Juegos
0 comentarios

Destiny 2 – La reseña

Por el Lunes 2 de Octubre de 2017
Sigue a GamerFocus en redes sociales:
 

Tras el éxito crítico y comercial de la trilogía original de Halo, Bungie se embarcó en un proyecto que hoy en día sigue ostentando el récord de ser el más caro jamás producido dentro de la industria de los videojuegos. Un total de 500 millones de dólares fueron invertidos por Activision Blizzard para otorgar una base sólida a la franquicia de Destiny. No obstante, aunque el juego fue un indiscutible éxito comercial al recuperar la inversión mencionada con las ganancias de las pre-ordenes, críticamente no corrió con la misma suerte.

Como un FPS, Destiny poseía todos los elementos que enamoraron a los ahora fanáticos de Halo: las simples, pero intuitivas mecánicas de juego, la ambientación futurista, y las frenéticas partidas competitivas. Sin embargo, unos cuantos problemas surgieron a la hora de reseñarlo como un MMORPG. Las críticas negativas se centraron principalmente en el diseño de niveles, la historia y el énfasis en el grinding y farming. Cabe recordar que estas observaciones fueron dirigidas a la versión inicial del juego. Al fin y al cabo, la franquicia se mantuvo relevante gracias a las cuatro expansiones que arribaron entre 2014 y 2016.

Después de un poco más de dos años de apoyar a Destiny, Bungie y Activision Blizzard finalmente dieron a conocer a finales de mayo que una secuela estaba en desarrollo. Sin embargo, no fue sino hasta mediados de mayo que se reveló que el juego estaría disponible para PlayStation 4 y Xbox One a partir del 8 de septiembre. Destiny 2 es un título que requiere ser ‘masticado’ por un buen tiempo para juzgarlo apropiadamente. A esto debe sumarse que el juego no contó con algunos modos de juego en su lanzamiento, ya que estos fueron añadidos posteriormente por medio de actualizaciones.

A la hora de analizar Destiny 2, es necesario compararlo con la versión inicial del juego original y la suma de todas sus expansiones. Al fin y al cabo, Activision Blizzard ya ha confirmado que la secuela también recibirá múltiples actualizaciones y expansiones en los próximos años, como ‘Curse of Osiris’ por ejemplo.

Dominus Ghaul - Destiny 2

Si bien la mitología del universo de Destiny es bastante amplia e interesante, Bungie inicialmente no hizo un buen trabajo en introducir a los jugadores en ese mundo que habían creado. Esto se debió en buena medida a que el estudio prefirió depositar casi toda la narrativa en el llamado Grimorio, un glosario al que inicialmente solo podía accederse por medio de la página web oficial de Bungie. Por fortuna, posteriormente se habilitó una aplicación para dispositivos móviles que permite consultar el Grimorio en cualquier lugar. Aunque esta aplicación todavía puede utilizarse en Destiny 2, este es mucho más directo con su trama.

Como se comentó en nuestras primeras impresiones de la beta, la historia de Destiny 2 es 100% dirigida a los fanáticos de la franquicia. Sin embargo, en lo que respecta a estructura narrativa, es mucho más simple y, por ende, comprensible para incluso aquellos que no jugaron el título original. ¿Qué es tan complicado de un villano que somete al protagonista, que en consecuencia se ve obligado a fortalecerse para hacerle frente nuevamente y retomar lo que es suyo? Aunque algo cliché, la ejecución de la trama —desenfadada la mayoría del tiempo, pero con sus momentos épicos— logra que sea efectiva. En esto influye especialmente la buena dirección cinematográfica y la memorable banda sonora. No obstante, uno de los elementos que contribuye a que la historia de la secuela se distinga de la de su predecesor es el propio antagonista principal: Dominus Ghaul.

A diferencia del juego original, que brillaba por la ausencia de un villano claro —por lo menos hasta la llegada de las expansiones—, Destiny 2 presenta al suyo dentro de la primera hora de juego. Si bien Ghaul no terminará en un top de los mejores antagonistas de los videojuegos, afortunadamente no cae en el típico monarca loco de poder. De hecho, de haber sido desarrollada más, la filosofía detrás de sus actos podría haber brindado uno de los villanos más interesantes dentro del género de los FPS.

Destiny 2

Aunque las mecánicas básicas se mantienen más o menos intactas, la secuela introduce varias novedades que cambian la naturaleza del juego. Por un lado, aunque las armas siguen clasificándose en tres grupos —principales, especiales y pesadas— y los jugadores solo pueden equipar una de cada tipo, se ha añadido nuevo arsenal a cada categoría. A esto se le suma que el tamaño del cartucho en todas las armas ahora es más pequeño, sobre todo en las pesadas, y la munición que sueltan los enemigos ahora es más escasa. Esto incentiva la utilización de todas las armas y, por ende, una planeación más cuidadosa de cuáles llevar al campo de batalla.

Por otro lado, los jugadores ahora pueden ver las recompensas que conceden misiones específicas. Ya sea por su diseño estético o sus beneficios dentro del juego, los guardianes ya no tienen que recurrir tanto al farming y grinding con la esperanza de obtener ese item deseado. Lo anterior no significa que estos dos elementos no estén presentes en Destiny 2, pero sin duda están mejor implementados. A medida que los jugadores eliminen enemigos y completen eventos en los diferentes escenarios, podrán conseguir emblemas que podrán ser canjeados a cambio de aumentar su reputación con los NPC del respectivo mundo. Una vez esta llegue al máximo, el jugador recibirá un engrama legendario y otras recompensas.

Hablando de la exploración de escenarios, hay que aplaudir el diseño de niveles de la secuela. Si bien sus escenarios ya no son tan abiertos como los de Destiny, artísticamente son mucho más llamativos y las diferentes misiones están diseñadas de tal forma que los jugadores exploren la totalidad de los mundos. Sin embargo, estas no son las únicas actividades que pueden llevarse a cabo en estos. Otra de las novedades de Destiny 2 son los llamados eventos públicos, misiones en tiempo real en las que pueden participar varios jugadores de forma simultánea.

Destiny 2

En lo que respecta a rejugabilidad, Destiny 2 en su estado actual cuenta con múltiples modalidades dirigidas a extender la experiencia de juego. A lo largo del modo historia se desbloquean múltiples eventos que otorgan recompensas al completar semanalmente múltiples objetivos: el Crisol, enfrentamientos entre equipos de cuatro jugadores; Patrullas, misiones breves que generalmente implican la recolección de objetivos o la eliminación de enemigos; Asaltos, exigentes misiones de grupos de tres; Desafíos, serie de objetivos que involucran la realización de las anteriores actividades; Meditaciones, misiones de la historia con una dificultad más elevada; e Incursión, un gran calabozo/escenario que requerirá la cooperación de los ocho participantes para ser superado.

Por supuesto, todo lo anterior va de la mano con las nuevas opciones de personalización de los guardianes. Esto no solo se limita a lo visual por medio de la utilización limitada de los shaders, los cuales salen normalmente como recompensa al maximizar la reputación con cualquier NPC, sino a la capacidad de modificar los efectos pasivos y activos de cada arma —con la “excepción de las excepcionales”— por medio de modificadores que pueden conseguirse de la misma forma que los shaders y otros eventos.

Aunque algunos jugadores podrían desanimarse a causa de su baja dificultad y lo fácil que es subir de nivel, Destiny 2 brilla cada vez más a medida que se avanza en la historia y se revelan todas las actividades disponibles. Una vez se llega a nivel 20, el juego no ha hecho más que empezar. La personalización y el fortalecimiento del guardián escogido se vuelve prioridad, ya que los eventos posteriores con los mejores botines requieren un nivel de luz mayor debido a su elevada dificultad. A pesar de que la historia no es una de sus características destacadas y el combo farming-grinding todavía sigue estando presente, esta secuela es en muchos aspectos una mejora del juego original.

Reseña hecha con una copia física de Destiny 2 para PlayStation 4 brindada por Activision.

Calificación de GAMERFOCUS
 
General
8.4

Puntuación final
8.4

Pasa el mouse y califica
Calificación de Usuarios
 
General
9.6

Puntuación de los usuarios
2 calificaciones
9.6

Ya has calificado esta reseña

Comentarios