Connect with us

Juegos

Cuando Hideo Kojima nos invitó a jugar con el sol

¡Que el sol te acompañe! Y una gorra, gafas oscuras, protector, botella de agua, vestido de baño…

Publicado

en

Feliz cumpleaños Hideo Kojima. Sabemos que todo el mundo reconoce al desarrollador japonés por Metal Gear y no tanto por sus otras subestimadas obras, entre las que sobresale Boktai: The Sun Is in Your Hand para Game Boy Advance del año 2003. Hablamos específicamente de la primera entrega en la trilogía, ya que en las siguientes Kojima solo tuvo parte como productor.

Pero el primer juego de la franquicia, continuado espiritualmente por Kojima Productions en DS bajo el título Lunar Knights (Bokura no Taiyō: Django & Sabata en Japón), fue uno en el que Hideo logró plasmar todo su gusto por los vampiros y, como siempre, algo del séptimo arte. Vamp en Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty había sido un claro guiño a aquellos personajes de la noche, pero en Boktai daba oportunidad a los jugadores de controlar a un cazador de vampiros llamado Django, tal como el legendario personaje de tantos westerns que arrastraba un ataúd lleno de armas.

La historia de Boktai nos cuenta que en una era de oscuridad la gente olvidó el sol, dando lugar a los “Inmortales”, seres de oscuridad que aparecieron para convertir a San Miguel en una ciudad de muerte. Todas las especies fueron convertidas en ‘no muertos’ por la materia oscura, y el cazador de vampiros más fuerte había sido derrotado. Hasta que un día, un chico heredero de la “Gun Del Sol” sobre quien fluía la sangre de cazavampiros, abandonó San Miguel para dirigirse a Istrakan, ciudad donde se definiría de una vez por todas el fenómeno del fin del mundo causado por los Inmortales.

De esta manera, Kojima ponía una nueva propuesta de su parte basado en su admiración por Castlevania, el cine y los vampiros. No dejando atrás varios guiños a Solid Snake, como el hecho de poder usar sigilo para evitar a los enemigos y de golpear las paredes para generar ruido y distraerlos. Pero el principal atractivo en este juego de vista isométrica y dedicados pixeles, que aprovechaba los 32-bit del Game Boy Advance, yacía en su innovador -para un videojuego- sensor solar.

En una entrevista de 2003 para IGN, Kojima afirmaba que la opción de usar un sensor solar para su nuevo proyecto nació del deseo real de crear un juego que utilizara la luz del sol.

“[…] Con Game Boy Advance puedes llevarlo afuera, no existen otros juegos que involucren luz solar. Me encanta el tema de Drácula y los vampiros. Siempre quise hacer un juego donde los jugadores pelearan contra vampiros. Tenía unas cuantas ideas y me pregunté, ¿por qué no crear un juego que involucre la luz del sol? No sabía que era técnicamente posible.”

Kojima tampoco sabía qué tanto podría costar el hecho de crear un cartucho especial para GBA, pero había una división al interior de Konami especializada en juguetes con sensores de olor y humedad, productos singularmente económicos. Incluso contempló aplicar un sensor solar cuando estaba desarrollando MGS2 (que le da más sentido a Vamp), pero aquella descartada idea prefirió dejarla para otro novedoso título que resultó ser Boktai.

El propio Kojima reveló el juego durante la conferencia de Konami en E3 2003, enfocándose fuertemente en el número tres. Esto porque junto con la revelación de Boktai: The Sun Is in Your Hand, también presentó Metal Gear Solid: The Twin Snakes para GameCube y Metal Gear Solid 3: Snake Eater para PlayStation 2. Tres fuertes juegos en un año ‘sólido’ para Konami. El video de Boktai explicaba a la perfección el funcionamiento del sensor solar en la entonces nueva apuesta portable.

Dicho sensor exigía el uso de la luz del sol directa y había sido pensado para el primer modelo de Game Boy Advance, que carecía de pantalla iluminada y se jugaba mejor con mucha luz ambiente. Así como por la posición del cartucho en la parte trasera, exigiendo mejor ubicación a la hora de jugar en GBA SP o el futuro Game Boy Micro. Sencillamente no era posible usar luz artificial para engañar al juego, pregunta que le hizo Nintendo a Kojima, pero que habría sido una ruptura del encanto del sensor.

“Eso habría arruinado el concepto. Con luz artificial tendríamos control total… encenderlo y activarlo cuando quisiéramos. Lo mejor sobre esta idea es que no tenemos control sobre la luz solar. Podría estar lloviendo, o con nubes, o de noche. Siempre piensas sobre el sol en este juego. Es algo sobre lo que no tienes control y le da cierta profundidad al juego.”

La luz del sol era contenida en un medidor de energía para la “Gun Del Sol”, que iba decreciendo mientras se usara el arma contra los ‘no muertos’ y recargable con un poco más de luz solar real (o virtual en pequeñas zonas). Era obligatoria contra los jefes de nivel, lo que frustró a muchos jugadores que no podían completar ciertas partes debido al desafortunado clima que los rodeaba. La pistola solar tendría su debido cameo jugable en Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots.

Además del sensor solar, la inclusión de un sistema RTC (Real Time Clock) o reloj en tiempo real, permitía sincronizar los ciclos solares del juego con las diferentes zonas horarias globales según la ciudad de residencia, para tener en cuenta cuando salía o se ocultaba el sol. Como era de esperarse, muchos enemigos eran más fuertes durante la noche y dormían durante el día. Habría sido un interesante uso para GameFreak, o así creía Kojima, en respuesta a si otras compañías se habían interesado en usar el sensor solar de Konami.

“Realmente, no. Me encantaría ver juegos como Pokémon o Mega Man con función solar.”

A algunos también nos hubiera encantado que Boktai hubiese sido más exitoso en occidente, donde la tercera entrega no fue localizada debido a las bajas ventas de la segunda. Era la forma en que Kojima buscaba salirse de la zona de confort de Metal Gear con proyectos menos estrambóticos, aplicando otros de sus gustos y una valiosa jugabilidad. Pero nada de esto sirvió.

Tal vez pedirles a los jugadores que salieran a la calle o tomaran algo de sol no fue del agrado de muchos. Eso, o que este mundo real está lleno de vampiros.

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas