Síguenos en nuestras redes
Heroes of Hammerwatch: Ultimate Edition Heroes of Hammerwatch: Ultimate Edition

Videojuegos

Heroes of Hammerwatch: Ultimate Edition – Reseña

Una buena alternativa indie a Diablo.

Publicado

en

Los aficionados a los juegos independientes tal vez recuerden a Hammerwatch, un título de 2013 en el que recorríamos calabozos al ‘estilo Diablo’. Este gozó de buena popularidad y una dedicada comunidad de fanáticos que están esperando ansiosamente la ya anunciada segunda parte. Mientras esta llega, el mismo equipo de desarrollo nos ofrece un ‘spin-off’ que toma muchos de sus elementos y les da un giro bastante interesante. Este es Heroes of Hammerwatch.

No es un juego nuevo. Salió a la venta para PC y Linux en el primer trimestre de 2018. La versión que reseñamos hoy es Heroes of Hammerwatch: Ultimate Edition, la cual llegó hace poco a Nintendo Switch y Xbox One. Además de tener una jugabilidad adecuada para consolas, incluye todos los personajes y escenarios DLC que los jugadores de PC tuvieron que comprar por separado.

Esta no es una simple aventura de exploración de calabozos como su predecesor, sino un  ‘roguelike’. Esto lo convierte en una obra bastante rejugable y llena de sorpresas. Sin embargo, ya hay otros juegos así en el mercado. Antes de comenzar tenemos que explicar algo que probablemente no todos nuestros lectores conocen. 

¿Qué es un ‘roguelike’? A grandes rasgos, estos son juegos con ‘permadeath’ (muerte permanente) en los que varios elementos de cada partida son generados aleatoriamente. Cada vez que perdemos, tenemos que comenzar de nuevo desde el comienzo y los mapeados, enemigos y objetos que encontremos no siempre serán los mismos.

En Heroes of Hammerwatch tenemos que recorrer la Torre Prohibida. Allí visitaremos las minas, prisión, armería, archivos, cámaras y murallas. No importa cuánto hayamos avanzado, si caemos en batalla debemos comenzar de nuevo desde el primer piso.

Heroes of Hammerwatch  reseña

Esto puede sonar frustrante, pero las demás mecánicas hacen que este sistema aparentemente repetitivo funcione a las mil maravillas. Para comenzar, al recorrer la torre encontramos mucho dinero y minerales. Si descubrimos un elevador, podemos enviar todo lo recolectado al pueblo y no lo perderemos si morimos. Así, podemos gastarlo para mejorar nuestra arma, armadura, aprender habilidades y renovar los edificios del pueblo que nos dan acceso a nuevos y numerosos sistemas, que harán más interesantes los constantes viajes a la torre. 

La mayoría de las ventajas adquiridas en el pueblo no desaparecen al morir, así que poco a poco nos volvemos más poderosos y será más fácil alcanzar nuevos niveles. Derrotar jefes por primera vez habilita portales que podemos encontrar en el primer piso de cada área para llegar a la siguiente tras enfrentar algunas oleadas de enemigos. Esto nos conviene porque, además de ahorrarnos tiempo, nos dan bastantes objetos. El problema es que así perdemos el dinero y los minerales que podemos encontrar explorando piso por piso.

Para adentrarnos en la torre podemos escoger a una de cinco clases: Paladín, Hechicero, Explorador, Brujo y Cazador de Brujas. Al jugar, podemos desbloquear otras cuatro: Ladrón, Sacerdote, Mago y Gladiador. Cada una tiene sus propias habilidades y se juega muy diferente a las demás. Enfrentar enemigos cuerpo a cuerpo con el Paladín es radicalmente distinto a hacerlo a distancia con el Cazador de Brujas.

Heroes of Hammerwatch reseña

Algo interesante es que el pueblo es persistente entre todos ellos. Eso significa que los recursos obtenidos por un personaje pueden ser aprovechados o gastados por otro. Esto facilita bastante las partidas. También podemos jugar en línea con hasta tres personas más. Esto aumenta la dificultad, pero también la diversión.

Tristemente, no hay un modo multijugador local. Comprendemos que la idea de los desarrolladores es que cada miembro de la partida pueda explorar cada piso de la torre a gusto sin estar limitado por los demás, pero hace mucha falta poder jugar con otra persona en la misma consola.

Como pueden ver, Heroes of Hammerwatch tiene un enfoque absoluto en la progresión. Es un juego perfecto para aquellos que quieren crear un personaje y mejorarlo poco a poco hasta que sea capaz de acabar con una horda de enemigos al presionar un solo botón. Realmente es satisfactorio ver todos los edificios del pueblo renovados y sentir que tenemos un personaje muy poderoso tras muchas horas de empeño. Otros elementos del juego no están tan bien trabajados, notablemente su historia.

Sí, hay una trama en este título, pero está relegada a los menús. No son más que detalles sobre algunos escenarios y jefes que nos dan una idea de qué está pasando, pero no es interesante, original, ni muy detallada. Es claro que este no es un juego que trate de atraer jugadores contando una gran historia. Su ambientación medieval resulta bastante genérica.

La jugabilidad también tiene algunos problemas. El control del personaje, que usa los dos análogos, resulta algo impreciso y nos puede llevar a algunas muertes injustas. Esto no es un problema en la versión de PC, que usa teclado y ratón. La acción en pantalla también se puede volver tan intensa que termina confundiendo al jugador.

Es verdad que cuenta con un bonito, colorido y relativamente detallado arte en pixeles, pero hay hordas de docenas de enemigos diferentes que, en combinación con los personajes, los efectos de sus ataques y detalles de los escenarios, pueden hacer que cualquiera se pierda y no sepa qué está pasando. Hay ocasiones en que ocurren tantas cosas, que parecemos jugando un juego de naves tipo ‘infierno de balas’.

Heroes of Hammerwatch crítica Switch

¿Cuál es el contenido extra de Heroes of Hammerwatch: Ultimate Edition? Además del juego base, tenemos acceso a tres DLC. El primero es la expansión del ‘Cazador de Brujas’, que nos permite jugar con este personaje. ‘Templo de la Luna’ nos deja viajar a una nueva zona helada y acceder a una tienda en la que obtener colores para cambiar el aspecto y la armadura de nuestro personaje.

Por último tenemos ‘Pirámide de Profecía’, con la que podemos viajar al desierto, participar de combates en una arena, desbloquear el Gladiador y visitar un nuevo calabozo. Todos estos elementos extra incluyen nuevas ventajas con las que podemos crear un personaje aún más poderoso.

Entonces, ¿vale la pena jugar Heroes of Hammerwatch? La verdad es que lo consideramos una buena alternativa a la saga Diablo. Si ya agotaron las posibilidades de los juegos de Blizzard y quieren algo similar o si no les alcanza el dinero para comprar Diablo III, este juego indie puede dejarlos bastante satisfechos. Eso sí, quienes busquen una buena historia o una aventura accesible que no les pida ‘grindeo’, mejor mirar otras opciones.

Heroes of Hammerwatch: Ultimate Edition
7.2/10 Nota
Lo que nos gustó
-Un sistema de progresión profundo y satisfactorio.
-Buena variedad de personajes con diferentes estilos de juego.
-Excelente musicalización y bonitos gráficos en pixeles.
Lo que no nos gustó
-No tiene multijugador local.
-No está traducido al español.
-La cantidad de objetos en pantalla puede confundir.
-Historia casi inexistente.
En resumen
Heroes of Hammerwatch nos ofrece la posibilidad de crear un héroe desde cero, mejorándolo detalle a detalle junto al pueblo que lo apoya para que sea capaz de superar los retos de la Torre Prohibida. Gusta a quienes les atraigan los juegos en que debemos pensar cómo incrementar números de daño y defensa, sin dejar atrás la acción intensa y el modo multijugador en línea. Pero hay cosas que le impiden resaltar como uno de los grandes del género. Su falta de historia, ambientación genérica y falta de multijugador local seguramente harán que muchos prefieran simplemente volver a jugar Diablo III.

Reseña hecha con una copia digital de Heroes of Hammerwatch: Ultimate Edition para Nintendo Switch brindada por BlitWorks.

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas