Conecta con nosotros

Videojuegos

Demon Slayer (Kimetsu no Yaiba): The Hinokami Chronicles – Reseña

Los fanáticos de la saga Naruto: Ultimate Ninja Storm pueden hacerse una idea de lo que ofrece el primer juego de Kimetsu no Yaiba.

Publicado

el

Dada la popularidad del ‘anime’ de Demon Slayer: Kimetsu no Yaiba, conocido como Guardianes de la Noche en España, era inevitable que la popular obra de Koyoharu Gotōge recibiera un videojuego. Sin embargo, nadie sospechaba que CyberConnect2 —responsable de la exitosa saga Naruto: Ultimate Ninja Storm, entre muchos otros juegos— sería el estudio encargado del desarrollo. Cabe aclarar que esto funciona simultáneamente como un halago y una queja. Permítannos explicar.

Si hubiera que señalar algo por lo que Naruto: Ultimate Ninja Storm y demás juegos de CyberConnect2 brillan, eso indudablemente sería su presentación gráfica. Un buen ejemplo de esto es .hack//G.U. A pesar de tener 15 años, esta trilogía todavía luce bastante bien. Esto resulta aún más evidente por los mínimos retoques que tuvo .hack//G.U. Last Recode, remasterización lanzada en 2017. Lo mismo aplica a sus posteriores proyectos y The Hinokami Chronicles no es la excepción a la regla.

No obstante, Kimetsu no Yaiba: The Hinokami Chronicles sufre del mismo problema que Naruto: Ultimate Ninja Storm: es un ‘arena fighter’ extremadamente básico. Detrás de todo el espectáculo visual y sonoro, Demon Slayer: The Hinokami Chronicles es un juego de peleas que en su nivel más «competitivo» no requiere de gran habilidad e incluso puede tornarse repetitivo. Tampoco ayuda que haya un claro desbalance entre los pocos personajes seleccionables, uno de sus muchos defectos.

Aun así, The Hinokami Chronicles goza de varias virtudes. Por supuesto, estas serán principalmente apreciadas por los que ya sean fanáticos de la obra de Koyoharu Gotōge. A lo largo de esta reseña, listaremos todos los puntos positivos y negativos.

Guardianes Noche Kimetsu No Yaiba Crónicas Hinokami Chronicles Demon Slayer reseña crítica análisis review

Al iniciar por primera vez Demon Slayer: The Hinokami Chronicles, los jugadores son sumergidos inmediatamente en la campaña. Esto es exactamente lo mismo que se hizo en Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm 4 y es una buena decisión teniendo en cuenta la reputación de CyberConnect2. Al fin y al cabo, el estudio se ha vuelto reconocido por sus impresionantes secciones cinematográficas y la implementación de Eventos de Tiempo Real (QTE) en las mismas. Para muchos jugadores de Naruto: Ultimate Ninja Storm, ese fue un importante punto de compra.

A pesar de que luce igual e incluso más impresionante que los últimos juegos basados en la obra de Masashi Kishimoto, Kimetsu no Yaiba: The Hinokami Chronicles puede resultar un tanto decepcionante en lo que concierne a lo cinematográfico.

Comencemos hablando de lo positivo. Varios momentos icónicos de la primera temporada del ‘anime’ y la película Mugen Ressha-hen están calcados a la perfección en la mayoría de técnicas definitivas y momentos del modo campaña. A esto contribuye que Demon Slayer: The Hinokami Chronicles tenga la banda sonora original compuesta por Yuki Kajiura y Go Shiina para la serie. Esta fidelidad es un claro diferenciador con respecto a la saga Ultimate Ninja Storm y será percibido por muchos como una fortaleza. Aun así, algunos podrían verlo como una debilidad.

Todos aquellos que hayan visto el ‘anime’ de Naruto reconocerán que las campañas de la saga Ultimate Ninja Storm toman varias libertades creativas a la hora de representar las batallas de la obra de Masashi Kishimoto. Esto no solo se hizo con el fin de hacerlas más espectaculares a nivel visual, sino para extenderlas y de esa forma introducir secuencias más largas de QTE. Tal no es el caso en Demon Slayer (Kimetsu no Yaiba): The Hinokami Chronicles. Al ser calcadas al ‘anime’, estas secciones son extremadamente cortas y solo permiten secuencias con más o menos un par de QTE.

A lo anterior se suma que Kimetsu no Yaiba: The Hinokami Chronicles imita la forma en la que Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm 4 relata la historia. En vez de crear un mundo abierto, la historia es relatada a través de una línea de tiempo. El problema de esta estructuración es que las batallas contra jefes —que no solo brillan por su presentación, sino por sus dinámicas— están separadas entre sí por aburridas secciones de exploración que perfectamente podrían haber sido escenas de video.

Hablemos del sistema de combate. Si bien llamarlo una copia de la saga Ultimate Ninja Storm sería bastante reduccionista, no sería inexacto decir que las bases son las mismas. A pesar de las mecánicas añadidas y sustraídas, el objetivo en las batallas es el mismo: aprovechar al máximo la barra de energía para cancelar combos, extenderlos y causar el mayor daño en el menor tiempo posible. No obstante, esto es simultáneamente más difícil y sencillo que en Naruto: Ultimate Ninja Storm.

Al igual que en la saga Naruto: Ultimate Ninja Storm, hay un combo básico cuya conclusión puede modificarse dependiendo de la dirección en la que se mantenga el análogo izquierdo. Para variar los combos, todos los personajes tienen un agarre y un trío de técnicas especiales. El ejecutar estas últimas cuesta energía de la barra de habilidad, justo como el cancelar ataques y el acelerón persecutor. Como si no fuera suficiente, todos los jugadores pueden utilizar una asistencia para atacar o escapar de un combo enemigo. Por supuesto, también pueden cubrirse ante ataques enemigos.

Hasta aquí llegan las similitudes en materia de mecánicas.

A pesar de que el paso rápido es una mecánica que permaneció de los Naruto: Ultimate Ninja Storm, la movilidad de los personajes en Demon Slayer (Kimetsu no Yaiba): The Hinokami Chronicles resulta más limitada. Por fortuna, esta sustracción de mecánicas evasivas se ve «compensada» por la adición de nuevas opciones defensivas. Estas consisten en la guardia perfecta y la capacidad de empujar ataques enemigos para generar distancia. Aunque estas mecánicas son un tanto indulgentes en lo que respecta a ejecución, demuestran un interés por parte de CyberConnect2 de hacer un juego de peleas más complejo. Esto no se limita a las mecánicas defensivas.

Guardianes Noche Kimetsu No Yaiba Crónicas Hinokami Chronicles Demon Slayer reseña crítica análisis review

En lo que respecta a lo ofensivo, todos los personajes en Demon Slayer (Kimetsu no Yaiba): The Hinokami Chronicles tienen dos medidores: el de habilidad —del que se habló en anteriores párrafos— y el especial. A partir de este último es que se realizan las técnicas definitivas. Sin embargo, estas no son el único uso para este medidor. Ya que se pueden acumular hasta 3 barras del medidor especial, los personajes pueden usar Potenciador cuando se encuentre en nivel 2. Si se está en su nivel máximo, pueden desatar Propagación. No obstante, también está la opción de realizar una técnica definitiva potenciada. Ya que la barra especial se carga al atacar y ser herido, estas mecánicas están diseñadas principalmente para cambiar el curso de la partida.

Tampoco ha de olvidarse que todos los personajes ahora tienen un ataque fuerte. Si bien tiene armadura, los deja a completa merced del oponente en caso de que falle.

Hace algunos párrafos, mencionamos que realizar combos dañinos es simultáneamente más difícil y sencillo que en Ultimate Ninja Storm. Mientras que el medidor especial es el facilitador, hacer combos «infinitos» es imposible. Esto se debe a que los personajes tienen tiempo limitado para realizar un combo una vez iniciado. Este es otro de los cambios que contribuye a que The Hinokami Chronicles sea comparativamente más profundo que anteriores ‘fighter arena’ de CyberConnect2.

Guardianes Noche Kimetsu No Yaiba Crónicas Hinokami Chronicles Demon Slayer reseña crítica análisis review

Concluyamos esta reseña con un aspecto mixto: las modalidades de juego. Por un lado, ha de aplaudirse la estabilidad del ‘netcode’ del multijugador en línea. Por otro lado, el modo entrenamiento resulta superfluo. Este consiste en una serie de pruebas impartidas por diferentes personajes. ¿Cuál es el problema? Todas son iguales e irrisoriamente sencillas. Esto no solo es un testamento a la poca profundidad mecánica del juego, sino que solo sirve para conseguir puntos Kimetsu. Estos sirven para desbloquear objetos cosméticos para el perfil de matademonios y atuendos.

No puede olvidarse que The Hinokami Chronicles actualmente goza de 18 personajes. Aunque la plantilla será actualizada en los próximos meses, no cambia el hecho que 6 de dichos personajes son copias de los ya presentes. Aún peor, la mayoría del elenco no tiene mecánicas distintivas. Más de la mitad de personajes son «intercambiables».

Demon Slayer (Kimetsu no Yaiba): The Hinokami Chronicles
6.9/10 Nota
Lo que nos gustó
- Visualmente luce increíble y calca varias escenas del ‘anime’.
- Tiene la banda sonora original.
- El ‘netcode’ del multijugador en línea es bastante estable.
- En comparación con pasados juegos de CyberConnect2, es mecánicamente más profundo.
Lo que no nos gustó
- Las secciones de exploración perjudican el modo historia.
- A pesar de sus novedades en materia de jugabilidad, sigue siendo un tanto repetitivo.
- El sistema de puntos Kimetsu termina siendo superfluo.
En resumen
Aquellos que busquen un ‘fighter arena’ al estilo de los Naruto Ultimate Ninja Storm y/o sean fanáticos de Kimetsu no Yaiba encontrarán un paquete adecuado en The Hinokami Chronicles. Aunque nada profundo y un tanto repetitivo, el sistema de combate es frenético y divertido. Estos pueden ser tanto locales como en línea. El modo historia también cuenta con puntos altos, incluso si en general puede ser aburrido. Sin embargo, recomendamos conseguir la versión para consolas Xbox o Steam. En las plataformas de PlayStation, el precio es excesivo para lo poco que ofrece en comparación con anteriores juegos de CyberConnect2.

Reseña hecha con una copia digital de Demon Slayer (Kimetsu no Yaiba): The Hinokami Chronicles para PS5 brindada por Sega.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas