Connect with us

Videojuegos

Konami y Kojima: un conflicto con daños colaterales

La relación entre la compañía y el creador de Metal Gear es más compleja de lo que parece. Conoce el entorno, teorías sobre el conflicto y a los afectados.

Publicado

en

Para que una bomba estalle necesita dos elementos básicos: un detonante y un explosivo. Podríamos pensar en la situación mediática de Konami como una de las bombas más fuertes de la industria durante el año, detonada por la relación de la compañía con Hideo Kojima y explotando con la interrupción del proyecto Silent Hills. El asunto no es tan simple como parece y tenemos que revisar aquello que quedó cubierto por la nube de escombros que dejó el incidente; con esto no pretendo ponerme de lado de ninguna de las partes, pero sí tratar de encontrar posibles explicaciones a las decisiones de la compañía.

Primero recordemos que Konami no es una empresa dedicada únicamente a los videojuegos. Para ser exactos, Konami Digital Entertainment es una subsidiaria que hace parte de Konami Corporation, grupo involucrado en líneas de negocio variadas como juegos de casino, cartas, tragamonedas, gimnasios y productos de salud. Esto quiere decir que muchas de las decisiones tomadas por la cabeza general de la corporación pueden afectar el conjunto específico de actividades de los estudios de desarrollo.

Para tratar de entender las decisiones de Konami (o crear una teoría sobre las mismas) revisemos el más reciente reporte de estados financieros ofrecido por Konami Corporation (5 de febrero de 2015): este documento nos deja ver que a pesar de no estar perdiendo dinero, los ingresos netos se han reducido en las divisiones Digital Entertainment y Health & Fitness, mientras que el impulso para subir el ingreso neto general lo aplican las subsidiarias Gaming & Systems (máquinas para casino y tragamonedas) y Pachinko (esta última consiste en máquinas parecidas al Pinball que gozan de popularidad en Japón). Curiosamente, al analizar los primeros 9 meses de 2014 comparados con el mismo periodo de 2013 la compañía logró mejorar las utilidades netas, pasando de 36 mil millones de yenes a 49 millones de yenes.

Datos obtenidos de los resultados fiscales de Konami publicados en febrero de 2015.

Datos obtenidos de los resultados fiscales de Konami publicados en febrero de 2015.

Uno de los factores que ayudó a Konami en esta área fue el ahorro de la división de juegos, a pesar de que la misma tuvo una caída en el número de títulos vendidos; esto pudo darse por la reducción en el desarrollo de proyectos. Además, si vemos las clasificaciones realizadas en las cifras, Konami Corporation divide los juegos en cuatro grupos importantes: Soccer (PES o Winning Eleven como se conoce en Japón), Baseball, Metal Gear (la única con incremento en copias vendidas) y Others. Es decir, su interés y el de la división en varias de las propiedades intelectuales recordadas por muchos (Contra y Castlevania, por poner unos ejemplos) no es muy alto o tiene baja prioridad. Curiosamente solo se habla de los juegos para móviles en la descripción específica de los resultados de la división, donde son tomados como un elemento importante del negocio.

Konami -Kojima-conflicto-daños-colaterales-silent-hills-mgs-negocios-desarrollo-3

¿Por qué es tan importante toda esta información? Básicamente quiero decir que Konami Corporation necesita de su división de juegos para estar más holgada en sus resultados financieros, pero también tiene el margen suficiente para estudiar la reducción de los costos de producción al limitarse a ciertas franquicias (caso Metal Gear) y a los juegos móviles que tienen un crecimiento absurdo en Japón y otros países de Asia y cuyo manejo en temas de desarrollo y promoción pueden brindar un mayor margen de utilidad. Este plan de reducción de costos operativos pudo estar en contra de los intereses creativos de los estudios que pertenecen a Konami Digital Entertainment, lo que llevó a una reestructuración de esta división. ¿Sería esta una de las razones que provocaron el choque entre la compañía y Kojima Productions?

Hideo Kojima había gozado de libertad creativa y financiera para desarrollar sus juegos modernos de la serie Metal Gear, al igual que el poder para ampliar la duración de las fases de desarrollo de los mismos. Tomemos como ejemplo a Metal Gear Solid 4, aunque las cifras oficiales no han sido publicadas se estima que el juego tuvo un costo de desarrollo de entre 50 y 70 millones de dólares, además la producción de este título inició en 2004 para entregar el producto final a mediados de 2008. Como anécdota, Kojima mencionó antes del lanzamiento que tuvo que reducir la calidad del juego al comprimir el contenido de forma que pudiera almacenarse en un solo disco Blu-Ray.

Konami -Kojima-conflicto-daños-colaterales-silent-hills-mgs-negocios-desarrollo-4

No es difícil imaginar el choque de trenes: un productor acostumbrado a recursos casi ilimitados frente a una administración que busca economizar usando una nueva política para tener mayores utilidades en los próximos periodos. A pesar de la posición que ostentaba Kojima en la junta directiva, el hecho de requerir elementos para su propio grupo de desarrollo no debió sentar bien entre los demás directivos teniendo en cuenta el rumbo que desea tomar la organización.

Esto es lo que podemos distinguir en buena parte de los escombros visibles de la explosión. Ahora entramos en las partes oscuras y grises. Hay una interesante coincidencia entre las necesidades de Konami como corporación y como división de juegos frente a los recientes acontecimientos relacionados con Kojima: el creativo habría perdido su posición en la junta directiva, su estudio Kojima Productions se fusionó dentro del nuevo esquema de operaciones, su logo fue retirado del material promocional de MGS V, P.T. y otros juegos anteriores, y se dice que ahora los miembros del equipo de Kojima (y él mismo) trabajan como contratistas de la compañía hasta que logren finalizar The Phantom Pain.

En la parte más profunda se esconden los procesos internos que pudieron socavar la relación de manera más compleja, algo más complicado de analizar sin material probatorio confirmado. Como ejemplo, en las últimas horas han circulado supuestos correos electrónicos donde una fuente interna describe el ambiente de la compañía, el fundador, presidente y director ejecutivo de Konami, Kagemasa Kozuki, habría manifestado su molestia con la forma de trabajar de Hideo Kojima; el equipo sobreviviente de Kojima Productions (ahora agrupado en la «Unidad 8») estaría terminando MGS V bajo condiciones molestas como cortes de Internet, desconexiones de los servidores principales y traslados constantes entre oficinas.

Con todos estos elementos, Kojima podría haber ensamblado una demanda contra sus empleadores, pero habría preferido simplemente terminar su juego antes de salir de la empresa junto a otros cientos de empleados. Como dije, hay que tomar esta información con pinzas, pero si resulta cierta, explicaría de manera perfecta los acontecimientos y se complementaría con la teoría de decisiones de negocio nuevas para Konami Corporation.

Contenido general de los supuestos correos de un informante anónimo publicados en NeoGAF.

Contenido general de los supuestos correos de un informante anónimo publicados en NeoGAF. Tómense como rumor.

Pero el hecho que desató la ira pública se produjo durante los últimos días, aunque parecía una muerte anunciada por el desgaste en la relación Konami-Kojima. Empezó con el anuncio de que el aterrador demo en primera persona P.T. ya no estará disponible en la PlayStation Store. Luego Guillermo del Toro nos dio la noticia como si se tratara de la alarma tardía antes del desastre: su colaboración con Kojima en el esperado proyecto Silent Hills ya no se daría (con el lamento posterior del actor Norman Reedus). Por último, Konami confirmó que el título había sido cancelado y trató de calmar todo diciendo que la franquicia seguiría activa, pero sin mayores detalles. Ah, y también ofreció algunas promociones en sus juegos, recordemos que una oferta puede convencer a uno que otro comprador compulsivo de que todo está bien.

La explosión ocurrió. Grandes cantidades de jugadores han expresado su tristeza porque no verán a Silent Hills en sus pantallas; además han enviado notables gestos de desaprobación contra Konami a través de memes y mensajes de todo calibre en redes sociales. Esto se suma a la decepción de buena parte de la prensa especializada y a la opinión general de que Konami olvidó a otras buenas propiedades intelectuales en el camino que tenían el potencial de provocar un impacto de algún tipo en las finanzas del grupo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por esto, y de manera que no sé si considerar inteligente, precavida o arriesgada, Konami decidió retirarse de la Bolsa de Nueva York (NYSE) el viernes 24 de abril, unos días antes de la confirmación oficial de la cancelación de Silent Hills. Aunque la empresa dijo que buena parte de sus acciones se encuentran en las bolsas de Japón y Europa, considero que sabían que su porcentaje estadounidense podría afectarse de manera más importante que en las demás regiones, y para evitar pérdidas mayores decidió dejar activos únicamente los procesos extra bursátiles, es decir, solo negociará las acciones de manera directa sin la intervención del mercado de valores en Estados Unidos.

Ahora solo falta revisar cuál es el balance de los daños de esta explosión y su correspondiente onda expansiva. MGS V venderá, de eso estamos seguros, pero no sabemos si Konami arriesgó demasiado al subestimar el alcance del proyecto Silent Hills, la popularidad del dúo Kojima-del Toro y la disolución del equipo de Kojima Productions, tal vez la mayor víctima del asunto por encima del cancelado juego. Tampoco conocemos la estrategia exacta de desarrollo para dispositivos móviles ni si habrá alguna reducción del negocio que aleje a la empresa del mercado occidental aparte de un par de franquicias importantes.

Konami -Kojima-conflicto-daños-colaterales-silent-hills-mgs-negocios-desarrollo-5

Con todo esto ha quedado una marca de desconfianza dentro de los seguidores de la trayectoria de Konami Digital Entertainment y varias dudas sobre el impacto que recibiría la subsidiaria. Ya lo sabemos, son crudas decisiones de negocios que pueden lucir frías y aunque de cierta forma eficaces en los números; pero como con toda apuesta, hay un riesgo alto de perder, y no creemos que Konami quiera sacrificar totalmente a su división de juegos como si fuera un Kamikaze, aunque las señales puedan indicar lo contrario.

Advertisement
1 comentario

1 comentario

  1. Carlos Obregon

    abril 30, 2015 en 13:56 pm

    La situación de Konami es bien complicada. Como Alex menciona es una compañía que tiene varias líneas de negocio, incluyendo desarrollo móvil y es una empresa fuertemente japonesa.

    En general los últimos juegos de Konami no venden bien. Castlevania: Lord of the Shadow 2, por ejemplo, fue un desastre. Y aunque Metal Gear Solid ha sido excepción el riesgo debe parecer muy alto.

    En Japón el negocio de las consolas ha caído fuertemente y el de los móviles se ha disparado fuertemente. De hecho Japón es el territorio donde los juegos de Konami, peor se venden. Tanto así que los juegos de móviles pueden dar fácilmente más o la misma ganancia que los de consolas pero por una fracción del costo.

    Una junta directiva con algo de cariño por su división de juegos, quizás pensaría en mantener todo igual dada la larga trayectoria de la compañía. Pero una junta que no lo sea, simplemente va a decir lo que el artículo menciona: recortes de dinero.

    En este punto, creo que eso significa la muerte de franquicias como Contra, Castlevania e incluso la de Silent Hill. Seguramente la división de entretenimiento se enfocará en PES y Metal Gear que por ahora han sido rentables.

    Como gamer me encantaría que Konami subastara las franquicias que no le interesen para que no mueran, pero las empresas usualmente prefieren dejarlas quietas por si acaso en algunos años se animan a hacer algo con ellas.

    ¿Qué será de Metal Gear Solid sin Kojima? Es una excelente pregunta. Puede ser que haya un equipo capaz de continuar con la saga, pero es muy pronto para saberlo.

    Por lo menos la industria posiblemente gane, ahora que Kojima tendrá más libertad de hacer los juegos que quiera hacer.

Deja tu comentario

Además no te pierdas

A %d blogueros les gusta esto: