Síguenos en nuestras redes

Tecnología

Apple y Samsung hacen más lentos los smartphones «viejos» antes de los nuevos lanzamientos

Publicado

en

A pesar de los esfuerzos de diversas organizaciones no gubernamentales y algunos gobiernos, compañías como Apple y Samsung siguen promoviendo la obsolescencia programada como práctica de ventas, de una manera que francamente resulta sucia y deshonesta.

Samsung y Apple estarían ejecutando acciones de obsolescencia programada que no sólo afectan el bolsillo de los usuarios sino que también poen en grave peligro la ecología por el aumento indiscriminado debasura electrónica.

Samsung y Apple estarían ejecutando acciones de obsolescencia programada que no sólo afectan el bolsillo de los usuarios sino que también ponen en grave peligro la ecología por el aumento indiscriminado de basura electrónica.

Hace unas pocas semanas mostramos una cifra que debería alarmarnos a todos, pues nos estamos ahogando en nuestra propia basura. De acuerdo a las estimaciones de la Universidad de las Naciones Unidas, en 2014 se generaron 41,8 millones de toneladas en basura electrónica, esto es equivalete a decir que cada persona en el mundo produjo en promedio 5,75 kg de basura electrónica, una cifra grotescamente alarmante si consideramos que en países como Noruega el consumo de dispositivos electrónicos es vastamente superior al de un país latinoamericano. Es decir, un bajo porcentaje de la población está aportando un amplio margen de contaminación (donde los avanzadísimos países escandinavos resultan muy mal parados).

Esos países como Noruega, Suiza, Suecia, Estados Unidos, el Reino Unido y Francia, se caracterizan por la gran capacidad de consumo de sus habitantes, lo que les permite remplazar sus dispositivos electrónicos con facilidad. Esto constituye un grave peligro ecológico ya que gran parte de los componentes electrónicos no son reutilizables, luego la mejor solución para la salud mundial es desincentivar el consumo de estos dispositivos.

Un reciente estudio dirigido por Laura Trucco de la Universidad de Harvard descubrió una pista que lleva a afirmar que la compañía de Cupertino estaría liberando actualizaciones para modelos -no tan nuevos- de los iPhone de tal manera que estos aparatos sean cada vez más lentos. Esto también aplica para Samsung.

Esta conclusión, que además de controversial trae serias implicaciones éticas (y ojalá en un futuro, legales), explicaría el porqué muchos de los usuarios de Apple y Samsung se ven obligados a comprar los nuevos modelos de smartphones una vez son lanzados al mercado, además de la «presión social» incluida en la mente de los consumidores.

El estudio se hizo en base a las búsquedas de millones de usuarios de Google entre 2008 y 2014. En el caso particular de la búsqueda de «iPhone lento» o similares, la tendencia se muestra en aumento año tras año, pero lo más dramático y preocupante ocurre días antes del lanzamiento de un nuevo iPhone, pues la búsquedas en Google relacionadas con la inoperancia de los dispositivos de Apple se disparan durante esos días.

Relación enre las búsquedas en Google de términos similares a "iPhone lento" y las fechas de lanzamiento de nuevos iPhone entre 2008 y 2014.

Relación enre las búsquedas en Google de términos similares a «iPhone lento» y las fechas de lanzamiento de nuevos iPhone entre 2008 y 2014. Se puede ver claramente que las búsquedas se disparan justo antes y durante las fechas de lanzamiento de nuevos productos de Apple.

De igual manera, el estudio hizo el mismo análisis con búsquedas similares a «Samsung Galaxy lento», entre 2010 y 2014, obteniendo resultados menos marcados que los de Apple en relación a las fechas de lanzamiento de los nuevos Galaxy, pero con una tendencia de crecimiento mucho más alarmante. Samsung año tras año va lanzando al mercado productos cada vez más desechables, o eso es lo que permite inferir la siguiente tabla.

Relación enre las búsquedas en Google de términos similares a "Samsung Galaxy lento" y las fechas de lanzamiento de nuevos Galaxy entre 2010 y 2014. Se puede ver claramente que la tendencia de búsqueda ha aumentado considerablemente año tras año, lo que permite iferir la mala calidad de los productos de Samsung.

Relación enre las búsquedas en Google de términos similares a «Samsung Galaxy lento» y las fechas de lanzamiento de nuevos Galaxy entre 2010 y 2014. Se puede ver claramente que la tendencia de búsqueda ha aumentado considerablemente año tras año, lo que permite inferir la mala calidad de los productos de Samsung.

Si bien parlamentos de países como Francia están luchando para ratificar leyes que castiguen la obsolescencia programada como práctica industrial, estas medidas aún son insignificantes y empresas como Apple y Samsung lo saben muy bien. Por ejemplo, considerando el actual marco legal francés, si lo que acabamos de ver llega a ser presentado en un tribunal y se demuestra que Samsung o Apple están ejecutando acciones que llevan a disminuir el rendimiento de sus celulares para obligar a los consumidores a comprar uno nuevo, la máxima multa aplicable son dos años de cárcel y 300.000 euros, cifras que son un hazmerreir para estas corporaciones que durante un lanzamiento de uno de sus nuevos celulares recuperarían dicha pérdida en cuestión de minutos.

Fuente: Gadget Mill.

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas