Síguenos en nuestras redes

Videojuegos

Conoce el verdadero horror: los peores videojuegos de Resident Evil

No todo es bonito en Raccoon City.

Publicado

en

Han pasado casi 23 años desde que conocimos el horror causado por Umbrella. Cuando Capcom lanzó a la venta Resident Evil en 1996, probablemente no esperaba que su juego de zombis se convirtiera en una de las sagas más reconocidas del mundo de los videojuegos.

Este éxito les ha permitido experimentar bastante. Cada vez que estos juegos comenzaban a estancarse, daban un giro a todo lo que conocíamos sobre esta franquicia y nos presentaban a Resident Evil de nuevo de una forma fresca y renovada. Gracias a eso, la saga ha sobrevivido dos décadas. Sin embargo, también ha causado algunos “errores” a lo largo del camino.

Ya sean experimentos que no funcionaron, títulos creados con ambiciones desmedidas o con intenciones de aprovechar tendencias, hay varios juegos de Resident Evil que simplemente no son buenos. Ya hemos hablado de algunos de ellos, como la versión para Game.com de Resident Evil 2, pero hay cosas aún peores allá afuera.


Resident Evil 6

Animados por el éxito de Resident Evil 5, que se había convertido en el juego más vendido de la franquicia, Capcom decidió poner toda la carne en el asador y crear un verdadero ‘blockbuster’. Resident Evil 6 fue el juego más caro de Capcom hasta el momento.

Los problemas comenzaron con su absoluto abandono de los temas de terror. Resident Evil 6 se convirtió en un juego de acción pura y dura en el que no quedó nada de los elementos de ‘survival horror’ que hicieron famoso a este nombre. La historia tampoco lo ayudó. Aunque en este título controlamos a algunos de los más queridos personajes de la saga, sus historias se vuelven innecesariamente complejas y exageradas.

No se puede negar que visualmente luce muy bien y está lleno de momentos espectaculares: persecuciones, explosiones, tiroteos y montañas rusas (literales). Pero tal y como si fuera una película de Michael Bay, lo que tiene de espectacularidad le falta en profundidad. Su sistema de juego es demasiado básico, el desarrollo de personajes es pobre y carece de personalidad.

Este juego animó a Capcom a llevar la saga en una dirección opuesta y gracias a eso tuvimos el intrigante Resident Evil 7: el cambio de dirección más radical de esta franquicia.


Resident Evil Gaiden

El éxito del primer Resident Evil en PlayStation animó a Capcom a crear versiones de ese juego para todas las consolas posibles. Pero hubo una versión que nunca vio la luz del día: la de Game Boy Color.

Era una idea loca, pero interesante: llevar todos los cuartos, objetos, personajes y enemigos a la consola portátil de Nintendo. Eventualmente, Capcom canceló el proyecto diciendo que no tenía los niveles mínimos de calidad. Sin embargo, no renunció a su deseo de ver zombis en la pequeña pantalla.

En Resident Evil Gaiden controlamos a Barry Burton y Leon Kennedy. Ambos se encuentran investigando las operaciones de Umbrella en un crucero de lujo. Aunque el barco es un buen escenario y la exploración ha sido bien trasladada a las 2-D de Game Boy, los enfrentamientos contra los zombis son su principal problema.

Cada combate es un ‘minijuego’ de precisión donde tenemos que presionar un botón en el momento específico para hacer daño. La frecuencia de estos, la poca variedad de enemigos y lo poco interesante que resulta la historia hacen de Resident Evil Gaiden un título tedioso.


Resident Evil Survivor

El primer spin-off de la franquicia también es uno de sus peores juegos. Este es un título en primera persona que se puso a la venta para PlayStation en el año 2000. Era compatible con las ‘pistolas’ para la consola, pero lo que ganaba con esta novedad lo perdía en control, pues recurría a un sistema de movimiento bastante complicado y muy poco intuitivo.

Cuando llegó a Occidente, perdió la compatibilidad con las pistolas. Sin embargo, el movimiento usando el control no era mejor. Sin esa novedad, no quedó más que un juego excesivamente corto, con muy poca variedad de enemigos, mala calidad gráfica y una historia de poca importancia que, contra todo pronóstico, sigue siendo considerada parte del canon.


Resident Evil: The Mercenaries 3D

‘Los mercenarios’ es uno de los mejores elementos que tuvieron Resident Evil 3, 4 y 5. Era un modo de juego en que elegíamos personajes con diferentes armas y objetos para acabar con la mayor cantidad de enemigos en el menor tiempo posible. 

Con este título exclusivo para Nintendo 3DS, Capcom intentó capitalizar el gusto hacia este modo de juego convirtiéndolo en un producto independiente. Por desgracia, el experimento no funcionó. Este sistema no fue suficiente para sostener un juego completo y la falta de una historia alejó a muchos fanáticos. Además, el sistema de progresión no animaba a seguir jugando, no tenía buenas recompensas ni mapas nuevos.

Afortunadamente, el año siguiente los jugadores de Nintendo 3DS recibieron el excelente Resident Evil Revelations.


Resident Evil: Operation Raccoon City

La idea detrás de este título era muy buena: un juego de acción multijugador donde revivimos de nuevo el desastre de Raccoon City a través de los ojos de mercenarios de Umbrella y soldados de fuerzas especiales. Cada personaje tiene habilidades especiales y la colaboración con el resto del equipo es necesaria para sobrevivir.

Eso suena bien en papel, pero no fue bien ejecutado. Operation Raccoon City es un juego lleno de bugs, escenarios poco inspirados y una historia muy inferior a la del resto de la serie que espera poder salirse con la suya gracias a una gran cantidad de ‘fanservice’. Es peor si jugamos solos: la inteligencia artificial del equipo es terrible e intentar cualquier aproximación táctica resulta imposible. Por si fuera poco, ni siquiera soporta multijugador local.

Uno de los modos de juego, ‘héroes’, resultaba llamativo por la posibilidad de jugar con rostros conocidos de la saga y los jugadores de Xbox 360 tuvieron un ‘modo Némesis’ que les permitía jugar con el icónico monstruo. Eso es algo positivo que tiene.


Umbrella Corps.

Sin duda, el peor juego que ha llevado el nombre de Resident Evil. Umbrella Corps. es un título multijugador competitivo en el que dos equipos se enfrentan entre sí. Tiene algunos zombis en los mapas porque si no los incluían no podían justificar que fuera un juego de la franquicia.

Capcom quería un juego con el cuál aprovechar la fiebre de los ‘esports’ y tomó a Call of Duty como base. Le puso el nombre de Resident Evil solo para llamar la atención. Además de los no-muertos, también le agregaron elementos de sigilo y armas que acaban con el rival de un solo golpe. Estos elementos no combinaron bien y desbalancearon bastante las partidas.

¿Lo peor de todo? Las personas que lo compraron ni siquiera pudieron jugarlo bien. Habían tan pocos jugadores que era prácticamente imposible encontrar una sesión de juego. Cuando por fin se encontraba alguna, estas se caían constantemente.

Ahora es un juego muerto y una triste lección para Capcom.

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas