Connect with us

Videojuegos

Nuestros recuerdos con Zelda y Pokémon

Con los recién cumplidos 32 y 22 años de cada franquicia, repasamos ambas experiencias.

Publicado

en

Navega →

zeldamon (3)

Artículo publicado originalmente el 4 de marzo del 2016

 

Es un año importante para Nintendo, pues dos de sus propiedades intelectuales más importantes se pueden dar el lujo de contar dos y hasta tres décadas de existencia, sin que eso signifique una reducción en popularidad.

Todos los días los videojuegos cumplen años, pero estos aniversarios son especiales. The Legend of Zelda, que debutó en Japón un 21 de febrero de 1986, hizo parte de la infancia de una gran mayoría de video jugadores, evolucionando a la par de los mismos con gráficas en 8 y 16 bits, pegando el salto al 3D, luciéndose en cel shading y añadiendo más realismo a sus aventuras al igual que remasterizaciones. Por su parte un más juvenil Pokémon, que llegó al mundo oriental el 27 de febrero de 1996, acompañó el final de la niñez y el inicio de adolescencia convirtiéndonos en entrenadores de criaturas de bolsillo, cuya dinámica de juego no ha variado mucho en todos estos años, pero que se expandió en una enorme cantidad de productos alternos.

Ya como adultos es nuestra labor enseñarles a las nuevas generaciones cuáles fueron esos juegos que nos sumergieron en esta apasionante industria, y aunque hoy en día las relucientes gráficas, historias y jugabilidad de tantos títulos en el mercado hablan por sí solas, hay que respetar a los ancestros por su sabiduría, y eso precisamente es lo que son Zelda y Pokémon.

Cuatro miembros del equipo de GamerFocus (a lo Elite Four) nos pusimos en la labor de recordar eso que nos atrajo (o no) de estas dos grandes franquicias, de paso animando a quienes nunca las hayan probado por distintas razones, a que les den una oportunidad. Nunca es tarde para hacerlo, para muestra el exitoso relanzamiento de Pokémon Red, Blue y Yellow en 3DS, con muchos jóvenes dejando atrás el estigma de las gráficas y escogiendo algo de jugabilidad adictiva. O como nuestro compañero Alex León, que nunca había jugado un The Legend of Zelda y ahí estuvo contento haciéndole streaming.

Nunca es tarde para los buenos juegos. NUNCA.

pokelda

Navega →

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas