Conecta con nosotros

Videojuegos

Los siete imprescindibles de la franquicia de Kirby

¿Quieres familiarizarte con la serie de Kirby? En ese caso, será mejor dar un vistazo a estos títulos.

Publicado

el

Hace unas tres décadas, resultaría difícil creer que una bola rosada se convertiría en uno de los personajes más emblemáticos de Nintendo y, por ende, la industria de los videojuegos. Sin embargo, el talento de Masahiro Sakurai y posteriores diseñadores fue responsable de propulsar a Kirby a la fama. Ahora es una de las propiedades intelectuales más lucrativas de la gran N al contar con un mínimo de un juego anual.

Por supuesto, la frecuencia con la que salen estos juegos no ha impedido que la franquicia de Kirby sea una de las más variadas dentro del género de plataformas. Aprovechando el lanzamiento de Star Allies, he aquí los títulos imprescindibles de esta serie.

Kirby’s Adventure (NES, 1993)

¿Qué mejor lugar para comenzar que con la entrega que introdujo la ahora icónica habilidad de Kirby de adquirir los poderes de sus enemigos al absorberlos? Aunque es un juego de plataformas lineal, es mucho más variado que su predecesor en materia de jugabilidad. Esto no solo se debe a las múltiples mecánicas de juego, sino a la implementación de minijuegos. Como si lo anterior no fuera suficiente, Kirby’s Adventure también cuenta con una historia más compleja que la del primer juego. Sin lugar a dudas, uno de los títulos más influénciales en la franquicia de Nintendo.

Kirby’s Dream Land 2 (Game Boy, 1995)

Muy parecido al anterior título en lo que respecta a jugabilidad. Sin embargo, eso no quiere decir que no cuente con novedades. ¿Cuál es la más destacada? Pues la inclusión de tres aliados: Rick el Hamster, Coo el Buho y Kine el Pez Lunar. Cada uno de estos cuenta con habilidades únicas. El primero permite desplazarse velozmente y evita que Kirby se deslice sobre el hielo; el segundo es capaz de volar contra ventiscas mientras carga al protagonista; y el tercero puede tragarlo y nadar en contra de corrientes de agua. Tampoco se pueden olvidar la adición de nuevos minijuegos.

Kirby Super Star (SNES, 1996)

¿Por qué disfrutar de un juego cuando se puede conseguir un paquete de ocho? Cabe aclarar que este título no es una antología de títulos pasados, sino una recopilación de seis breves secciones y dos minijuegos. A pesar de que por sí ofrece una gran variedad en materia de jugabilidad, Kirby Super Star añadió una mecánica que lo volvió particularmente popular: los Ayudantes. Estos consisten en enemigos que, tras ser absorbidos por el protagonista, pueden ser controlados por otro jugador. Además de esto, es el primer juego en el que Kirby adquiere sombreros diferentes al copiar habilidadades.

Kirby Tilt ‘n’ Tumble (Game Boy Color, 2001)

El primer juego de la franquicia en utilizar controles de movimiento y uno de los pocos que prescinde de la típica jugabilidad del género de plataformas. Gracias a un sistema de acelerómetros incorporados dentro del cartucho del juego —los cuales responden a los distintos grados de inclinación y movimientos del jugador—, Kirby Tilt ‘n’ Tumble se maneja casi exclusivamente con el sistema portátil. Un juego poco convencional, pero que demuestra que Nintendo nunca cae en la monotonía.

Kirby: Canvas Curse (Nintendo DS, 2005)

He aquí otra entrega que no utiliza los controles tradicionales de un juego de plataformas. Como muchas de las exclusivas de la consola portátil, Canvas Curse aprovechó lo más posible la pantalla táctil. En este caso particular, lo único que puede hacer el jugador es trazar líneas/caminos que Kirby seguirá y hacer que este tome impulso al picarlo con el lápiz. Por supuesto, esto no será del todo sencillo. Al fin y al cabo, trazar caminos para el protagonista drenará la barra de tinta y el acabar con enemigos requerirá que este vaya a toda velocidad.

Kirby’s Epic Yarn (Wii, 2010)

No solo llamativo a nivel visual, sino que utiliza su presentación única para entregar una experiencia diferente en materia de jugabilidad. Esto se debe en buena medida a que Kirby es incapaz de absorber enemigos y obtener sus poderes. Por fortuna, esto es compensado por unas cuantas mecánicas nuevas. La más importante es el Látigo de Hilo, que sirve para interactuar con el entorno y “deshilar” a los enemigos. Otra consiste la capacidad del protagonista de transformase gracias a estar hecho de hilo.

Y en el caso de que la aventura se sienta un tanto solitaria con un jugador, otro puede tomar control de un segundo personaje: el Principe Fluff.

Kirby: Planet Robobot (Nintendo 3DS, 2016)

A diferencia de algunos de los títulos presentados en esta lista, Planet Robobot es una entrega similar a los juegos tradicionales de Kirby. Funciona como el típico plataformero en el que la absorción de enemigos y la obtención de sus poderes es lo vital. No obstante, destaca por una mecánica nueva: la Armadura Robobot. Esta podrá encontrarse en todos los niveles y, al igual que el protagonista, podrá adquirir nuevas habilidades al absorber enemigos.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas