Connect with us

Cine y TV

Game of Thrones 8×05: Killer Queen

Este episodio nos dejó impactados y algo enojados. Recapitulemos y analicemos lo que vimos.

Publicado

en

“Él es el verdadero heredero del Trono de Hierro”.

Estas son las palabras con las que inicia el penúltimo episodio de Game of Thrones. Pertenecen a una carta que Varys estaba escribiendo a un destinatario desconocido. Comenzar con esta oración tiene un propósito muy específico: recordar al público que Daenerys Targaryen no es una reina legítima.

¿Por qué quieren hacer eso? Porque se disponían a convertir a la Madre de Dragones en una villana absoluta. En el análisis del capítulo anterior ya habíamos discutido la posibilidad de que ella ‘enloqueciera’ en su obsesión por tomar el poder sobre Westeros y se convirtiera en una tirana como la que pretendía destronar. Pues bien, eso fue exactamente lo que ocurrió.

Ya la habíamos visto convertirse en una líder cada vez más estricta y cruel, pero el salto que dio en este episodio es absolutamente injustificado, o eso es lo que parecen considerar sus fanáticos en redes sociales. La pérdida de aliados tan queridos como Ser Jorah, Missandei y dos de sus dragones, el frío recibimiento por parte de los habitantes del continente y la verdad sobre la ascendencia de Jon la han afectado mucho. Se convenció de que solo va a poder gobernar a través del miedo. Daenerys siempre fue un personaje complejo, a medio camino entre una conquistadora colonialista y una liberadora. Tan dispuesta a cometer atrocidades como a sacrificarse por sus pueblos. Los fanáticos de la serie no están contentos con el giro que tuvieron los acontecimientos para resolver ese dilema.

Game of Thrones - Juego de Tronos

‘Las campanas’, el título de este episodio, hace referencia al anuncio de rendición por parte de King’s Landing. Los momentos en que estamos esperando que estas suenen y lleguen a oídos de la jinete del dragón son verdaderamente tensionantes. Una vez nos damos cuenta de que ella decidió destruir la ciudad a pesar de esto, castigando a plebeyos inocentes, quedamos en estado de shock. Es curioso que no nos muestren su rostro a partir de este momento, dejando a nuestra imaginación si está disfrutando del caos o aborrece sus acciones.

Es verdad que parte del atractivo de Game of Thrones reside en la forma en que subvierte las expectativas. La serie sorprendió con eventos como la muerte de Ned Stark y la boda roja, que iban contra la forma en que estas historias suelen desarrollarse. Estos fueron resultado de las acciones de los personajes y dieron paso a situaciones inesperadas y emocionantes. Pero en este caso, cuando solo falta un episodio para el final, se siente como un intento descarado de ‘impactar’ a la audiencia sin considerar la serie de eventos que llevaron a ello. Ya veremos en el último capítulo si pueden justificar este giro en la trama.

Daenerys no fue el único personaje temáticamente ‘destrozado’ en este episodio. Cersei Lannister, que se había convertido en la villana por excelencia, vio toda su personalidad y desarrollo completamente asesinados. Atrás quedó la maquiavélica y manipuladora mujer que jugó a la perfección el juego de tronos. Aquí la vemos aferrarse a un plan fallido de una forma que chocó por completo con su forma de ser y que la llevó a una muerte anticlimática al lado de Jaime (la semana pasada lamentamos que el arco de él se hubiera extendido de esta forma). La serie nos convenció de que el ejército de Dany no estaba en capacidad de enfrentarla y que su dragón era un objetivo vulnerable. Nos mintieron. La combinación de la Flota de Hierro, la Compañía Dorada y el ejército Lannister no tenían oportunidad.

¿No se supone que Arya iba a matar a Cersei? Cuando se encontraba a solo pasos de lograr su cometido, ella es convencida por Sandor de que seguir el camino de venganza no llevaba a nada bueno y que la reina iba a morir de todos modos. La intención de la escena es buena, pero se siente realmente forzada, cursi y cliché. Momentos después se convirtió a la joven Stark en testigo directo del horror causado por Daenerys en unas escenas que parecen calcadas de filmes y series bélicas sobre ataques terroristas. Esto resultó algo redundante, pues ya teníamos muchos personajes en el mismo escenario presenciando lo mismo.

Esto también dio pie al esperado ‘Cleganebowl’, el inevitable enfrentamiento entre Sandor y Gregor Clegane. Esta fue una pelea digna de película de terror. Gregor es un monstruo-zombi estilo Jason Voorhes que, por razones que nunca fueron completamente explicadas, no logra ser detenido ni por un cuchillo clavado directamente en el cerebro. De verdad parece una escena perteneciente a una historia completamente diferente. Por otro lado, el combate entre Jaime y Euron dio un justo final al insoportable capitán de la Flota de Hierro.

Game of Thrones - Juego de Tronos

Es una lástima que este episodio estuviera lleno de momentos tan forzados y decisiones tan incomprensibles a nivel narrativo, pues goza de una maravillosa dirección y puesta en escena. Hace mucho que no podíamos disfrutar tan claramente de detalles como el diseño de las armaduras, la arquitectura de King’s Landing y el violento resultado de un choque de ejércitos. Los planos secuencias por las calles de la ciudad fueron intensos y los sobrevuelos a lomos del dragón lucieron increíbles. La iluminación en las escenas nocturnas en Dragonstone fue muy bella y parecía una disculpa por los oscuros momentos de La larga noche. Es el capítulo mejor dirigido y fotografiado de la temporada y se nota en varias escenas.

El rumbo del último episodio de la serie parece claro. Sansa le había dicho a Daenerys que el norte no se arrodillará ante ella y es probable que la reina ahora quiera marchar de nuevo hacia Winterfell, esta vez con intenciones de tomarlo por la fuerza. Ante la nueva situación, Jon reconsiderará aceptar su lugar en el trono y Arya, que presenció directamente la furia de Dany, buscará asesinarla. También es posible que nadie se quede con el trono y se acabe la monarquía. Aún hay quienes guardan la esperanza de que los guionistas tengan una última sorpresa que ‘salve’ la serie, pero la verdad es que todo parece indicar que les quedó grande darle un final satisfactorio a la historia comenzada por George R.R. Martin.

Quedó claro que Game of Thrones no es sobre lo que ‘nosotros’ queremos ver, pero sigue siendo una interesante y entretenida deconstrucción de la fantasía medieval. Queremos saber qué les pareció este episodio. ¿Consideran que el cambio de Dany está justificado? ¿Quedaron satisfechos con el final de Cersei? Quedamos pendientes de sus comentarios.

El tráiler del episodio 8×06 de Game of Thrones nos da una pista sobre el final de la serie

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas