Conecta con nosotros

Videojuegos

Shantae (Switch) – Reseña

Uno de los grandes de Game Boy Color y pieza infaltable para la colección de Shantae en Nintendo Switch.

Publicado

el

Shantae no necesita presentación en estos tiempos modernos. Pero hace cerca de 20 años la situación era diferente para la primera propiedad intelectual de WayForward, co-creada por la entonces futura pareja de esposos, Erin Bell y Matt Bozon. El juego original de Shantae para Game Boy Color por fin está disponible en Nintendo Switch, de esta manera completando toda la franquicia en una sola plataforma.

No es una remasterización o ‘remake’, sino el mismo juego que arribó muy tarde a la portátil de Nintendo a pesar de su alto estándar de producción. Su desarrollo comenzó en 1997, pero tras varios obstáculos y cambio de plataforma solo vería la luz hasta 2002 distribuido por Capcom. Ocho meses después de finalizado y por razones cuestionables. La consola sucesora Game Boy Advance llevaba casi un año en el mercado cuando Shantae pisó las tiendas y mientras Capcom miraba hacia otro lado.

Debido a esto, Shantae implementó un ‘modo mejorado’ cuando el cartucho era insertado en una consola Game Boy Advance (o el posterior Game Boy Player de GameCube). Dicha mejora constaba en una paleta de colores más brillante por aquello de la oscura pantalla del primer GBA, antes de la llegada de la luz con GBA SP. A esto se añadía una transformación en Tinkerbat adicional para Shantae.

La transformación de Shantae

El juego tuvo un relanzamiento en 2013 para la Consola Virtual de 3DS y en ese entonces se trató de la misma version inalterada de Game Boy Color. No había forma de habilitar los extras del ‘modo mejorado’ o modo GBA. En el caso de Switch, Limited Run Games encargó la tarea de traer de vuelta el primer Shantae a @ModernVintageG, y no fue simplemente poner un emulador cualquiera y un ROM a correr.

shantae switch
Shantae en la Consola Virtual de 3DS.

Como explica en un interesante video, este YouTuber de tiempo parcial, especializado en resucitar juegos retro, optó por programar su propio emulador de Game Boy desde cero. Al ser uno de los juegos con más pesada ejecución en la consola de 8-bit, Shantae puede suscitar ciertos problemas de ralentización cuando se ejecuta emulado en otras plataformas.

Para Switch era necesario trasladar la misma experiencia fluida de Game Boy Color/Advance, y de paso cambiar algunas piezas gráficas.

La pantalla de Capcom por supuesto es eliminada a favor de Limited Run Games. Por su parte, la de inicio muestra un ‘Press +’ en lugar de ‘Press Start’, y en el menú de pausa ahora se presiona A para continuar en lugar de B. Este cambio de botones entre A y B se hizo para alinearse a los juegos modernos de Shantae.

Pero no negamos que puede ser confuso en un principio si tenemos en mente la configuración de Game Boy Color, donde saltas con A, atacas con B y lo mantienes presionado para correr. Por ende, en Switch debes saltar con B, atacar con A y mantenerlo presionado para correr. Select se convierte en X para evitar el botón – a la hora de danzar. El uso de objetos seleccionados en el menú, con arriba más A. Ninguno de estos botones son personalizables.

¿Color o Advance?

En esta edición para Switch existe la posibilidad de jugar por separado tanto la version original de Game Boy Color como el ‘modo mejorado’ de Game Boy Advance. Al presionar L2 y R2 se accede a un submenú para guardar y cargar hasta tres estados, que sumado a los tres espacios de guardado del juego base, son 12 ranuras para salvar partidas y estados entre las dos versiones.

Aquí pasa algo que no es óptimo, ya que si queremos apreciar el bonus del modo GBA es obligatorio iniciar otra partida en su respectiva opción y avanzar cuanto sea necesario. Específicamente hasta un cuarto secreto en Bandit Town donde se adquiere la danza Tinkerbat por 500 gemas. Una solución sería jugar desde el principio en el ‘modo mejorado’, excepto que la paleta de colores brillantes que funcionaba en un GBA sin retroiluminación, en una pantalla de Switch o en el televisor no es la mejor elección.

shantae switch
Shantae en Game Boy Player (GameCube)

Esto mismo ocurre con el cartucho original en un Game Boy Player a través de GameCube. Pero en aquella plataforma no hay manera de escoger que lo reconozca como GBC y no como GBA, ya que Game Boy Player es técnicamente un GBA sin pantalla ni botones. En Switch sí tenemos esa opción, mas lo ideal sería que sin importar cuál versión se iniciase, compartiera los mismos archivos de guardado y dejara los estados independientes como están. Al final del dilema, tampoco es como si la transformación Tinkerbat justificara aguantarse la paleta brillante.

shantae switch

Los colores de Game Boy Color en Shantae son mejores, resaltan la principal característica de la portátil y la jugabilidad cubría una falta de ‘metroidvania’ en esa plataforma. Es posible seleccionar tres resoluciones de pantalla: una que cubre la altura por completo (recomendada), otra nativa que reduce un poco el tamaño del encuadre y otra catalogada LCD que remarca los pixeles. No hay marcos para decorar el par de barras negras, pero eso no es problema.

Bella medio-genio

Como extras encontramos una pequeña galería con bocetos, diseños de personajes, ‘sprites’ y mapeados de los calabozos que pueden ser de utilidad. Ya que el juego no cuenta con mapa interno y es fácil perderse en estos laberintos. No hay selección musical para disfrutar fuera del juego. Básicamente esta edición para Switch de Shantae va a lo que va pero lo hace bien. No hay problemas de emulación para reportar y ese era el objetivo de su encargado.

La saga de Shantae se ha visto más beneficiada por sus entregas posteriores respecto a elementos de exploración y combate. No es que sea particularmente difícil, pero tras perder una vida obliga al jugador a repetir largas secciones desde el ingreso a la última pantalla. De esta forma se extiende el tiempo de juego pero no naturalmente. La contramedida en 3DS y Switch son los estados de guardado, siendo el de Switch de más rápido acceso tanto para grabar como para cargar.

Todo lo que ahora es estándar en la franquicia dio inicio en el primer Shantae. Las transformaciones en mono, elefante, araña, arpía. Talismanes, calamares bebés, objetos consumibles, y la forma en que los calabozos se organizan alrededor del hub principal en Sequin Land. Como es probable que la mayoría de jugadores de la serie hayan comenzado con alguna de las entregas modernas, siempre es buena idea hacer la tarea completa y comenzar como se debe.

Pudo haber sido de los últimos juegos grandes de Game Boy Color, pero eso mismo lo convierte en un exponente de lujo. Limited Run Games también lanzó ediciones de colección de Shantae para Game Boy Color y Nintendo Switch. Suponemos que por obvias razones esas son más complicadas de conseguir, aunque bien lo valen.

Shantae (Switch)
7.7/10 Nota
Lo que nos gustó
- Versiones Color (original) y Advance ("mejorada").
- Archivos de guardado por estado.
- Mapas de calabozos en la mini galería.
Lo que no nos gustó
- Disperso diseño de plataformas exteriores.
- Ciertos escenarios extensos que obligan a repetirse.
En resumen
Necesitamos más juegos de Game Boy en Switch, afortunadamente son más las compañías que rescatan el pasado a través de compilaciones o relanzamientos. Como Shantae de Limited Run Games, uno de los estudios que más está trabajando por la preservación de juegos. En extras no hay mucho que decir, pero con las dos versiones para GBC y GBA del mismo juego nos damos por bien servidos. La opción definitiva para quienes nunca hayan jugado el primero de Shantae y el único que faltaba para la colección en Switch.

Reseña hecha con una copia digital de Shantae para Nintendo Switch brindada por WayForward Technologies.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas