Síguenos en nuestras redes

Videojuegos

Spartan Fist – Reseña

¡Golpea! ¡Golpea! ¡Golpea! ¡Golpea hasta que exploten! Te lo ordena un tierno gatito.

Publicado

en

Cuando jugamos algún título de acción en primera persona, los ataques cuerpo a cuerpo suelen ser un último recurso. Solo nos arriesgamos a golpear directamente a un enemigo cuando nos quedamos sin balas, nos acercamos sigilosamente o estamos tratando de desbloquear un logro o trofeo. Es comprensible. Usualmente, disparar es mucho más divertido y menos riesgoso.

Pero eso no significa que golpear en primera persona no pueda ser divertido. Eso es lo que está dispuesto a demostrar el pequeño estudio independiente Glass Bottom Games con el inusual Spartan Fist, un juego completamente basado en el arte de lanzar puños.

Entonces, ¿lograron probar que un juego así puede ser divertido? Bueno… más o menos.

Spartan Fist tiene una historia, pero no van a descubrir mucho sobre ella jugando. Según el sitio web oficial del juego, controlamos a una detective que busca un legendario guante llamado ‘Spartan Fist’. La verdad es que el contexto importa poco y toda la gracia del juego está en su particular y vibrante estilo.

Participamos en varias arenas de combate en las que el objetivo es acabar a golpes con todos los enemigos para poder continuar a la siguiente. Este es un ‘roguelike’ al estilo de juegos como Enter the Gungeon y The Binding of Isaac. Eso significa que cada vez que juguemos tendremos que regresar al comienzo de la aventura y los escenarios serán diferentes. Son laberintos que recorremos ciegamente mientras golpeamos todo lo que encontramos y sorteamos trampas como péndulos y trenes subterráneos. Si tenemos suerte, encontramos nuevos puños con características diferentes y ‘líquidos’ en que sumergirlos para aumentar el daño que hacen o darles nuevos efectos.

Spartan Fist crítica

La combinación de los diferentes puños con los tres estilos de combate es lo que le da mayor variedad a Spartan Fist, ya que durante la mayor parte de nuestras partidas estaremos recorriendo los mismos escenarios y golpeando a los mismos enemigos. El juego solo cuenta con cuatro niveles que podemos superar en aproximadamente una hora, pero no esperen llegar al jefe final en la primera partida. Requiere algo de tiempo volverse lo suficientemente hábil y mejorar lo suficiente el personaje para llegar a ese nivel.

¡Ah sí! ¡Las mejoras! A medida que golpeamos enemigos vamos obteniendo dinero. Este podemos gastarlo antes de comenzar una nueva partida para mejorar aspectos como nuestra salud, aguante y la potencia de los puños que podemos encontrar al explorar los escenarios.

Spartan Fist análisis

Estos elementos son comunes de los ‘roguelikes’, pero Spartan Fist logra tener personalidad propia gracias a su curioso arte en voxeles —que a muchos les recordará a Minecraft—, excelente música ‘electropunk’ y un estilo que de alguna forma logra combinar una estética ‘post-apocalíptica punk’ con elementos tan dispares como mechas controlados por adorables animalitos.

Todo esto suena muy bien, pero sufre un poco a causa de sus sistemas de juego. Golpear enemigos es divertido y es verdad que los diferentes puños causan efectos diferentes, pero no son suficientemente variados. A final de cuentas, todo se resume en moverse alrededor de los enemigos y golpearlos. Esto funciona en casi todos los enfrentamientos sin importar el tipo de puños y termina volviéndose monótono rápidamente. Las trampas que encontramos en cada nivel se repiten muy a menudo y, en lugar de ser parte importante de la estrategia, resultan molestas y a veces difíciles de detectar. Es frustrante llevar una buena partida y ser arrojado contra una trampa de fuego que drena toda nuestra salud en segundos.

Hay momentos en que también se nos exige saltar para evitar trampas o ponernos al nivel de los enemigos. Como bien saben, los momentos de plataformas en los juegos en primera persona pueden resultar bastante problemáticos y esta no es la excepción. No siempre es sencillo caer justo donde queremos. Esto es un grave defecto a partir del tercer nivel, en el que un mal cálculo al saltar a otra plataforma puede arruinar toda la partida.

A causa de esto, volver a empezar desde el primer nivel resulta aburrido. A diferencia de otros ‘roguelike’, no hay suficiente variedad de escenarios, enemigos y armas como para que resulte atractivo jugar partida tras partida.

Si el juego logra atraparnos a pesar de sus defectos, cuenta con retos diarios y semanales en los que podemos participar. La jugabilidad no cambia en absoluto, pero al menos ofrece un nuevo incentivo.

Spartan Fist se lanzó en 2018 para PC y recientemente llegó a consolas. La versión en la que se basa esta reseña es la de Nintendo Switch. Esta permite usar el sensor de movimiento de los Joy-Con, lo que la convierte en un ‘simulador de puñetazos’. Aunque parezca una simple curiosidad, resulta bastante divertido jugar de este modo, al menos hasta que se nos cansan los brazos.

La versión para la consola híbrida de Nintendo es, sin duda, en la que mejor se destacan las características de Spartan Fist. Además del sensor de movimiento, la portabilidad de la consola se presta perfectamente para partidas cortas y esa es la forma en la que más se disfruta este juego. No es un título que merezca absoluta dedicación, pues se le saca más gusto con partidas de 20 o 30 minutos de vez en cuando.

Spartan Fist
6.3/10 Nota
Lo que nos gustó
-Un estilo visual muy llamativo y desenfadado.
-Golpear enemigos hasta que exploten es divertido.
-Su banda sonora.
Lo que no nos gustó
-Enemigos y escenarios repetitivos.
-No hay suficiente variedad de objetos y poderes.
-Las trampas resultan frustrantes y difíciles de evitar.
-Cada partida es muy similar a la anterior.
En resumen
Spartan Fist es un juego lleno de potencial que, tristemente, no logra todo lo que promete. Una mayor variedad de enemigos y puños hubiera mejorado bastante la experiencia. Los ‘roguelike’ exigen que cada partida sea suficientemente diferente a la anterior, pero esa meta no se alcanza. De todos modos, su pequeño equipo de desarrollo demostró que tiene mucha creatividad y una visión muy divertida de lo que puede llegar a ser un videojuego. No podemos esperar para jugar SkateBIRD, su próximo título.

Reseña hecha con una copia digital de Spartan Fist para Nintendo Switch brindada por JanduSoft.

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas