Connect with us
Super Crush K.O. Reseña Super Crush K.O. Reseña

Videojuegos

Super Crush K.O. – Reseña

¿Estás dispuesta a enfrentar un ejército de robots extraterrestres para rescatar a tu mascota?

Publicado

en

¿Alguno de ustedes tiene un gato como mascota? Si es así, seguramente saben lo fácil que es encariñarse con esas pequeñas criaturas. No importa si son cariñosos o indiferentes, tiernos o agresivos. Haríamos lo que fuera por nuestros compañeros felinos.

Por eso es tan fácil ponerse en la piel de Karen. La protagonista de Super Crush K.O. estaba completamente relajada cuando una extraterrestre llamada Ann invade su apartamento y secuestra a su gato, Chubbz. De inmediato, Karen sale a la calle dispuesta a acabar con el ejército robótico de Ann y recuperar a su mascota.

A pesar de lo simpática que es su historia de rescates gatunos e invasiones de robots alienígenas, la verdad es que la trama resulta el menos interesante de los elementos de Super Crush K.O. Este es un juego de acción pura y dura que va a poner a prueba nuestras habilidades con el control.

El sistema de combate de este juego recuerda bastante al de Guacamelee! y su secuela. Además del combo básico de tres golpes, podemos realizar movimientos especiales como ganchos y embestidas que combinamos entre sí.

Aunque inicialmente se sienten similares, Super Crush K.O. no es un ‘metroidvania’ y va mucho más allá de lo que vimos en el juego del luchador mexicano en cuanto al sistema de combate. No solo realizamos ataques cuerpo a cuerpo, también contamos con un rifle de energía, movimiento de esquivar, doble salto y un poderoso súper-ataque estilo ‘Kame-Hame-Ha’. La simpleza visual y de argumento de este juego esconden una jugabilidad profunda, sencilla de aprender y muy adictiva.

Cada escenario está compuesto de diferentes arenas de combate. Hay una buena variedad de enemigos, cada uno con diferentes ataques y características. Debemos priorizar en cuestión de milésimas de segundo qué robot vamos a atacar primero, con qué ataque y cómo escapar en caso de que la situación se complique. Por si fuera poco, algunas arenas tienen peligros como rayos láser y sierras cortantes que debemos evitar mientras luchamos. Esta combinación de elementos se presta para partidas rápidas, intensas y muy memorables. 

Nuestra habilidad en el combate es debidamente calificada con un sistema de puntuación. Cuando terminamos un nivel, se nos da un rango basado en el tiempo que nos tomó superarlo, la cantidad de impactos recibidos, las vidas que perdamos (tenemos un máximo de cinco vidas por nivel) y si logramos terminar los combates con combos perfectos. Ya que se trata de un juego extremadamente corto —podemos terminarlo en menos de un par de horas— este sistema alarga enormemente su vida. Nos vemos atrapados fácilmente en un nivel, repitiéndolo una y otra vez hasta lograr el ansiado rango S+.

Un pequeño problema presente en este sistema es que la cantidad de enemigos se pueden aglomerar y eso complica la lectura visual. Se puede confundir qué tipo de robots son y qué van a hacer. Es crítico conocer la ubicación y estado de cada enemigo para poder mantener el combo y esas situaciones, aunque no son graves ni se presentan a menudo, pueden arruinar nuestro rango.

La corta duración del juego puede ser su principal virtud, pero también un defecto. En total, Super Crush K.O. solo cuenta con 21 niveles. Aunque mantienen una buena curva de dificultad y cada uno agrega nuevos obstáculos y enemigos, saben a poco. Tampoco ayuda que son visualmente muy similares entre sí.

Super Crush K.O. cuenta con una paleta de colores pastel muy agradable a los ojos. Algunos considerarán que es un estilo muy femenino, pero esa es parte de la gracia. Recuerda un poco al ‘anime shoujo’ de acción Sailor Moon. El problema es que la diferencia entre «mundos» es simplemente una sutil variación de colores y fondos que apenas resulta notable. El juego no es suficientemente largo, por lo que esto no resulta aburrido, pero más variedad en el tema hubiera sido agradable.

Tampoco hay mucha variedad en los jefes. Los cuatro ‘Mechas’ principales que enfrentamos se parecen mucho entre sí. Aunque usan técnicas diferentes, las estrategias que debemos usar para derrotarlos no varían mucho. Cuando terminamos el juego, resulta algo anticlimático no tener un último mundo con un jefe final importante.

Otro aspecto a destacar es la banda sonora compuesta por Robby Duguay. Está conformada por canciones muy alegres del género electrónico con un estilo bastante ‘lounge’. Aunque tienen buena energía y acompañan muy bien la acción de los combates, no son canciones para bailar (aunque nada nos impide intentarlo), sino para escuchar y relajarse.

Aunque nuestro impulso principal en Super Crush K.O. sea rescatar a nuestro gato Chubbz, esa noble misión pronto pasa a segundo plano en favor de superar las peleas de la forma más limpia y vistosa posible. Este juego, junto a River City Girls, son muestra de una curiosa tendencia que llena el mundo de los beat ‘em up con un estilo femenino, que los diferencia en un género que en el pasado estaba lleno de testosterona y elementos visuales agresivos. Esta nueva personalidad les encaja muy bien.

Super Crush K.O. ya está disponible para PC y Nintendo Switch.

Super Crush K.O.
7.6/10 Nota
Lo que nos gustó
-Sistema de combate profundo, adictivo y fácil de aprender.
-Agradable estilo visual 'girly' de colores pasteles.
-Mucha rejugabilidad.
-Banda sonora alegre y relajante.
-Perfecto para sesiones de juego cortas.
Lo que no nos gustó
-Las aglomeraciones de enemigos pueden complicar la lectura de las batallas.
-La historia, aunque graciosa, resulta irrelevante.
-Poca diferencia visual entre escenarios.
-Los combates contra jefes son muy similares.
-Si no les interesa el sistema de puntuación, se acaba muy pronto.
En resumen
Super Crush K.O. es un juego muy divertido que, a pesar de la corta duración de su historia, nos mantendrá ocupados durante horas tratando de jugar cada nivel a la perfección. Los jugadores que busquen un reto mecánico será quienes más lo disfruten, pero los demás encontrarán un buen pasatiempo con gran música y adorables gráficos. Es una lástima que la historia sea poco más que relleno, porque Karen, Ann y Chubbz son muy carismáticas y sería divertido aprender más sobre ellas.

Reseña hecha con una copia digital de Super Crush K.O. para Nintendo Switch brindada por Vertex Pop.

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas