Síguenos en nuestras redes

Videojuegos

Serious Sam 4 – Reseña

Sam Stone está de vuelta para detener una vez más los planes de dominación mundial de Mental. ¿Qué novedades pone Serious Sam 4 sobre la mesa?

Publicado

en

No fueron los primeros juegos de su tipo, pero Wolfenstein 3D (1992) y Doom (1993) marcaron un antes y un después dentro del género de los ‘First Person Shooters’ (FPS). Durante la década de los noventa, este par de juegos de id Software fueron una inspiración para otros estudios que se encargaron de nutrir el género. Aunque la importancia de estos títulos sigue siendo innegable, el género se ha refinado de tal forma que hoy en día gira alrededor de experiencias mucho más inmersivas, intuitivas y responsivas que los primeros FPS de id Software. Sin embargo, todavía hay juegos que mantienen intacta la esencia clásica de esos FPS. La franquicia Serious Sam es una de las que encabeza este selecto grupo.

Desarrollada por Croteam, la franquicia Serious Sam dio sus primeros pasos con The First Encounter (2001) y The Second Encounter (2002). A diferencia de otros FPS de la época, Serious Sam no buscaba incursionar en el multijugador competitivo ni revolucionar el género. Estaba orgulloso de ser heredero del legado de los clásicos de id Software y otros FPS, tales como Duke Nukem 3D (1996). Ahora, lo anterior no quiere decir que la franquicia no tenga una seña de identidad. Gracias al Serious Engine —motor creado por Croteam— y sus posteriores versiones, Serious Sam se caracteriza por sus extensos mapas y combates contra multitudes de enemigos.

Durante casi dos décadas, este ha sido el encanto de la franquicia y Serious Sam 4 no es la excepción. Sin embargo, esta última entrega lleva los tiroteos al siguiente nivel.

Ambientado antes de los eventos de Serious Sam 3: BFE (2011), lo que lo convierte en el primer juego dentro de la cronología de la franquicia, la historia de Serious Sam 4 nuevamente pone a los jugadores en los zapatos del ocurrente Sam Stone —capitán de la EDF (Earth Defense Force)— mientras hace frente a otra de las invasiones del tirano alienígena Mental. Esta ambientación no solo supone el regreso de personajes vistos en previas entregas, sino el debut de algunos completamente nuevos.

Incluso sin previo conocimiento de la historia de la serie, los jugadores pueden disfrutar de lo poco que ofrece el título en materia de narrativa. Si bien la trama puede resultar algo predecible, hay ciertos diálogos e interacciones que resultan hilarantes e incluso enternecedores. Eso sí, por irónico que suene, Serious Sam 4 en ningún momento pretende ofrecer una historia seria. Como las anteriores entregas, se regocija en el absurdo y el humor negro. Si lo que buscan son líneas ocurrentes y referencias a la cultura pop, el último juego de Croteam cumple con creces.

Serious Sam 4 reseña

Si bien los comentarios de Sam y otros personajes amenizan los combates contra las fuerzas de Mental, estos tiroteos son precisamente el encanto de Serious Sam 4. Como se señaló hace unos cuantos párrafos, Croteam ha llevado la cantidad de enemigos que puede haber en pantalla a niveles que en ocasiones podrían calificarse como “obscenos”. En un diario de desarrollo, el ingeniero de gráficas Dean Sekulić aseguró que habría secciones en las que los jugadores harían frente a decenas de miles de enemigos al mismo tiempo. Sonaba descabellado, pero no estaba mintiendo.

Los ridículos números del ejército de Mental, compuesto por enemigos de toda la franquicia, son una de las razones por las cuales los combates nunca se tornan monótonos. La otra razón es el arsenal de Sam en esta última entrega. A lo largo de Serious Sam 4, los jugadores podrán desbloquear un total de 15 armas. ¡Pero eso no es todo! Ya sea encontrando locaciones secretas o completando misiones secundarias, otra novedad de esta última entrega, los jugadores podrán acumular artilugios. Unos sirven para curar a Sam, otros tienen efectos que favorecen al protagonista en medio de los combates y unos pocos pueden limpiar la pantalla de enemigos.

Como si lo anterior no fuera suficiente, Sam también puede obtener puntos de habilidad repartidos en ciertos niveles. Estos le permitirán aprender habilidades de un pequeño árbol. ¿Lo mejor de todo? Las habilidades pueden «desaprenderse» para reinvertir los puntos en otras, lo que posibilita una modesta construcción de ‘builds’.

A pesar de esta cantidad de recursos a disposición de los jugadores, hay combates que no son menos que abrumadores. Si bien no hay límite de vidas, cada ‘respawn’ sustrae puntos de la calificación general. De igual forma, pueden guardar en cualquier momento bajo el riesgo de perder puntos. En todo momento, los jugadores deben evaluar cuál arma es la más adecuada para lidiar con cierto tipo de enemigos o si deben ahorrar munición para un arma determinada en caso de un futuro combate.

Tristemente, esta dificultad no se ve replicada en las batallas de jefe. En comparación con el estrés y frustración que puede causar una horda literal de enemigos, los jefes generalmente gozan de ‘hitboxes’ gigantes que hacen casi imposible no atinarle y drenar su barra de salud. Eso sí, hay algunas batallas de jefe que lucen visualmente impresionantes. Un buen ejemplo de esto es la batalla final, que brilla por su escala.

Hablando del rey de Roma, Serious Sam 4 es una bolsa mixta en lo que respecta a presentación. Mientras que las composiciones musicales de Damjan Mravunac complementan bien la acción al combinar el rock con melodías orquestales, la presentación gráfica de esta entrega se siente incompleta. No solo es generalmente mediocre, sino que se ve afligida constantemente por texturas que tardan en cargar y ‘bugs’ que pueden afectar la iluminación de un nivel completo. No menos importante, los subtítulos desaparecen de forma aleatoria a pesar de tener activa la opción.

A pesar de estos problemas, más que nada gráficos, Serious Sam 4 corre a 60 fps sin problemas en una PC que cumpla sus requerimientos mínimos. Pueden revisarlos en la página de Steam. Esto garantiza una experiencia menos frustrante, ya sea jugando en solitario o en compañía de otros jugadores. Ya que este apartado requiere la creación de un servidor, la calidad de la conexión a internet del anfitrión afecta directamente la experiencia de los demás usuarios. De jugar en línea, recomendamos que se aseguren de cumplir con estos requerimientos básicos.

Serious Sam 4
7.3/10 Nota
Lo que nos gustó
- Su sistema de combate simple, pero frenético por la abrumadora cantidad de enemigos.
- Algunos diálogos e interacciones memorables.
- Nuevas herramientas para Sam.
Lo que no nos gustó
- Serious Sam 4 sufre a nivel visual. No solo luce regular, sino que está plagado de 'bugs'.
- Más allá de la gran cantidad de enemigos y algunas herramientas nuevas, el juego no trae nada nuevo a la mesa del género FPS.
En resumen
Aquellos que ya sean fanáticos de la franquicia o busquen un FPS en el que puedan lidiar con hordas literales de enemigos encontrarán un buen reto en Serious Sam 4. Como anteriores entregas de la serie, la campaña puede jugarse en solitario o en compañía de otros tres jugadores. A pesar de que la simplicidad de su historia y mecánicas es parte de su encanto, Serious Sam 4 no trae innovaciones al género FPS. Por supuesto, no ha de restarse mérito a las novedades que trae a la franquicia. Hay porciones en las que luce impresionante, pero el juego en general goza de una presentación mediocre por culpa de un sinfín de 'bugs' gráficos. Eso sí, el título goza de un 'framerate' estable a pesar de la impresionante cantidad de enemigos.

Reseña hecha con una copia digital de Serious Sam 4 para Steam brindada por Devolver Digital.

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas