pokémon. En nuestra reseña de Pokémon Scarlet / Violet no dimos con ‘glitches’ que rompieran el juego (como los ampliamente reportados en redes). Sin embargo, el abismal desfase en frecuencia de cuadros, bajo nivel de texturas, ‘pop-in’, falta de colisión ocasional, geometría desigual, mapeo desajustado, distancia de dibujado, iluminación y sombras inestables, son más que evidentes. La gran mayoría de NPC, Pokémon y objetos sufren animaciones a bajísimos fps, aun estando ubicados relativamente cerca del jugador.

Además de preparar sánduches, puedes jugar a la pelota con los Pokémon en los picnic y encontrar huevos de regalo.

Todo este conjunto de errores se vuelve lamentablemente parte del paisaje de Paldea. Debes aprender a convivir con el mismo incluso si no ves inconveniente. No debería ser así y hasta Legends: Arceus va unos pasos más allá a pesar de no interconectar su mapa. Aquella útil habilidad de atrapar Pokémon de bajo nivel sin iniciar una batalla, se olvida por completo en Scarlet / Violet. De hecho, las mecánicas funcionales de Legends: Arceus merecían replicarse. Su propio estilo de arte es superior al de Scarlet / Violet y las texturas dan muestra de ello.

Si los jugadores se conforman y no exigen el mínimo de lo que los RPG principales de Pokémon pueden ser a estas alturas, de nada servirán las millonarias copias vendidas sino para enviar el mensaje equivocado.

Pokémon Scarlet / Violet
7/10 Nota
Lo que nos gustó
- Un mundo abierto explorable y la función Let's Go.
- Varios interesantes diseños de nuevos Pokémon, como versiones del pasado y el futuro.
- Batallas contra entrenadores no obligatorias.
Lo que no nos gustó
- Texturas de baja calidad.
- Abrupta caída de la frecuencia de cuadros (fps) en NPC, Pokémon y objetos animados sobre todo Paldea.
- 'Pop-in', distancia de dibujado, iluminación, sombras, etc.
- Inhabilidad de ingresar a construcciones y personalizar el vestuario.
- Ausentes mecánicas funcionales de Legends: Arceus, como las capturas.
En resumen
Existía una promesa sobre Pokémon Scarlet / Violet. La de tomar el pasado de la franquicia y llevarlo hacia el futuro. Temáticamente puede haberlo hecho, mas no técnicamente. El poco tiempo invertido por Game Freak a la par de otros proyectos, hacen del comienzo de novena generación de Pokémon una media cocción de lo que debería ser su consolidación definitiva como mundo abierto. Lo que propone con sus 18 retos para recorrer Paldea es bienvenido, mas la ejecución sobre su mundo es lo que no le permite destacar. Estos juegos se pueden disfrutar, pero también podrían haber sido mucho más, como ya ha demostrado la consola híbrida de Nintendo en otros títulos.

Reseña hecha con copias digitales de Pokémon Scarlet / Violet para Nintendo Switch brindadas por Nintendo of America. Análisis multijugador en progreso.

*Jugado en inglés (aplausos por el ‘spanglish’). No solo como región nos corresponde así, sino por apoyo a la campaña para recibir juegos de Pokémon en español latino que avanza positivamente. Por primera vez en la franquicia, Scarlet / Violet aclaran que el español elegible es de España.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas