Conecta con nosotros

Videojuegos

Monster Hunter Generations – La reseña

Con 12 años de existencia, la saga Monster Hunter se ha convertido en todo un fenómeno mundial. ¿Está Generations a la altura del legado?

Publicado

el

Seguro les ha pasado a ustedes también: de un momento a otro un juego deja de ser simplemente un juego y se convierte en parte de sus vidas. Se descubren pensando en estrategias para enfrentar a los enemigos mientras almuerzan, están participando en discusiones sobre él en foros, forman parte de un equipo que se conecta a la misma hora para jugarlo juntos en línea y de repente se enteran que ya llevan más de 200 horas de juego y quieren seguir jugando.

A mi me pasó con Monster Hunter, y es muy probable que les pase a ustedes también.

Monster Hunter es un fenómeno de masas. En Japón, su país de origen, es una franquicia que goza de una fama que roza la de otras como Yo-kai Watch o Pokémon, e incluso cuenta con tiendas de merchandising y cafeterías dedicadas exclusivamente a ella. En sus 12 años de existencia se ha establecido como una de las sagas de videojuegos más vendidas en el territorio nipón y para Capcom, sus creadores, ya es una marca tan importante como Street Fighter o Resident Evil.

Puede que en Europa y América esta saga no tenga la misma trascendencia que en oriente, pero su éxito es indiscutible. Cada nuevo lanzamiento es aún mayor que el anterior y el número de jugadores aumenta cada vez más. Monster Hunter Generations, el más reciente título de la franquicia, se lanzó a mediados de julio en occidente y arrasó en ventas desde el primer día, camino a convertirse en uno de los juegos más vendidos de Nintendo 3DS (cuya corona ostenta Pokémon X/Y).

Si al igual que yo, ustedes son jugadores de la saga e invirtieron incontables horas en Monster Hunter 4 Ultimate, nada de esto les parecerá extraño, pero aquellos que no la conozcan deben estar llenos de curiosidad. ¿Qué es este juego? ¿Es en verdad tan bueno? ¿Me va a gustar? Pues, vamos a descubrirlo.

En Monster Hunter nuestro objetivo es, para sorpresa de nadie, cazar monstruos. Somos cazadores trabajando para un gremio que nos asigna misiones en las que debemos derrotar, capturar o repeler criaturas enormes. Cuando acabamos con ellas, podemos usar sus partes (piel, huesos, cuernos, etc) para forjarnos mejores armas y armaduras que nos permitan cazar criaturas aún más enormes y poderosas. A grandes rasgos esta es la base del juego, pero obviamente las cosas son mucho más complejas de lo que aparentan.

MHRev_1

Comencemos con las armas. En Generations contamos con 16 tipos diferentes de armas para usar, que van desde espadas enormes (más bien gigantes) hasta cuernos musicales y el clásico arco con flechas. Cada una tiene un sistema de manejo radicalmente diferente que obliga a tomar aproximaciones muy variadas, tanto para atacar como para defenderse. Algunas usan sistemas de municiones, otras requieren manejo de temperatura o de niveles de daño. No es lo mismo enfrentar a un ‘wyvern volador escupe-fuego’ con un lento pero poderoso mazo que hacerlo con dos rápidas espadas cortas o con una ballesta, además de todo hay varias decenas de armas de cada tipo, cada una con diferentes propiedades elementales, diferente filo y otros elementos demasiado numerosos como para enlistarlos aquí.

Si la variedad en armas no es suficiente para ustedes (lo cual sería muy raro ya que existen cientos de ellas), tenemos cuatro diferentes “estilos de caza”. Este es un sistema que aparece por primera vez en Monster Hunter y nos permite cambiar los movimientos y combos que podemos ejecutar con cada arma, siendo aquellos los estilos Gremio (Guild), Ariete (Striker), Aéreo (Aerial) y Sombra (Adept).

Con el variado arsenal que nos ofrece la combinación de armas, movimientos y estilos, uno pensaría que este se trata de un juego de acción pura, pero en realidad esto no es Devil May Cry o Bayonetta. Los combates aquí son más lentos, estratégicos y en cierta forma algo parecidos a los de la saga Dark Souls. Cada movimiento de ataque o de defensa está definido por su animación. Un solo ataque puede demorar varios segundos en producirse y otro par más en recuperarse para permitirnos actuar de nuevo, así que de llegar a atacar más vale comprometerse con dicho ataque, estar seguro de lo que se va a hacer y atenerse a las consecuencias.

Y estas consecuencias pueden ser bastante graves. El juego cuenta con más de 70 monstruos (sin contar los monstruos pequeños) y ninguno de ellos pone las cosas fáciles. Para derrotarlos no basta con ejecutar un buen ataque, hay que conocer bien a estos enemigos, leer sus movimientos, saber qué pueden hacer y dónde se encuentran sus puntos débiles.

MHG_1

Estos jefes no tienen barras de energía ni obvias partes brillantes que debes atacar -cual The Legend of Zelda-. Hay que ser observador. Solo sabremos si están débiles si buscan comida, babean o cojean. Sabemos que les estamos haciendo daño por la forma en que reaccionan a nuestros ataques y aún así nunca, nunca debemos confiarnos pues un monstruo a punto de morir puede reaccionar violentamente y arrancarnos el 90% de nuestra vida de un solo ataque.

Lo bueno es que no tenemos que enfrentar solos a estos titanes. El modo multijugador online es probablemente donde vamos a pasar el mayor de nuestro tiempo con Monster Hunter Generations. Allí podemos unirnos a tres cazadores localmente o por internet para formar un equipo contra los monstruos. El juego en línea cuenta con un útil motor de búsqueda que nos permite encontrar grupos de caza de acuerdo a su rango, propósito o el monstruo que están cazando. Claro, también podemos formar el grupo con las personas de nuestra lista de amigos, tanto remotamente como local.

Pero si por alguna razón no podemos o no queremos unirnos a la diversión multijugador (aunque sin duda las cacerías en compañía son lo mejor) de todos modos tenemos un modo offline bastante largo y completo. Pero eso tampoco significa que nuestro personaje luche solo. Al igual que en pasadas entregas podemos encontrar y entrenar gatos para que combatan a nuestro lado. Si, gatos que podemos equipar con armaduras, armas y habilidades especiales. Si eso no los convence de querer probar este juego, nada lo hará.

Por si fuera poco, y esto es algo nuevo en esta versión, podemos dejar de lado a nuestro cazador y pasar al modo “Gatador” (Prowler), en el que podemos controlar a uno de nuestros gatos. En esta forma tenemos muchas ventajas como resistencia infinita, curación automática hasta tres veces al ser derrotados, y no necesitar objetos como redes o picas para atrapar insectos o explotar minas. Claro que los gatos hacen menos daño que los cazadores y la imposibilidad de usar objetos también puede afectarnos bastante. También hay que notar que cuentan con sus propios sistemas de armaduras, habilidades y técnicas.

Algo que todos deben tener en cuenta, sobre todo los veteranos, es que este NO es «Monster Hunter 5″. Es más una celebración de la saga que recopila los mejores monstruos y escenarios de las anteriores entregas. A pesar de las novedades (que no son pocas) y de los nuevos monstruos (solo siete), es posible que aquellos que siguen la franquicia desde sus comienzos sientan que ya han vivido varias de las misiones y no vean un avance significativo respecto a la anterior entrega. Monster Hunter Generations no solo tiene más misiones y variedad que Monster Hunter 4 Ultimate, sino que incluye nuevos tipos de cacería como los monstruos en “estado hiper”, que tienen ciertas características especiales en ciertas partes de su cuerpo, y los monstruos “mutantes”, que no podremos enfrentar sin permisos especiales.

¿Y los que lo juegan por primera vez? Aunque los monstruos parecen ser más fáciles que en otras ocasiones, la verdad es que el juego no es muy amigable con los novatos. Es verdad que contamos con una muy buena cantidad de tutoriales opcionales y toda clase de ayudas en texto para comprender los sistemas de juego, pero es tal la cantidad de menús, ventanas y variables, que cualquiera se puede ver fácilmente abrumado por todas ellas. Aún después de varias horas se siguen descubriendo nuevas opciones y sistemas, pero no todas ellas están explicadas en el juego principal.

MHRev_3

Durante las primeras horas de juego hay suficiente espacio para probar y familiarizarse con el control y las mecánicas, gracias a una abundancia de misiones de recolección de objetos y de cacería de monstruos pequeños, antes de que se nos permita enfrentar al primer monstruo real. Pero sigue sin ser suficiente como preparación para los retos que nos esperan más adelante… y aquí es donde entra uno de los mejores aspectos del mundo de Monster Hunter: su comunidad.

En todos mis años de experiencia con los videojuegos, muy pocas veces me he encontrado con comunidades tan amables, colaboradoras y dedicadas como la de fanáticos de esta franquicia. Dada la cantidad de secretos y lo profundas o complejas que pueden llegar a ser las mecánicas de estos juegos, resulta casi un requisito dedicar algo de tiempo fuera de juego a estudiar guías, mirar tutoriales en YouTube, participar en foros de discusión sobre las mejores estrategias y claro, formar grupos de cazadores para afrontar las misiones. Cuando tengo alguna cacería que se me complica superar, sé que puedo recurrir a los foros de la comunidad y en menos de 10 minutos ya tendré a un grupo de cazadores dispuestos a ayudarme.

Este en un juego que pide dedicación y puede llegar a ser bastante exigente, no solo por su dificultad (arriba dije que era más fácil que sus antecesores, pero aún así es muy difícil) sino porque muchos elementos se ocultan tras capas y capas de grinding. Obtener los materiales necesarios para forjar un equipo requiere derrotar varias veces al mismo monstruo y en algunos casos estos tienen un porcentaje de aparición tan bajo como un mísero 2%, lo que puede llevar a horas y horas de frustración.

Pero esto también significa que lograrlo es increíblemente gratificante. Ver a tu personaje finalmente vestir esa armadura completa que tanto querías o esa arma rara, se siente como una recompensa justa tras una gran cantidad de trabajo.

Todo el equipo que podemos vestir y usar goza de un gran diseño y mucha personalidad, tanto que muchos jugadores (conocidos en la comunidad como “Fashion Hunter”) se dedican a combinar armaduras con el simple objetivo de verse bien, a veces en detrimento de su utilidad. Los monstruos también lucen fantásticos. Tenemos clásicos dragones, wyverns y serpientes gigantes, pero también dinosaurios, búhos, mamuts, ranas-tiburón (en serio) y hasta algo que solo puedo describir como una ‘gallina escupefuego voladora’. Estos diseños son tan buenos que muchos se lamentan tener que verlos en la pantalla de baja resolución de un Nintendo 3DS en lugar de una consola HD.

MHG_2

Como si fuera poco el contenido de juego, Capcom está ofreciendo DLC gratis mensuales que incluyen misiones para forjar armas y armaduras inspiradas en mangas y videojuegos. En este momento ya tenemos un DLC que incluye a Okami y Toon Link, mientras que en Japón han salido algunos inspirados en temas tan variados como Mega Man, Metroid o One Piece. Incluso un hacha con forma de pizza.

Aunque no podría profundizar más en lo mucho que me gustó este juego, hay un par de elementos que me impiden calificarlo con una nota máxima. No me refiero a lo misteriosas que pueden ser algunas de sus mecánicas para los novatos, pues me parece que esto anima a la participación en la comunidad y es algo positivo. Tampoco me refiero a la frustración que puede causar el repetir una cacería decenas de veces sin obtener los materiales que buscamos. Hablo es de su absoluta falta de historia. Los anteriores juegos usualmente contaban con tramas muy sencillas del tipo “proteger a una aldea de los monstruos” o “investigar el origen de una escama misteriosa”, pero con estas al menos se presentaban a personajes muy carismáticos que los fans recuerdan con mucho cariño. En Monster Hunter Generations somos un cazador contratado por la Wycademia para acabar con monstruos y… ya, eso es todo. No hay un verdadero hilo conductor entre ellas. Es verdad que la trama siempre ha estado en segundo plano en esta saga, pero no tener una es una lástima. Al menos tenemos a la “Miauestra”, la chica que se encarga de conseguir los gatos y que ya se convirtió en una de las favoritas de los jugadores.

Otro elemento negativo es que la cámara se encuentra más cerca del personaje que en las anteriores entregas, lo que limita el campo de visión y en los combates más cerrados contra los monstruos nos puede incluso bloquear la acción. Este es un problema menor que la mayoría ni siquiera notarán, pero a mi al menos me molestó ligeramente.

A pesar de estos detalles no dudo en clasificar a Monster Hunter Generations como uno de los mejores juegos que he disfrutado en mi vida. Es un juego que puede llegar a desesperar y frustrar pero que anima a intentarlo de nuevo y a ser mejor, que anima a la colaboración entre jugadores y que fomenta la dedicación y el esfuerzo. Sé que exige mucho a sus usuarios y por eso recomiendo que prueben la demo gratuita en la eShop de 3DS antes de sumergirse en la cacería… porque créanme que si les gusta, van a gastar cientos de horas dedicadas al juego.

Monster Hunter Generations es un título que lo tiene todo: divertido, exigente, visualmente llamativo, con un gran multijugador en línea y en tiempo de juego, es MUY largo. Hoy en día muchos jugadores dan mayor importancia a los juegos que les dan más horas por su dinero, y en ese sentido Generations supera las expectativas. La falta de historia y algunos detalles menores la alejan de una nota perfecta y su dificultad o exigencia no dejan que llegue a gran público. Sin embargo, esto es una lástima ya que es un juego grandioso.

Reseña realizada con una copia digital de Monster Hunter Generations para 3DS brindada por Capcom.

Pueden leer más de Sir Laguna en su blog Siento un Ki Maligno, seguirlo en Twitter, hacerle preguntas frikis en Ask.fm o ver sus videos en su canal de YouTube.

Monster Hunter Generations
9.5/10 Nota
Lo que nos gustó
- Durabilidad de juego satisfactoria
- Excelente multijugador
Lo que no nos gustó
- La historia es escasa
- La dificultad puede asustar a los novatos
Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas