Conecta con nosotros

Videojuegos

ANNO: Mutationem – Reseña

Neon Genesis Ghost in the Runner.

Publicado

el

Algunos de ustedes tal vez recuerden un llamativo juego independiente llamado The Last Night, que anunciaron en E3 2017. Su tráiler nos mostró un impresionante mundo ‘cyberpunk’ que combinaba un bello arte en pixeles 2D con escenarios tridimensionales. Pero el controversial apoyo de su director a una campaña de acoso y problemas en su desarrollo hicieron que este título se quedara en el limbo. No sabemos si saldrá a la venta algún día. Afortunadamente, una nueva obra del estudio chino Thinking Stars tomó su bandera y ya podemos disfrutar de su fantástico estilo. Hablamos del juego ANNO: Mutationem.

No cabe duda que este título “entra por los ojos”, ¿pero ofrece algo más que gráficos llamativos? En esta reseña de ANNO: Mutationem —que ya está disponible para PS4, PS5 y Steam— vamos a descubrir qué es realmente este juego y si tiene algo que aportar a un género como el ‘cyberpunk’ que se está volviendo tan común.

Ann Flores es una joven detective privada que se ve involucrada en un caso muy personal. Ella sufre de una extraña enfermedad llamada ‘enreditis’ que le hace perder el control de sus acciones. Buscando una cura, su hermano Ryan se ha vinculado con una organización criminal y ha desaparecido. Mientras lo busca, Ann comienza a descubrir cosas sobre su pasado y una conspiración que puede destruir el mundo.

Sabemos que es una expresión sobreutilizada, pero es la mejor forma de describir este título. ANNO: Mutationem es “una carta de amor” al ‘anime cyberpunk’. Está lleno de referencias y detalles que de inmediato nos recuerdan a obras como Ghost in The Shell, Akira e incluso Neon Genesis Evangelion. También tiene bastante de Blade Runner y la ciencia ficción clásica. La banda sonora, llena de melodías electrónicas y ‘synthwave’ le encaja como anillo al dedo.

ANNO: Mutationem Reseña crítica análisis opinión juego indie cyberpunk

En cuanto a jugabilidad, se trata de un RPG de acción y plataformas. Ann es una protagonista muy versátil para el combate que puede usar una espada, dos cuchillas, un mandoble y diferentes armas de fuego. Podemos mejorar y personalizar este arsenal con chips y módulos a medida que avanza la aventura.

Tenemos dos tipos de escenarios. Las vistosas ciudades de este mundo y algunas secciones de los calabozos pueden ser exploradas con libertad tridimensional para buscar objetos, hablar con otros personajes y comprar en tiendas. Las secciones de combate y plataformas son solo en 2D. El cambio entre un estilo y otro es perfectamente fluido… lo que no es tan fluido es el control.

Ann cuenta con una gran cantidad de combos y habilidades, pero no siempre reacciona como queremos. Algunos movimientos tienen un pequeño ‘lag’ o retraso —al menos en PS4, que fue la versión que probamos para esta reseña— y aunque algunas partes de los combos se pueden interrumpir para cambiar de dirección, bloquear o esquivar, no es el caso con todas. Esto puede causar algo de frustración.

Una vez nos acostumbramos a estas peculiaridades, los combates de Anno: Mutationem resultan muy emocionantes. La mayoría de enemigos tienen un ‘escudo’ que debemos agotar para causarles más daño, por lo que debemos elegir cuidadosamente las armas y ataques. Las peleas contra jefes son especialmente intensas y requieren muy buenos reflejos por parte del jugador. Una vez superado el pico de dificultad que pueden representar inicialmente, ansiamos llegar a la próxima.

El sistema de combate también usa un sistema elemental en el que podemos equipar nuestras armas con daño de fuego, hielo o electricidad. Sin embargo, los sistemas de mejora y personalización de armas no están muy bien integrados en el ‘loop’ de juego y es posible que muchos jugadores no encuentren un buen momento para experimentar con ellos.

Lo que sí está bien diseñado son los niveles. Los calabozos del juego son áreas interconectadas con un mapa fácil de leer a pesar de ser tridimensional. Recuerdan al género ‘metroidvania’, pero cada zona funciona bien de forma independiente. En lo único que no destacan es en su diseño visual, pues la mayoría de ellos son alcantarillas y laboratorios genéricos que contrastan con la exuberante belleza de las áreas abiertas, las cuales están llenas de detalles increíbles.

El ‘cyberpunk’ no solo está presente en los elementos visuales de ANNO: Mutationem. Su trama está llena de los temas más destacados del género. El mundo de Anne fue afectado por un virus llamado ‘Mekanica’ que convertía seres orgánicos en máquinas. Es una visión interesante de los cuerpos cibernéticos con un toque de ‘body horror’. También conocemos mundos virtuales, megacorporaciones con mucho poder político y conspiraciones transhumanistas. Lo más interesante es que mezcla esto con elementos sobrenaturales, dimensiones paralelas e iconografía religiosa. Esto hace que el juego tenga una personalidad propia a pesar de sus reconocidas influencias.

La trama que nos presenta es muy intrigante, pero difícil de seguir. Gran parte de la exposición y explicación de lo que ocurre se encuentra en textos opcionales escondidos los niveles, pero narran eventos usando un lenguaje demasiado técnico y obtuso. Creemos que querían lograr algo similar a lo que hacen juegos como Dark Souls o Hollow Knight con su construcción de mundo, pero no termina de funcionar. La verdad es que su traducción al español tampoco ayuda.

Aunque las voces solo están en chino e inglés, ANNO: Mutationem cuenta con textos y subtítulos en varios idiomas, incluyendo el español. El problema es que la calidad de la localización es mediocre. Algunos términos están mal traducidos, en ocasiones utilizan diferentes palabras para referirse al mismo sustantivo y hay constantes errores al referirse al género de los personajes.

ANNO: Mutationem Reseña crítica análisis opinión juego indie cyberpunk

Esperamos que esto sea corregido pronto con un parche, ya que es un problema realmente molesto.

Afortunadamente, este juego tiene muchas fortalezas que hacen fácil ignorar esos defectos. Tenemos que seguir alabando su maravilloso apartado visual. Los diseños de personajes son tan geniales que uno podría confundir a un NPC cualquiera con un protagonista de su propia aventura. Las protagonistas tienen mucho carisma. Aunque Ann es la típica guerrera estoica con una acompañante exageradamente alegre y entusiasta —un tropo muy familiar del ‘anime’— su relación es entrañable y sí, bastante gay. Es una lástima que a veces recurran a un ‘fanservice’ innecesario.

La experiencia es redondeada con minijuegos divertidos —incluyendo Pong— y misiones secundarias que cuentan buenas historias, incluso cuando mecánicamente se limitan a hacernos ir al lugar X para traer el objeto Y. Nos gustaría que ANNO: Mutationem tuviera unos controles más precisos, mecánicas más pulidas y una mejor traducción, pero sus personajes, maravillosos gráficos y música la convierten en una fantástica experiencia ‘cyberpunk’. Suficiente para olvidarnos de The Last Night.

ANNO: Mutationem
7.8/10 Nota
Lo que nos gustó
- Fantástico estilo visual y musical.
- Excelente diseño de personajes.
- Los emocionantes combates contra jefes.
Lo que no nos gustó
- Pésima traducción de texto al español.
- Controles algo imprecisos.
- Narrativa innecesariamente enrevesada.
- Algunos sistemas de juego desaprovechados.
En resumen
ANNO:Mutationem es un espectáculo visual que apreciarán tanto los nostálgicos de PS1 como los amantes de la estética 'cyberpunk'. Su mala traducción al español —que esperamos arreglen— y algunos defectos de jugabilidad no deberían ser excusa para no dejarnos atrapar por este intrigante mundo futurista inspirado en lo mejor del 'anime' noventero.

Reseña hecha con una copia digital de ANNO: Mutationem para PlayStation 4 brindada por Lightning Games.

Advertisement
1 Comentario

1 Comentario

  1. Anabel Gutierrez Ortiz (@AnabelG41628231)

    29 de marzo del 2022 at 23:46 pm

    juego que si o si se va a mi coleccion y las waifus me convencieron 🙂

Deja tu comentario

Además no te pierdas

A %d blogueros les gusta esto: