Conecta con nosotros

Videojuegos

Mortal Kombat X – La reseña

Es hora para que una nueva generación de luchadores se levante a derramar la sangre sus enemigos en nombre de la justicia.

Publicado

el

Mortal Kombat es una franquicia que desde su creación ha estado atada a la polémica; sangre y vísceras por todas partes fueron la razón suficiente para que en respuesta a su primer título se creara la ESRB, entidad de calificación de videojuegos. Desde entonces un gran número de secuelas han salido, pero solo fue hasta el 2011 cuando reapareció la franquicia de la mano de Warner Bros. y NetherRealm con un título novedoso y que de cierta forma le dio un “reinicio” a la historia. Ahora, cuatro años después estamos frente a su sucesor que ha llegado pisando fuerte.

Desde el anuncio de Mortal Kombat X el título causó furor, no solo por la llegada de la franquicia a la actual generación de consolas, sino por la mejora sustancial en el sistema de combate y la inclusión de una nueva generación de luchadores que nos demuestran que, aún después de tantos años, la franquicia puede sentirse fresca e innovadora. Este título comienza justo después de los hechos de Mortal Kombat 9 (2011), Shao Khan ha sido derrotado pero esto no ha impedido que Earthrealm sea sacudido por las fuerzas del mal, ya que todo lo sucedido fue parte de un complejo y extenso plan de Shinnok, un ex Eldergod que busca hacerse con el poder absoluto. Pese a esto, este villano que ahora ha salido a la luz es derrotado fácilmente por Johnny Cage, lo que aparentemente estabiliza la situación, pero que también desata una lucha por el poder del trono de Outworld.

20 largos años pasarán y la situación no ha cambiado, Outworld sigue sin un líder, lo que nos presenta la disputa entre Mileena y Kotal Khan por el poder; mientras tanto, vemos la creación de un nuevo equipo de fuerzas especiales que debe estabilizar las relaciones de Earthrealm con Outworld y que a su vez tratan de impedir la resurrección de Shinnok y la destrucción de la Tierra. Sin embargo, esta labor no recae en los personajes que conocemos de antes, sino en una nueva generación de combatientes que están dispuestos a todo: Cassie Cage, Jackie Briggs, Kung Jin y Takeda Takashi.

Aunque controlaremos otros personajes conocidos a lo largo de los 12 capítulos que dura el juego, cada uno compuesto por cuatro peleas, estos cuatro nuevos personajes serán claves para el desarrollo de la historia porque estarán involucrados en las diferentes fases del conflicto central. Gracias a esto, no solo tenemos una perspectiva de los eventos de acuerdo a cada personaje, sino que podremos conocer su pasado y motivaciones y ver cómo evolucionan conforme avance el argumento. El desarrollo de la trama no es apasionante en sí, pero cumple con el hecho de presentar un nuevo conflicto con el potencial de ser explotado en el futuro. En este sentido, Mortal Kombat X es vital porque es la evolución a una nueva época que está llena grandes personajes clásicos como Scorpion, Sub-Zero, Johnny Cage, Sonya, Kitana y Raiden , y que a la vez permite la llegada de nuevos combatiente, pero con personalidades mucho más definidas e interesantes, como Kung Jin, el primer personaje homosexual de la franquicia.

MKX3

Un inconveniente menor en el modo historia de Mortal Kombat X es una serie de QTE ubicados entre ciertas cinemáticas, estos intentan presentarnos escenas de acción en las que tenemos «absoluto control» de los personajes (solo podremos seguir instrucciones), sin embargo, en vez de potenciar nuestra experiencia, se vuelve un apartado innecesario (además de estorboso) por lo poco interesantes que son. Aun así, es una pequeña piedra en el zapato que no opaca el verdadero show a la hora de tomar el verdadero control en nuestras manos.

Tal como fue promocionado por Warner Bros. y NetherRealm, este título cuenta con un nuevo sistema de combate similar al visto en Injustice: Gods Among Us. Esto quiere decir que no solo los movimientos son más fluidos y vistosos, sino que los escenarios estarán llenos de detalles y elementos interactivos que pueden jugar a favor o en contra de nosotros durante el combate; así mismo, se destacarán por ser diversos y ofrecer una perspectiva amplia del campo de batalla con diferentes situaciones dentro de él. Cada personaje se manejará de forma distinta, sin embargo, se pueden catalogar por clases, los que pueden hacer gran cantidad de daño a costa de poca velocidad como Kotal Khan, Ferra/Torr o Jax; los que se ubican en un punto medio entre la velocidad y la potencia como Scorpion, Sub-Zero, Jhonny Cage o Sonya; los combatientes ágiles que pueden conectar una gran cantidad de golpes consecutivos como Kenshi, Takeda Takashi, Kung Jin o D’Vora y los que usan netamente de habilidades psíquicas como Ermac, Quan Chi o Shinnok.

Si hay algo que ha llamado la atención sobre Mortal Kombat X es que, en efecto, es el título más sangriento de la franquicia hasta el momento. No solo se trata de la cantidad de sangre que cae cada vez que golpeamos a nuestros enemigos, sino también de los movimientos finales con los que podemos mutilarlos de formas inimaginables y escabrosas. Además de fatalities, tenemos las brutalities y los movimientos X-Ray que nos mostrarán cómo cada parte del cuerpo se estremece y es destrozada con cada un golpe.

MKX5

Aunque el modo historia es corto, es evidente que un título de peleas no depende únicamente de este apartado, especialmente si se trata de Mortal Kombat. Estará el modo Torre donde accederemos a diferentes retos, sean luchas consecutivas con diferentes enemigos o desafíos como Test Your Luck y Test Your Might, que requerirán de especial atención por las condiciones para ser superados. Estas actividades adicionales junto al modo multijugador en línea nos permitirán ganar monedas MK, que luego podremos gastar en la Krypta, un gran cementerio en el que habrá una extensa cantidad de lápidas que podremos pagar por abrir, cada una de estas nos dará un objeto aleatorio con el cual podremos desbloquear fatalities secundarias, brutalties, artes conceptuales y figuras. Puede sonar sencillo de obtener, pero realmente la cantidad de monedas otorgadas por pelea será escasa, lo que nos hará invertir una gran cantidad de tiempo en diferentes enfrentamientos.

Esta mecánica puede parecer monótona y de hecho lo sería si no fuera porque existen modificadores de pelea. Básicamente, estas son condiciones adicionales para cada enfrentamiento que pueden inclinar el escenario, hacer más fuertes los golpes para los luchadores o incluir obstáculos adicionales, entre otras ventajas a favor y en contra que harán de las peleas un evento más retador e interesante. Aunque no podremos seleccionar estos modificadores, sí podremos elegir cuántos habrá y entre más tengamos suele ser más divertido.

Como era de esperar, Mortal Kombat X nos permite acceder a batallas multijugador en línea. La mayor parte de estas son enfrentamientos por matchmaking solo o en grupo y, salvo el error presente en PlayStation 4, este modo corre sin mayor problema y sin retrasos. Sin embargo, hay un modo adicional que nos impulsará a llevar los enfrentamientos a un nivel diferente y a desarrollar un sentido de pertenencia por la comunidad. Para esta entrega, se han incluido facciones dentro del multijugador, por lo que cada jugador debe seleccionar una facción de entre seis posibles (Lin Kuei, Shirai Ryu, Black Dragon, Elder Gods, The Brotherhood of Shadow, White Lotus Society, Red Dragon y Special Forces), que constantemente estarán en batalla. Eventualmente se evaluará el desempeño de cada agrupación teniendo en cuenta las partidas ganadas y de los retos individuales, lo que otorgará puntos de experiencia y monedas MK; no obstante, para llevar nuestra facción a la victoria no solo debemos jugar activamente, sino que debemos realizar ciertos movimientos finales llamados “Faction Fatalities”, que aunque no son tan impactantes como una fatalitie, van otorgando puntos a nuestra facción. Es una medida simple, pero agrada ver que NetherRealm se ha preocupado por consolidar una comunidad sólida y colaborativa.

MKX2

A pesar de lo variado y fluido que es el título, siento que el catálogo de personajes está limitado en comparación al título anterior. Es evidente que una cantidad menor de luchadores permitió un mejor acercamiento al apartado gráfico y a la jugabilidad; sin embargo, se extrañan ciertos personajes que parecen no volver, como Jade y hay otros que están dentro del juego pero que no hacen parte del Kombat Pack, como Rain, Sindel, Smoke, Baraka, Kabal entre otros. Afortunadamente, Mortal Kombat X añadirá en el futuro cuatro cuatro personajes, dos conocidos, Tanya y Tremor, y dos invitados especiales, Predator y Jason Vorhees.

Mortal Kombat X marca un nuevo inicio en la franquicia, justo como lo hizo Mortal Kombat 9 en la pasada generación de consolas. Sin duda alguna presentar una nueva generación de luchadores fue la mejor decisión, ya que refresca el universo que se ha mantenido uniforme a lo largo de los últimos años. Es una forma de abrir nuevas oportunidades y nuevas historias, lo cual es bienvenido teniendo en cuenta lo que ha logrado esta nueva entrega en pocos días. Este nuevo título llega pisando fuerte a la actual generación de consolas, sin embargo, es también evidente que poco a poco la PlayStation 3 y Xbox 360 van quedando relegadas a un segundo plano, lo cual es una lástima.

Reseña hecha con una copia de Mortal Kombat X para la PlayStation 4.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas