Conecta con nosotros

Videojuegos

Indie on Focus: Evoland

Una visita a un museo gráfico del videojuego, pero mucho más divertido.

Publicado

el

Una visita a un museo gráfico del videojuego, pero mucho más divertido.

¿Alguna vez han pensado que pasaría si para hacer un juego mezclaran The Legend of Zelda, Diablo, Final Fantasy y Dragon Quest? Si la respuesta es sí, no sigan pensado, ya existe y se llama Evoland. Salido de las entrañas de un Game jam, concurso en el cual se pedía realizar un juego pequeño en menos de 48 horas basado en un tema específico, celebrado en agosto del 2012 en la pagina Ludum Dare y que tenía como tema la evolución, Evoland logró cautivar a su público inicial.

El ganador de ese Game jam, y creador de Evoland, fue Nicolas Cannasses, un programador francés de 30 años y cofundador de una compañía de juegos flash llamada Motion-Twin. La respuesta del público que votó en el concurso fue tan positiva que Cannasses se decidió a terminarlo completamente desde un nuevo estudio independiente llamado Shiro Games y con Steam y su Greenligth como trampolín, nació Evoland.

La premisa de este título es reflejar la evolución de los juegos RPG desde cero. Mientras vamos controlando a Clink, un joven rubio con un traje de mallas verde y una espada bastante ancha (Clink = Cloud + Link, por si acaso), la meta que nos propone Evoland es ir evolucionándolo (al juego mismo) a través de cofres que iremos encontrado a medida que avanzamos y que nos entregarán misiones, mejoras gráficas, música, NPCs y demás.

Evoland

Misma escena en distintas etapas del juego

El gameplay está compuesto por tres mecánicas distintas, cada una basada en un juego diferente: The Legend of Zelda, Diablo y Final Fantasy; cada etapa del juego hará alusión, homenaje o parodia a cada título. Este es un detalle que logra envolvernos en cada uno de estos ambientes, pues nos permite explorar la historia gráfica de estos tres títulos RPG. Personalmente, considero que la sección basada en The Legend of Zelda es la más divertida, mientras que la de Final Fantasy es la menos trabajada, lo que hace que sea a la que menos cariño le tomemos.

Gráficamente hablando, jugar Evoland será como estar en un recorrido de un museo en el que veremos los diferentes gráficos de los videojuegos a través del tiempo. Los gamers veteranos no podremos evitar dejar salir una sonrisa nostálgica al recordar los videojuegos de nuestra juventud, a los nuevos gamers le servirá para ver cómo eran las cosas antes. Esto es lo que mas disfrutaremos del juego y, desafortunadamente, parece ser también lo que originó la principal falla de Evoland.

Al parecer, Cannasses y su equipo se preocuparon más por el desarrollo gráfico y no trabajaron mucho en el hilo conductor de la historia, que resulta confusa y nunca se hace realmente claro lo que nos quiere contar. El juego no se esfuerza en dar mucha información sobre la historia, así que no resulta envolvente y se hace difícil seguirle el paso, al punto de que nos desentiendes de lo que nos quiere contar y solo nos preocupamos por disfrutar del viaje gráfico. Si a eso le agregamos la corta duración del juego, que se puede finalizar en poco más de tres horas, y los extras basados en conseguir todas las estrellas escondidas (100 en total) y un minijuego de cartas de pelea que el juego posee, puede que el juego no los impulse a terminarlo por completo.

Debo insistir un poco más en la corta duración del juego, pues es cierto que Evoland cuesta tan solo $9.99 dólares en Steam, así que no esperaba la duración de Grand Theft Auto V, pero ¡vamos que esperaba un poco mas! Adicionalmente, también es importante añadir que la música tampoco es el fuerte de este título. Aunque para ser sinceros mucha falta no hace.

Evoland 2

Recuérdenme exactamente, ¿para qué necesitare esto?

Evoland mas que un videojuego es una vista a la historia de los RPG y, aunque en otro caso su historia hueca y su poca duración me tentarían a no prestarle la atención requerida o me habrían dejado un mal sabor de boca, la alegría nostálgica que me hizo sentir logró ganarme. Con el viaje gráfico y lo divertido que se vuelven los guiños, alusiones y homenajes a los distintos juegos que aborda bastó para que Evoland me enamorara. Este título es uno de esos juegos que todo gamer tendría que jugar, aunque no sea seguidor de los RPG o ninguna de las sagas a las cuales se les hace referencia, pues es un repaso de la historia gráfica de los videojuegos. Evoland es uno de esos juegos que sorprenden gratamente a medida que avanzamos y logrará sacarnos más de una sonrisa nostálgica y eso, eso enamora.

Artículo realizado por Yancarlo Antonio Infante Perez

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas