Síguenos en nuestras redes

Videojuegos

Ancestors Legacy – Reseña

Vamos a sacar nuestras hachas y navegar en nuestros trirremes para arrasar aldeas en Ancestors Legacy, un juego de estrategia en tiempo real para consolas.

Publicado

en

Hacer un juego de estrategia en tiempo real para consolas siempre ha sido una apuesta de alto riesgo. La adaptación de las mecánicas originalmente desarrolladas para computador es una tarea extenuante y la transición al manejo de un control no siempre es impecable. En el caso de Destructive Creations —sí, los mismos de Hatred—, decidieron tomar esta apuesta tomando como referencia la historia del viejo continente europeo en Ancestors Legacy.

Este juego había debutado en PC con mecánicas similares a juegos como Company of Heroes sumando los elementos esenciales de la estrategia en tiempo real. Veamos si esta adaptación es digna de los libros de historia.

En Ancestors Legacy se manejan cuatro civilizaciones básicas con una campaña dedicada a cada una de ellas: Vikingos, Anglosajones, Teutones y Eslavos. Si los amantes de la historia están buscando una experiencia con precisión anecdótica, se subieron al barco equivocado. Las campañas hacen uso de algunos personajes históricos como San Eduardo el Confesor o Rurik el Varego, pero los hechos son contados con el propósito de dar entretenimiento a los jugadores.

Dependiendo de la habilidad del jugador, el tiempo de juego en campaña oscila entre las 30 y 40 horas. Sin embargo, estas están cargadas de una trama interesante.

Ancestors Legacy

Las mecánicas de Ancestors Legacy no tienen mucho que ofrecer a lo que generalmente se conoce en los juegos de estrategia en tiempo real. Los jugadores tienen una base en la que podrán reunir recursos y construir tropas con avances tecnológicos que les darán ventaja en el campo de batalla. También pueden capturar aldeas pequeñas y agregarlas a la línea de producción de asedio.

Los escuadrones de infantería son algo decepcionantes de controlar debido a la programación de las formaciones. Se supone que es un sistema de piedra-papel-tijera entre lanceros, escuderos y portadores de hachas. No obstante, en una batalla real todo se convierte en una mezcolanza de humanidad que deja tirada la estrategia para que todo caiga en el azar. Eso sin contar que las tropas deben mantenerse con la moral alta y estar pendientes de flancos para que no decaiga la fuerza de ataque. Afortunadamente, las unidades especializadas de cada civilización no sufren de estas falencias y pueden usarse adecuadamente en un ejercicio de guerra.

Ancestors Legacy

Otro de los problemas de Ancestors Legacy yace en sus controles. Un control de consola no tiene la misma eficacia al manejar escuadrones como lo hace un ratón, por lo que hacer un barrido de selección general es una molestia. Existe un comando para retirarse y reagrupar las tropas, pero no es tan efectivo como hacer “micro” en un PC.

Las misiones ofrecen variedad de objetivos y terrenos, lo que hace un poco más digerible la experiencia. Algunas requieren del silencio y la diplomacia para hacer variado el mate que mate de la conquista. Sin embargo, la inteligencia artificial no juega limpio y llega un momento en el que, sin una explicación de dónde saca recursos, sus barracones comienzan a escupir tropas en un acto desesperado por mantenerse en pie.

Algo que sí se puede destacar es el diseño de los terrenos de los mapas. Estos tienen variedad volumétrica para aproximarse al oponente de formas estratégicas mediante estepas, acantilados o los siempre confiables campos abiertos para una batalla sin cuartel.

Las gráficas de Ancestors Legacy no deslumbran, pero tampoco son un pecado a la estética. Los soldados y edificios están justamente detallados y se puede hacer un acercamiento a la batalla para un punto de vista más íntimo del combate. Desafortunadamente, la interfaz de usuario es demasiado caótica de seguir por la excesiva cantidad de información que se presenta en pantalla.

Otro de los puntos a favor de Ancestors Legacy es su música. Los cantos tribales y percusiones intensas sumergen al jugador a una muy ambientada batalla acompañada del blandir de las espadas y los gritos de los caídos. No tiene ningún desperdicio buscar la banda sonora del juego y agregarla al playlist de favoritos.

En el aspecto multijugador, el juego se desempeña de forma impecable. Existen modos individuales y por equipos con mapas variados para una partida con igualdad de condiciones para todos los jugadores y sin jugadas sucias por parte de la CPU.

Ancestors Legacy
6.5/10 Nota
Lo que nos gustó
- Mapas volumétricos para variedad táctica.
- Banda sonora ambientada en los tiempos medievales.
Lo que no nos gustó
- La inteligencia artificial se desespera de forma sucia
- Históricamente inexacto.
- La interfaz es difícil de seguir.
En resumen
Ancestors Legacy resultó ser un buen juego de estrategia en PC, pero su conversión a las plataformas caseras no fue tan gloriosa por las dificultades mecánicas en sus controles. La historia es entretenida y su música es magistral, pero sin una jugabilidad flexible es como manejar una carreta sin una rueda y en cualquier momento todo se puede caer.

Reseña hecha con una copia digital de Ancestors Legacy para PlayStation 4, brindada por Destructive Creations.

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas