Connect with us

Videojuegos

Atelier Ryza: Ever Darkness & the Secret Hideout – Reseña

Que el subtítulo no te engañe, hay mucho más sol que oscuridad.

Publicado

en

La serie de juegos Atelier se ha extendido a través de diferentes plataformas (principalmente PlayStation) y ‘spin-off’ (en su mayoría portátiles de Nintendo) a lo largo de más de dos décadas, reinventándose en cada ocasión con una protagonista diferente pero girando alrededor del concepto de la alquimia.

Encontrar, recolectar y combinar ingredientes para forjar mejores objetos es una ley imperativa en cada entrega de esta saga, pero debido a la misma individualidad de sus personajes es que no es necesario profundizar en su longevo historial a la hora de ver lo que nos ofrece Atelier Ryza: Ever Darkness & the Secret Hideout, disponible en esta ocasión para PlayStation 4, Nintendo Switch y PC.

El comienzo tropical de esta nueva historia desarrollada por Gust no es precisamente complejo, en especial si nos enfocamos en una aventura de verano entre amigos que parte de una colorida isla con no menos variopintos protagonistas. Tres adolescentes (más otros tres por conocer) en camino a la adultez con apariencias no del todo adolescentes, liderados por Reisalin Stout (Ryza), hija de granjeros y con personalidad salvaje pero justiciera.

Atelier Ryza reutiliza la formula de reunir recursos y materiales con variedad de herramientas como hoces, hachas y martillos, pero el ritmo de arranque no es uno muy motivante a pesar de sus largas raíces RPG. De hecho es tediosa su falta de objetivos certeros iniciales, más allá de querer abandonar un rato la perfecta y paradisiaca vida de campo. Los límites impuestos por la exploración tampoco ayudan mucho.

Una vez introducido el sistema de batalla se puede apreciar que a los turnos se le han sumado acciones en tiempo real, mientras que con el pad se puede establecer en cualquier momento si la batalla adopta un tono agresivo o táctico. El tiempo no se detiene con la elección de comandos en cada combate, pero los jugadores pueden escoger a libertad cuál de los tres personajes activos a utilizar durante los mismos, mientras la computadora se encarga de los otros dos restantes. El personaje controlable durante la pelea puede alterarse con solo presionar L o R.

A falta de una barra de MP, Atelier Ryza presenta una barra compartida de AP (puntos de acción), sistema que reparte puntos durante el transcurso de las batallas y que pueden ser usados sabiamente para activar las habilidades especiales de cada personaje. Un nuevo medidor táctico adicional igualmente se va incrementado con el avance del combate, el cual sirve para incrementar los efectos de dichas habilidades. Del mismo modo, los miembros de la terna pueden trabajar entre si para ejecutar ataques seguidos al de otro compañero.

Esta iteración de la serie Atelier pone estas novedades sobre la mesa no solo para alejarse de la amplia base que le precede, sino para crear una subserie que parece familiar pero a la vez es diferente a los títulos previos. Comenzando por el aspecto gráfico, dotando de bellos entornos llenos de naturaleza fantástica aunque plagados de la fantasmagórica presencia técnica de los NPC. Puede ser cuestión de evitar la saturación de memoria en las diferentes plataformas, pero cuesta creer que a estas alturas un RPG desaparezca a los personajes no jugables al acercarse a los mismos, es decir, ¿por qué Koei Tecmo?

Al estar ambientado en una isla tropical con ciclos de día/noche y navegación –pese a su ausencia visible–, con la misma Ryza siendo una chica ordinaria granjera de nulo conocimiento o sangre alquimista, se sienten visos de The Wind Waker en Atelier Ryza que rápidamente son alejados para tristeza nuestra. Básicamente estamos ante una protagonista aburrida con su calurosa y despreocupada vida, una rebelde sin causa decidida a dejar la aldea nativa y explorar otros parajes por el simple placer de hacerlo, involucrada en eventos mágicos fuera de su control para los que ni ella ni su par de cómplices amigos están listos.

Otros personajes se van sumando a la aventura con el progreso de la misma, cada uno con sus propias habilidades personalizables. La alquimia y tiendas varias son la forma estándar de obtener mejores armaduras, pociones, objetos y materiales, recetas de creación que van siendo adquiridas y aplicadas gracias a la fuerza de voluntad de una energética Ryza. El proceso de creación nuevamente es el eje central del juego y consta de un ‘árbol de síntesis’, un sistema que en esta ocasión opta por ser más visual y comprensible, brindando una mirada más profunda a lo que se hace, cómo se hace, los elementos utilizados; su calidad y efectos sobre las recetas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Según la herramienta usada en el momento de la recolección, incluso si se trata del mismo lugar, cambian los elementos obtenidos. Otro aspecto interesante de la elaboración de recetas es que con tan solo alterar leves ingredientes en una específica, se pueden generar resultados originales. En general, los usuarios poseen mayor control sobre sus creaciones gracias a la representación visual de los ingredientes y la manera intuitiva en que el proceso de la alquimia permite ser aprovechado, sin desperdiciar materiales en experimentación.

Por supuesto, los límites son dependientes del nivel de personaje para no resultar con objetos poderosos y arruinar el balance de dificultad (elegible en el principio). La historia y misiones alternas también dan acceso a variadas recetas aparte de la exploración.

Atelier Ryza: Ever Darkness & the Secret Hideout verdaderamente brilla en el aspecto gráfico. Entornos delicadamente detallados, iluminados y florecientes, a pesar de lo que en el caso de Switch signifique sacrificar distancia de dibujado, sufrir un poco de pop-in y la falta de un filtro más apropiado al modo de televisor. Eso si, en modalidad portable los beneficios son mayores con la pantalla de Switch.

En el ámbito sonoro, la tonalidad jovial y positiva que transpira Ryza y sus amigos no está ausente de momentos nostálgicos. Pero siendo la temporada de verano el equivalente a alegría, playa, brisa y mar, la música acompañante es un ingrediente más en la correcta mezcla visual que brinda calor frente al amenazante invierno.

Atelier Ryza: Ever Darkness & the Secret Hideout
7.6/10 Nota
Lo que nos gustó
-Sistema de alquimia profundo y detallado.
-Motor gráfico fluido y agradable a la vista.
-La acción/RPG de los combates es el ideal para un sector de jugadores.
Lo que no nos gustó
-Argumento levemente interesante.
-Misiones alternas incipientes.
-Lento comienzo que no invita a los nuevos jugadores.
En resumen
Atelier Ryza: Ever Darkness & the Secret Hideout es una entrada refrescante para la serie que subconvierte a la misma en un RPG de acción durante las batallas, para algunos un paso necesario, pero en realidad no tan desarrollado como debería serlo. La historia del juego no es un incentivo, es dispensable, más la exploración, recolección de materiales y creación de objetos con una evolucionada alquimia, permiten obviar aquel aspecto que peca por repetición en productos de estética fantástica tipo anime, como sus estereotipos. Promete unas vacaciones de verano y eso es lo que es, con todo y escenarios brillantes, de una mixta paleta de colores y mejoras que un alquimista de antaño sabrá disfrutar.

Reseña hecha con una copia digital de Atelier Ryza: Ever Darkness & the Secret Hideout para Nintendo Switch brindada por Koei Tecmo.

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas