Síguenos en nuestras redes
gretel y hansel gretel y hansel

Cine y TV

Gretel y Hansel – Reseña

El terror regresa a los cuentos de hadas.

Publicado

en

Había una vez una pareja de hermanos llamados Hansel y Gretel. Fueron abandonados por sus padres en el bosque, pues eran pobres y no podían seguir manteniéndolos. Los niños encuentran una casa de dulce y comienzan a devorar sus paredes, pero la bruja que la habita los toma prisioneros. Obliga a Gretel a limpiar su casa y comienza a alimentar a Hansel para engordarlo y devorarlo, pero los hermanos la empujan al fuego y roban su tesoro, con el que regresan a su familia. Fin.

Esta es una versión supremamente resumida de Hansel y Gretel, un cuento de los hermanos Grimm bastante popular que la mayoría conocemos bien. Aunque es una historia para niños, algunos de sus elementos son bastante oscuros. La idea de unos pequeños abandonados a causa de la pobreza es traumática y una bruja caníbal pertenece a una historia de terror. Probablemente en eso estaba pensando el director y guionista Oz Perkins cuando decidió hacer Gretel y Hansel.

En esta versión, Gretel es la hermana mayor adolescente y Hansel es solo un niño. El futuro solo les depara dolor. La situación es tan terrible que la madre amenaza a sus hijos con matarlos si no abandonan el hogar. Ya que los únicos futuros para Gretel son entregarse a un convento o convertirse en objeto de los abusos carnales de los hombres, parte con su hermano al bosque en busca de un mejor destino.

Lo primero que destaca de esta película es su impresionante ambientación. Los escenarios de Gretel y Hansel están cubiertos por un velo de colores apagados que nos hacen sentir la tristeza y desesperanza de sus personajes. Hasta la luz del sol matutino parece enfermiza. Pero la composición de las escenas siempre resalta algo interesante: un árbol muerto y amenazante, un edificio de forma extraña, un símbolo de ocultismo tallado en la madera o una inusual fuente de luz. De repente visitamos secuencias oníricas en las que ocurren situaciones tan extrañas como espeluznantes. Los colores se tornan vivos y el conjunto recuerda un poco al estilo visual de directores como Tim Burton, Rob Zombie y David Lynch.

Ese estilo onírico se traslada también a la narrativa de la película. Gretel y Hansel es un filme que se toma su tiempo en desarrollarse. Observamos a los protagonistas en muchas tareas repetitivas y conversaciones extrañas que a algunos espectadores podrán parecerles aburridas. Esto sirve para crear la sensación de que en realidad todo es parte de un sueño o, más apropiadamente, de una pesadilla. Aun así, hay momentos que sobran. Por ejemplo, las revelaciones sobre el pasado de la bruja son innecesarias y solo sirven para enredar una trama que en realidad es bastante directa. Esas escenas probablemente eran necesarias para rellenar la película.

Un gran complemento para los extraordinarios elementos visuales de Gretel y Hansel es su banda sonora. La música del compositor Robin Coudert cuenta con poderosas tonadas de sintetizador que hacen resaltar los momentos más impactantes.

A pesar de los elementos realistas y oscuros agregados, la narrativa mantiene la lógica de los cuentos de hadas. Hay momentos y situaciones que parecen requerir una explicación que nunca llega, como el ‘zombi’ en la casa del cazador. Solo hay que recordar que estas son situaciones ‘normales’ en los mundos de los hermanos Grimm. Eso sí, la cualidad ‘poética’ de los diálogos se pierde bastante en el doblaje al español.

Además de su ambientación, el otro gran punto fuerte de Gretel y Hansel son las actuaciones de sus personajes femeninos. Sophia Lillis, a quien vimos interpretando a Beverly Marsh en It y su secuela, hace un fantástico trabajo como Gretel. Es una joven confundida por los horrores que está enfrentando y el poder que está descubriendo en sí misma. Ella logra expresar bien el dilema que tiene entre proteger a su hermano menor y abandonarlo para ser libre. Por otra parte, la bruja interpretada por Alice Krige es el perfecto ‘diablo sobre el hombro izquierdo de Gretel’. Pasa la mayor parte del tiempo tentándola a seguir el camino del mal e incrementar los poderes mágicos latentes en su interior.

La metáfora que representan estos dos personajes es un poco confusa. Las ideas de liberación y poder que la bruja le ofrece a Gretel, en contraste con las opciones que le deparan en el mundo, son una clara representación del feminismo. Pero el filme muestra esto en una luz negativa. El final parece subvertir un poco las cosas, pero está tan abierto a la interpretación y análisis que es difícil decirlo con certeza. ¿Es el mensaje de esta película que el feminismo es algo malo? ¿Que sólo ciertos tipos de feminismo son malos? Su ‘moraleja’ no es clara y cada uno la entenderá a su manera.

Gretel y Hansel desesperará a algunos con su ritmo pausado y falta de sustos, pero los fanáticos de un tipo de horror más ‘artístico’ y visual se verán encantados por la composición de sus escenas y manejo de la ambientación. Hay que apreciar obras como esta, que tratan de resaltar los aspectos más aterradores de los cuentos de hadas y los alejan de la imagen ‘disneyficada’ que han tenido durante casi un siglo.

Gretel y Hansel
3/5 Nota

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas