Conecta con nosotros

Cine y TV

Monster Hunter: La cacería comienza – Reseña

Los creadores de las películas de Resident Evil ‘atentan’ contra otra franquicia de Capcom.

Publicado

el

La popular saga de videojuegos de cacería de Capcom se destaca por su divertida jugabilidad, adictiva progresión y excelentes diseños, pero no necesariamente por su trama. Por eso nos causó curiosidad saber qué clase de historia pretendía contar la largamente esperada película de Monster Hunter. Ahora que la vimos, sabemos que el director y los guionistas tampoco sabían cuál era la historia de su propia película. El resultado es un absoluto desastre narrativo que carece de sentido alguno.

Esto no es ninguna sorpresa. La verdad es que no habían fanáticos de Monster Hunter ni del cine en general esperando que esta fuera una gran película. Ser dirigida por el mismo responsable de la mayoría de películas de Resident Evil había matado las esperanzas de muchos. Aunque los filmes de esa saga de zombis tienen algunos que los defienden, dudamos que muchos hagan lo mismo por esta película. En esta reseña vamos a tratar de explicar qué es lo que hace tan mal.

Comencemos con algo positivo. La mayoría de monstruos que vemos en el filme lucen increíbles y son bastante fieles visualmente a los de los videojuegos. De verdad da gusto ver a Diablos y Rathalos en la pantalla grande con su amenazante tamaño y movimientos realistas. Hay que celebrar el trabajo de los artistas CGI que les dieron vida. No es sorpresa descubrir que Toho, el estudio responsable de las películas japonesas de Godzilla, estuvo involucrado en esta producción.

Por otra parte, siempre da gusto ver a Milla Jovovich en pantalla. Esta bella actriz es la protagonista absoluta y aparece en casi todas las escenas. Eso puede ser razón suficiente para que este filme le agrade a sus fanáticos.

También hay una secuencia entretenida en la que algunos personajes están atrapados en el nido de Nerscylla. Está llena de tensión y momentos grotescos que podrían pertenecer a un buen filme de terror. Pero no dura mucho y está completamente desconectada en tono del resto del filme.

Tristemente, eso es todo lo positivo que podemos decir sobre Monster Hunter: La cacería comienza. Su principal problema es un guion sin pies ni cabeza que parece una combinación desconsiderada de historias diferentes.

Monster Hunter película La Cacería Comienza reseña

Creemos honestamente que se puede hacer una buena película sobre cualquier cosa, pero eso no significa que sea fácil lograrlo. Como ya dijimos, estos juegos no se destacan por sus historias y estas suelen ser bastante malas. De hecho, hemos sido muy críticos contra la trama del más reciente juego de la serie. Aún así, había esperanza que la película de Monster Hunter pudiera hacer algo diferente y especial. El hecho que fuera protagonizada por personajes militares de “nuestro mundo” fue bastante controversial por lo mucho que se alejaba de los videojuegos, pero había espacio para que resultara algo interesante. No fue así.

El grupo de la ONU liderado por la Capitana Artemis —como la diosa de la cacería, porque la sutileza es para los cobardes— queda atrapado en otro mundo, enfrentando una amenaza para la que no están preparados. Casi todos ellos, incluido el interpretado por el latino Diego Boneta (Luis Miguel en la serie de Netflix), son despachados rápidamente. El filme se convierte entonces en una historia de supervivencia para la protagonista. Había potencial en este planteamiento, pero queda desaprovechado.

El cliché del “protagonista de otro mundo” existe porque es una forma sencilla de explicar el funcionamiento de un escenario extraño a la audiencia, pero esto resulta inútil en Monster Hunter: La cacería comienza. La mayoría de personajes que encuentra la Capitana Artemis no hablan su idioma y el choque cultural resulta un obstáculo para la trama en lugar de hacerla interesante o dramática. La película hace un pésimo trabajo comunicando su trasfondo a través de elementos visuales, los cuales se limitan a imitar lo visto en los juegos sin dar ninguna razón para su existencia.

Monster Hunter película La Cacería Comienza crítica

Durante más de la mitad del metraje seguimos solo a Artemis y al ‘cazador’, el personaje interpretado por Tony Jaa. Su relación evoluciona de forma caprichosa —pasando sin razón de enemigos a amigos— y parece basada en los clichés del ‘salvador blanco’ y el ‘salvaje noble’. Como saben los espectadores de La Video Tiendita GF, nuestro programa de cine de los viernes, nosotros amamos a Tony Jaa como artista marcial, pero aquí está pésimamente utilizado. No lo vemos lucirse con sus movimientos de ‘muay-thai’ ni participar en buenas escenas de acción. 

El ritmo de Monster Hunter: La cacería comienza es atroz, con un primer acto que se arrastra hasta más allá de la mitad del filme. Cuando finalmente cambia el escenario, aparece alguien con quien Artemis se puede comunicar y nos revelan una mitología absurda y mal explicada. No tiene ningún sentido dentro de la lógica de la película ni con los videojuegos en los que está basada. Existe como una muy mala excusa para justificar a medias los eventos de la trama.

Los tráileres nos mostraron personajes similares a los que están presentes en Monster Hunter: World, pero estos prácticamente son cameos. La manejadora no tiene diálogos y todas las escenas con el Palico chef ya las vimos en material promocional. Esta película acelera cualquier posible interacción con ellos para pasar a la pelea contra Rathalos. En esa ocasión, los personajes sí llevan las armas vistas en los videojuegos, pero descubrimos que Paul W.S. Anderson no tiene ni idea de cómo mostrar peleas cuerpo a cuerpo contra seres de gran tamaño, así que tenemos un desastre visual en el que ni siquiera sabemos qué está pasando.

Monster Hunter película La Cacería Comienza análisis

El director tiene un poco más de éxito mostrando al Rathalos enfrentando tanques y aviones de guerra como si de un ‘kaiju’ se tratara, pero no hay nada novedoso o especial en esto. Cuando llegamos al final de esta película, Monster Hunter: La cacería comienza tiene el atrevimiento de terminar en un ‘cliffhanger’, con los personajes a punto de comenzar un combate contra otro querido monstruo de los videojuegos. No da un cierre a la historia, no resuelve ninguna de las dudas creadas sobre su mitología ni los portales entre mundos. Tampoco desarrolla de forma alguna a los personajes. No hay nada.

No importa qué perspectiva tomemos a la hora de analizarla, Monster Hunter: La cacería comienza no es solo una mala adaptación de un videojuego, sino que es una mala película. Su historia no tiene sentido, sus personajes carecen de carisma, el desarrollo es irregular y las escenas de acción no son nada especial. Si están considerando romper la cuarentena para ver este filme en cines, están a punto de cometer un gran error.

Lo más extraño de todo es que, gracias a un curioso evento de Monster Hunter World: Iceborne, esta película cuenta con cierta canonicidad dentro del mundo de los juegos. No queremos ni comenzar a pensar cómo encaja este desastre en la trama. Seguro terminaríamos con dolor de cabeza.

Monster Hunter: La Cacería Comienza
1.5/5 Nota
Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas