Connect with us

Juegos

Sea of Thieves – La reseña

Rare nos muestra una interesante versión de la vida pirata con sentido cooperativo, pero el resultado se queda corto en cuanto a rebeldía.

Publicado

en

La piratería no fue un tema fácil durante la época dorada; muchos mercenarios y gobiernos quisieron aprovechar el crecimiento del comercio naval para obtener grandes beneficios sin importar los métodos usados. En Sea of Thieves tampoco tendrás una tarea sencilla debido al mundo compartido en el que se plantea y algunos riesgos de las misiones; pero ofrece una colorida aunque repetitiva experiencia que puede mejorar si Rare así lo desea.

Sea of Thieves es un juego de mundo abierto ubicado en una zona ficticia del Caribe donde asumimos el rol de pirata que busca aventuras y recompensas. El título como tal no tiene una historia predefinida más allá de referencias a la búsqueda del legendario tesoro de Atenea, algunas descripciones de las facciones y cortas conversaciones con los personajes no jugables (NPC); ofreciendo a cambio un apartado visual lleno de colores, cambios en su ciclo día/noche, mares activos en oleaje y vientos, y muchas islas en las cuales pasaremos buena parte del tiempo.

El objetivo primario de Sea of Thieves es bastante simple: convertirnos en el mejor pirata posible obteniendo reputación y dinero. Esto se lleva a cabo al comprar y cumplir misiones para tres bandos diferentes: Los Acaparadores de Oro buscan cofres de tesoros, La Orden de las Almas desea calaveras con propiedades mágicas y la Alianza Mercante nos contrata como proveedores y transportadores de mercancía.

Lastimosamente los tres tipos de contrato son muy parecidos en su dinámica central a pesar de los cambios en la naturaleza de cada uno. Básicamente compramos una misión, nos desplazamos a un punto en el mapa que debemos ubicar mediante pistas o cartas navales, buscamos uno o varios objetos (algunos necesitan la resolución de acertijos o combatir contra bandas de esqueletos) y volvemos a un puesto de avanzada para venderlos a la facción correspondiente.

Esto no significa que no haya más recompensas; por ejemplo en algunas islas encontramos botellas con mensajes que nos orientaban hacia otras misiones o cofres escondidos en rincones inesperados; y en algunas ocasiones se activa una gran misión para atacar fuertes altamente protegidos pero con un buen botín. El asunto que aqueja a Sea of Thieves es la dispersión de estas actividades adicionales, que en lugar de crear un aura de misterio o curiosidad hacen sentir pobre la oferta y generan la sensación de falta de variedad, o que pudo incluirse mayor cantidad y calidad de tareas.

Igualmente hay un conflicto con el sistema comercial, no tanto porque sea complicado, ya que son simples compras y ventas usando el oro obtenido en objetos cosméticos y una que otra arma o herramienta que no crean una ventaja injusta para los combates. El problema está en que se requiere mucho grind o búsqueda repetitiva de dinero a través de las misiones para adquirir los objetos que deseamos, haciendo todo más obligatorio de lo que debería, nada congruente con el pensamiento pirata. Menos mal esto no afecta la reparación de los daños de los barcos o las reapariciones en el escenario.

En contraste, el punto que deja totalmente claro Sea of Thieves es su enfoque social. Cumplir misiones en solitario se vuelve una actividad relajante por momentos y tediosa en otros, debido al manejo de la nave y las largas distancias de viaje para algunas misiones; pero al contar con uno o más compañeros la cosa se compone. Un grupo de cuatro personas manejando un galeón necesita estar coordinado, hay mayor discusión sobre las resolución de los acertijos y la ubicación de objetivos en el mapa de navegación, y el ambiente resulta perfecto para conversar con la pandilla, tocar una canción con los instrumentos del inventario o experimentar con las herramientas que ofrece el juego.

Bueno, esto hasta que nos encontremos con otras personas, porque siempre ingresamos al escenario junto a más grupos de jugadores u otros lobos solitarios del mar, algunos amigables y dispuestos a forjar alianzas, pero en su mayoría listos para eliminarnos a punta de cañón, mosquete y sable. El sistema de combate a pie es muy sencillo y no requiere mayor estrategia, mientras que hacerlo desde nuestra embarcación requiere tremendo trabajo en equipo; así que si estás navegando solo lo mejor es huir a toda vela.

Otro acierto del equipo de desarrollo es el estilo visual que combina el trabajo cómico y animado que hemos visto en películas de grandes estudios o en aventuras del tipo The Curse of Monkey Island con diseños de personajes divertidos, llenos de defectos creados a propósito, y un sistema de física impactante junto a cambios de iluminación dependiendo de las condiciones del clima. Seguramente saldrás sorprendido con algunos atardeceres, el efecto de salvajes tormentas y la hermosura de la presentación del agua, aún cuando nos encontremos en plena tormenta.

Sea of Thieves
6.7/10 Nota
Lo que nos gustó
-Mundo colorido y pintoresco, interesante propuesta visual.
-Mejor con amigos, altamente social.
-Brinda grandes momentos en pequeñas dosis.
-El manejo de los barcos es genial, sea solo o acompañado.
-Esquema de control sencillo pero eficiente.
Lo que no nos gustó
-Dinámicas repetitivas de misiones principales.
-Poca variedad en los objetivos secundarios.
-Las recompensas se sientes pobres respecto a la tarea cumplida.
-Poca historia para un mundo tan atractivo.
En resumen
El conjunto de todas las características de Sea of Thieves nos deja con un sabor agridulce. Por una parte, tenemos elementos que regalan momentos memorables y divertidos que normalmente suceden cuando estamos acompañados, o suceden por algunas variables como el ataque de tiburones o efectos extraños en los cofres. Por otro lado, sentimos un vacío extraño, no tanto porque el mundo de juego no sea atractivo sino porque la recompensa al completar buena parte de las misiones no se siente satisfactoria y no hay un cambio real en el esquema de su realización. Queremos que haya más, y esperamos que Rare use la oportunidad a corto y mediano plazo para enriquecer esta pintoresca representación de la piratería caribeña.

Reseña hecha con una copia digital de Sea of Thieves brindada por Microsoft Colombia.

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas