Conecta con nosotros

Cine y TV

Superheroicos (We can be Heroes) – Reseña

♪ Just for one day ♫

Publicado

el

Robert Rodriguez es un director muy interesante. Un día puede estar dando forma a una horrible mutilación para Sin City y al siguiente encargarse de una colorida escena de acción infantil para Mini-Espías. A pesar de ser reconocido por escribir y dirigir películas de violencia exagerada, este cineasta también es responsable de películas para niños que no sienten ninguna vergüenza de ser calificadas como infantiles. No hay mejor ejemplo de esto que Superheroicos (We Can be Heroes), estrenada recientemente en Netflix.

Básicamente, Superheroicos es “Avengers” para los más pequeños de la casa, pero no es una vil copia infantil de lo que está haciendo Marvel. No juega con las mismas reglas que los ‘blockbusters’ de Disney y eso la hace especial. Por su misma naturaleza, es un filme hecho para un tipo de público muy específico. Todos los que se encuentren por fuera de su demografía van a encontrar algo tan diferente a lo que hacen otras historias del género que se pueden sentir alienados.

Curiosamente, eso no es necesariamente algo malo.

Este mundo es protegido por los Heroicos. Ellos son un grupo de superhéroes al estilo de la Liga de la Justicia. Cuando la Tierra es atacada por una enorme armada extraterrestre, ellos salen en su defensa, pero son capturados. Ahora está en manos de sus pequeños hijos el rescatarlos y salvar el planeta.

Antes de comenzar a hablar a fondo de este filme, tenemos que aclarar algo. Superheroicos NO es una secuela de Las Aventuras de Sharkboy y Lavagirl. Ambos personajes sí tienen aquí su promocionado regreso, pero su aparición podría ser descrita como un cameo. De hecho, ambos filmes ni siquiera se desarrollan en el mismo universo.

Aunque entre los miembros de los Heroicos tenemos personajes interpretados por actores de la talla de Pedro Pascal, Christian Slater y Boyd Holbrook, los verdaderos protagonistas son los niños. Este divertido grupo está formado por personajes con toda clase de poderes. Tenemos algunos clásicos, como el chico que puede estirar partes de su cuerpo, hasta algunos bastante inusuales, como la niña que puede dibujar el futuro, el pequeño que puede alterar su rostro y el que solo puede moverse en cámara lenta. Estos se prestan para divertidas bromas visuales.

Superheroicos we can be heroes reseña

Entre todos ellos resalta YaYa Gosselin como Missy Moreno, hija del personaje de Pedro Pascal. A diferencia de sus amigos, no tiene poderes. Pero sobre ella recae todo el peso de salvarlos y liderar la misión de rescate de sus padres. Como buena película infantil que es, nos presenta una historia sobre la importancia de trabajar en equipo y la forma en que cada niño es especial. Lo mejor de todo es que no traiciona su mensaje dándole poderes de última hora a Missy.

Este es un buen momento para aplaudir la aparición de la actriz Adriana Barraza como una abuela ‘cool’ con un pasado como entrenadora de superhéroes. Llevamos décadas viéndola en papeles de empleada de servicio y nos agrada ver que por fin la sacaron de ese estereotipo.

Superheroicos también tiene una buena dosis de sorpresas y un giro en la trama, pero están pensados para funcionar con un público de menores de 12 años. El desarrollo carece de complejidades. Tampoco se preocupa mucho por crear una mitología coherente. Esto no es un error. Cualquiera que haya visto otras películas infantiles de Rodriguez —como las Mini-Espias, Shorts: La Piedra Mágica y la ya mencionada Sharkboy y Lavagirl— sabe que estas dejan de lado la coherencia argumental en favor de ser simplemente divertidas y dar un bonito mensaje. Tiene las mismas sensibilidades de una caricatura de sábado en la mañana en el canal Disney Junior.

Superheroicos we can be heroes crítica

Hoy en día estamos acostumbrados a que las películas y series “para niños” sean también del gusto de los adultos. Lo hemos visto en las obras de Pixar, caricaturas de Cartoon Network y los ‘blockbusters’ de superhéroes (que en el fondo siguen teniendo como público principal al infantil). De hecho, hace poco hubo algo de ruido en círculos críticos porque algunos decían que Soul era demasiado compleja para los más chicos.

Pero a Robert Rodriguez no le importa que los adultos se aburran con esta película o que piensen que es ‘tonta’. Lo que importa es que los pequeños se rían y aprendan algo. Por eso es que los personajes no siempre usan sus poderes en el momento en que serían más útiles, los escenarios son tan ridículamente coloridos y los adultos no actúan… bueno, como adultos. Lo único que importa es que cada momento resulte divertido y haga reír.

Incluso tomando todo esto en cuenta, no podemos ignorar algunos de sus problemas. El principal es que la mayoría de los niños protagonistas son pésimos actores. Los efectos visuales tampoco son los mejores y algunos de los chistes dan un poco de pena. 

Superheroicos we can be heroes análisis

Lo que queremos decir sobre Superheroicos es que, aunque no es una mala película, no la recomendamos a un público adulto. Ni siquiera a la mayoría de adolescentes. La simpleza de su trama, el estilo de sus bromas y la forma en que funcionan sus escenas de acción solo van a funcionar bien con los niños. Tal vez funciona mejor si la ven en compañía de sus hijos. Si lo que quieren es llenar con ella el vacío que ha dejado la falta de películas de superhéroes en los últimos meses, van a quedar decepcionados.

Lo más curioso de todo es que, a pesar de todo lo dicho, esta película es un éxito. Está entre lo más visto en Netflix en Colombia y ya dieron luz verde a una secuela.

Superheróicos
3/5 Nota
Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas