Conecta con nosotros

Videojuegos

Aztech Forgotten Gods – Reseña

Desde Tenochtitlan con amor.

Publicado

el

¿Se imaginan un mundo en el que la conquista de América no hubiera ocurrido? ¿Uno en el que a la sociedad mesoamericana se le hubiera permitido progresar a un nivel sin precedentes? Así es Aztech Forgotten Gods, el nuevo juego del estudio mexicano Lienzo que nos lleva a un mundo de ciencia ficción en el que la alta tecnología se mezcla con una visión increíble de la mitología azteca.

Nos hace muy felices encontrarnos con títulos desarrollados en Latinoamérica como este, sobre todo porque rinde homenaje a las raíces indígenas de la región. Eso no significa que vamos a ser compasivos. Hay mucho que admirar en Aztech Forgotten Gods, pero en esta reseña vamos a ser muy críticos con algunos aspectos de este juego que llega a PS4, PS5, Xbox One, Series X|S, Nintendo Switch y PC.

El mundo que no fue

Tras una breve introducción / tutorial en la que controlamos a una guerrera antigua, damos un salto a miles de años en el futuro para conocer a Achtli, la protagonista. Tras un incidente relacionado con su madre, una científica que descubrió una extraña fuente de energía, la joven obtiene un poderoso y misterioso brazo robótico llamado Guardaluz. Al mismo tiempo, seres gigantes de piedra aparecen y Achtli, con su recientemente adquirido poder y la voz de un ser antiguo en su cabeza, es la única que puede enfrentarlos.

Lo más atractivo de este juego es sin duda su mundo, tanto a nivel de historia como de diseños. La iconografía azteca es reimaginada con claros toques futuristas. Podemos ver pirámides y monumentos tradicionales rodeados de autos voladores, trenes de alta velocidad y publicidad neón sin que se pierda la identidad indígena de estos elementos. También es notable que usen algunas palabras en idioma Náhuatl. Este ‘futurismo mesoamericano’ nos recuerda de forma muy positiva al movimiento artístico afrofuturista.

Aztech Forgotten Gods Reseña crítica análisis opinión

El epítome de este estilo son los mismos ‘dioses olvidados’ del título. Es injusto que las deidades Aztecas no hayan sido tan exploradas en la ficción como sus equivalentes griegos y nórdicos. La serie animada Onyx Equinox y el juego de naves Pawarumi son unos de los pocos ejemplos que teníamos antes de la llegada de Aztech Forgotten Gods, que ofrece nuestra interpretación favorita de ellos hasta el momento. Aquí son enormes seres de piedra con diseños muy originales, pero claramente inspirados en la mitología.

Pero la fuerza narrativa de este juego no está solo en su trasfondo, sino en sus personajes. Achtli adquiere un poder que nunca quiso. Esta mujer sobrevivió a una terrible tragedia que no solo le dejó cicatrices físicas, sino también emocionales. Sufre de claustrofobia, estrés postraumático y un miedo a la responsabilidad que ahora debe enfrentar para salvar su ciudad. Es verdad que pueden parecer clichés de heroína ‘estilo anime’, pero la protagonista tiene un arco muy bien escrito con un efecto muy emocional.

Sobrevolando un nuevo México

Esta historia tan atractiva se desarrolla en un pequeño mundo abierto. Los escenarios pertenecen a la ciudad en que habita la protagonista y sus alrededores, los cuales representan algunos lugares importantes de México como el Popocatépetl. Aunque tenemos libertad para movernos por donde queramos y realizar algunas actividades opcionales, como carreras y combates contrarreloj, Aztech Forgotten Gods es en esencia un ‘boss rush’. Debemos enfrentar en orden a los siete jefes del juego, con secuencias de historia y breve exploración entre ellos. Es una estructura que recuerda bastante a Shadow of the Colossus, aunque la jugabilidad es muy diferente.

Aztech Forgotten Gods Reseña crítica análisis opinión

Lo que de verdad hace interesante a este mapa es la forma de recorrerlo. Guardaluz puede expulsar energía convirtiéndose en un ‘jetpack’, lo que nos permite volar a gran velocidad. La sensación de libertad, mezclada con detalles como la vibración de los controles, es increíble… al menos hasta que tenemos que movernos con precisión. 

Es aquí que tenemos que hablar de los dos grandes defectos de Aztech Forgotten Gods: su control y su cámara.

Mientras volamos, podemos atravesar aros que nos impulsan a mayor velocidad y recuperan energía, pero “apuntar” a ellos puede ser una tarea bastante frustrante. El control de Achtli, sobre todo al volar, se siente pesado y poco responsivo. El movimiento tiene demasiado ‘momentum’ y, aunque podemos detenernos usando un doble salto o la habilidad escudo, es realmente complicado llegar exactamente al punto que queremos.

Esto, sumado a una cámara difícil de controlar y que suele apuntar hacia donde menos necesitamos, puede hacer que jugar Aztech resulte frustrante. Tampoco nos agrada tener que leer textos importantes para la trama durante secuencias de acción o mientras volamos.

Aztech Forgotten Gods Reseña crítica análisis opinión

Esto no es realmente un problema a la hora de enfrentar los pocos enemigos que aparecen en el mapa, retos de combate y acompañando a algunos jefes. Las peleas son una combinación de QTE y juego de ritmo en el que tenemos que presionar varias veces el mismo botón. Se resuelven rápido y afortunadamente ‘teletransportan’ a Achtli hacia el objetivo en lugar de tener que acercarnos a él. El problema es que los jefes a veces requieren maniobras bastante precisas. Tratar de evitar los campos de fuerza que disparan es un acto de desesperación hasta que desbloqueamos el escudo.

Visiones del futuro pasado

En general, los gráficos recuerdan a los primeros juegos de PS2. Esto no es algo malo y muchos apreciamos ese estilo retro. Achtli y otros personajes principales, como su madre, son realmente expresivos y los enormes dioses que batallamos resultan impresionantes. El problema es que algunos elementos secundarios del juego tienen una calidad visual aún más baja.

Los personajes secundarios que deambulan por las calles son una colección de polígonos que no estarían fuera de lugar en Nintendo 64 o el primer PlayStation. Si todo tuviera el mismo estilo serían más que adecuados, pero hay una gran disonancia cuando los comparamos directamente con el modelo de Achtli.

El juego también tiene otros problemas técnicos. La colisión de objetos es muy mala y es muy común ver cómo se atraviesan entre ellos. También encontramos varios ‘bugs’. Achtli se quedó atrapada varias veces entre edificios en nuestra partida y hubo algunas ralentizaciones en medio de la acción, aunque no fueron muchas. Esperamos que algunos de estos inconvenientes puedan ser solucionados mediante parches.

Sabemos que estos problemas, especialmente los de control, pueden desanimar a muchos jugadores. A pesar de eso, sí queremos recomendar Aztech Forgotten Gods. Su historia, diseños y mundo hacen que valga la pena sobreponerse a sus defectos. Además no nos molestaría en absoluto que el estudio Lienzo siga explorando este universo tan interesante en futuros proyectos.

Aztech Forgotten Gods
6.3/10 Nota
Lo que nos gustó
- Un mundo con un trasfondo muy atractivo.
- Gran combinación visual de iconografía azteca con ciencia ficción.
- Una protagonista muy carismática y humana.
Lo que no nos gustó
- Controles poco precisos.
- La cámara suele 'enloquecer' a menudo.
- Gran cantidad de bugs y problemas técnicos.
- Los NPC no lucen nada bien.
En resumen
Aztech Forgotten Gods es un juego con grandes problemas técnicos y de control. Sin embargo su mundo, personajes e historia son tan interesantes que vale mucho la pena aguantar esos defectos y disfrutar de esta obra mexicana.

Reseña hecha con una copia digital de Aztech Forgotten Gods para PS4 brindada por Lienzo

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas