Conecta con nosotros

Videojuegos

Assassin’s Creed Chronicles: China – La reseña

Venganza, un nuevo asesino y una renovada visión sobre esta popular franquicia.

Publicado

el

Año tras año Ubisoft publica un nuevo Assassin’s Creed, este suceso no toma a nadie por sorpresa dado que poco a poco se va extendido la historia que en principio comenzó solo con Desmond Miles. No obstante, cada año la franquicia parece tener menor impacto, especialmente si contamos con la bochornosa situación de Assassin’s Creed Unity; sin embargo, la compañía logró encontrar una forma para volver a presentar a la hermandad de asesinos bajo una luz más favorable gracias a una nueva propuesta.

Assassin’s Creed Chronicles: China fue anunciado hace meses como un contenido exclusivo para aquellos que compraran Assassin’s Creed Unity. Desde entonces, se promocionó como una miniaventura extra que nos dejaría tomar el control de un nuevo asesino cuya novedad era ser un título en 2D con un apartado artístico más que llamativo. Irónicamente, este juego causó más expectativa que su hermano mayor y es comprensible el porqué.

Este título es el primero en la línea Chronicles de Assassin’s Creed que pronto también nos llevará a explorar dos épocas que no han estado presente en consolas de sobremesa: India durante 1841 y Rusia durante 1918. Este primer peldaño nos deja ver las altas ambiciones de la compañía con una franquicia que necesitaba un cambio de enfoque para recapturar algo de su esencia original.

Para esta ocasión, Ubisoft decidió contar una historia más simple y por tanto más directa, completándola con una jugabilidad sólida, pero en la que el factor más atractivo es la dirección de arte, tal como lo han demostrado la compañía en títulos como Rayman, Child of Light y Valiant Hearts.

Shao Jun será la protagonista de Assassin’s Creed Chronicles: China y su historia comienza en 1526 cuando está de regreso en China. Al llegar, se dará cuenta de que Los Ocho Tigres, una facción de templarios, han arrasado con toda la hermandad de asesinos, lo que ha llevado a la caída de la dinastía Ming y, por tanto, al declive de la sociedad china durante la época. Al darse cuenta de la situación, emprenderá una cruzada para recuperar el control del país así como para cobrar venganza.

Si comparamos la historia y los elementos narrativos de esta entrega con los títulos grandes de Assassin’s Creed, es normal que este título salga mal librada teniendo en cuenta que es una historia más simple y más directa que solo trata sobre venganza, no obstante, no por ello es menos interesante. Shao Jun es la segunda asesina en la franquicia y eso la hace una pieza valiosa teniendo en cuenta que no solo es discípula de Ezio Auditore, sino que también es la creadora de herramientas para la hermandad que están presentes en títulos como Assassin’s Creed III, Assassin’s Creed IV y Assassin’s Creed: Rogue.

Assassin’s Creed® Chronicles: China_20150426180157

El ritmo de la historia es más que apropiado, sin embargo, en las fases finales tiende a hacerse repetitivo a causa de la falta de desarrollo de Shao Jun. Gracias a la información que nos da el juego entendemos su importancia para la liberación de China y en general para la historia de la franquicia, sin embargo, no se siente como tal al ver que esta asesina parece solo tener un estado de ánimo y una sola motivación.

A pesar de lo anterior, Assassin’s Creed Chronicles: China logra capturar nuestra atención por otros medios aparte del argumento. El primero de ellos es el estilo de juego que, aunque no es novedoso para la industria, sí lo es para la franquicia, ya que en este Assassin’s Creed dejaremos la cámara en tercera persona para ver nuestro entorno en un juego 2D. Esta aproximación, aunque limita lo que podemos hacer, brinda los elementos clave de sigilo, exploración y combate tan icónicos de estos títulos.

Este juego, al igual que otros en la franquicia, nos permite superar las misiones en sigilo o en un combate directo, no obstante, el combate cuerpo a cuerpo en Assassin’s Creed Chronicles: China no es una opción ya que los movimientos de Shao Jun serán mucho más lentos que los de otros asesinos en la franquicia. Teniendo esto en mente, será recomendable usar las herramientas en el entorno para superar cada fase, sean pilares gruesos, cúmulos de paja o biombos, entre otros elementos.

Si hay algo positivo a resaltar de los escenarios de este título, es que a pesar de ser en 2D incluyen diferentes niveles de profundidad que nos llevarán a una nueva área, de esta forma, la progresión no solo es diferente en cada mapa, sino que nos motivará a encontrar hasta el último secreto oculto. Así mismo, las dos posibles rutas que nos ofrece el mapa podrán ser más o menos complejas dependiendo del flujo de enemigos.

Assassin’s Creed® Chronicles: China_20150502191947

Dado que el sistema de progresión de este título es diferente, se ha implementado un sistema de calificación por medallas de bronce a oro, que al final de la misión nos otorgarán una cantidad determinada de experiencia que servirá para desbloquear mejoras de salud, armas y habilidades para Shao Jun. En teoría es simple, pero en la práctica es complejo, ya que la calificación no solo depende de los objetivos, principales y secundarios, cumplidos, sino de los coleccionables recogidos y de si hemos levantado alguna alarma en el escenario.

Para darle un poco de variedad a los niveles en los que vamos del punto A al B, hay misiones en las que tendremos que huir o perseguir a un objetivo del punto A al B. Aunque tienen la intención de ofrecer una experiencia más frenética, y lo logran parcialmente, son las situaciones que también pueden padecer de ciertos errores al presentarse problemas de precisión en los controles.

Un elemento que no podemos pasar por alto es la dirección de arte. Como mencioné antes, Ubisoft ha demostrado su calidad en este aspecto en otros títulos y esta vez no es la excepción, ya que Assassin’s Creed Chronicles: China parece pintado con pincel y tinta. Es un juego atractivo de ver teniendo en cuenta que rompe con la estética que ha manejado la franquicia incluso en títulos que han tratado de ofrecer una experiencia diferente como Assassin’s Creed: Liberation o los títulos para Nintendo DS.

Aunque este no es un título perfecto, es un juego osado que brinda una perspectiva diferente a una franquicia que ha confiado plenamente en una fórmula que ya ha sido explotada desde su primera entrega. Aparte de esto, se comporta como un Assassin’s Creed normal, es decir, deja el precedente de ciertos eventos y vacíos argumentales que luego son rellenados con otras entregas, novelas, cómics u otro contenido extra.

Assassin’s Creed Chronicles: China es realmente un título novedoso e interesante, su punto fuerte radica en la sencillez de la historia que mantiene su centro en los eventos necesarios en vez de pretender abarcar algo que no puede. No obstante, no es excusa para no profundizar en la historia de Shao Jun que por lo visto es una de las asesinas más importantes en el curso del argumento central de la franquicia. Aun así, es agradable ver un estilo diferente con un enfoque más artístico que busca representar la esencia de la época y que demuestra que aún hay espacio para la innovación dentro de esta franquicia.

Reseña hecha con una copia de Assassin’s Creed Chronicles: China para PlayStation 4 brindada por Ubisoft Mexico.

Advertisement
2 Comentarios

2 Comments

  1. Shengdi

    6 de mayo del 2015 at 11:19 am

    Este no es el primer Assassin’s Creed en 2D, en Nintendo DS ya había uno.

    • David Infante

      6 de mayo del 2015 at 11:54 am

      Tienes razón, pasé por alto ese detalle aún cuando hice referencia a los títulos de DS al final de la reseña. Gracias por notarlo y por comentar.

Deja tu comentario

Además no te pierdas

A %d blogueros les gusta esto: