Síguenos en nuestras redes

Videojuegos

La última cruzada de Silicon Knights

El prestigio de una década, sacrificado por la arrogancia.

Publicado

en

Silicon Knights

Silicon Knights tuvo un gran reconocimiento como estudio de videojuegos a principios del siglo. Fundada por Denis Dyack en 1992, el estudio comenzó a ganar popularidad con el primer juego de la franquicia de Legacy of Kain, Blood Omen. Alcanzaron la cima con el juego de Nintendo GameCube, Eternal Darkness: Sanity’s Requiem, permitiéndoles llegar a un acuerdo con Konami para desarrollar el ‘remake’ de Metal Gear Solid titulado The Twin Snakes.

Sin embargo, un proyecto de casi una década puso contra las cuerdas legales al estudio y causó su eventual caída. En este nuevo capítulo de los Expedientes GF, examinamos la última cruzada de Silicon Knights.

Una ambición divina

Too Human fue un proyecto concebido por Silicon Knights en 1999. Originalmente anunciado para la primera PlayStation, este juego de rol ambientado en una combinación de la mitología nórdica y el ‘cyberpunk’, estaba listo para salir con un anuncio mostrado en E3 de ese año. Sin embargo, el proyecto fue detenido de repente para trabajar de forma exclusiva con Nintendo y los dos juegos anteriormente mencionados.

Aunque hubo un prototipo para realizar Too Human en GameCube, la carga laboral de Silicon Knights era tan alta que no hubo forma de poner la atención en el proyecto y quedó archivado por cinco años. A pesar de que Nintendo poseía acciones en la compañía, el estudio anunció una alianza con Microsoft para desarrollar el anhelado proyecto de Too Human en el 2005.

El presupuesto fue estimado entre 60 y 100 millones de dólares y estaba planeado a convertirse en una trilogía. El juego estaba siendo diseñado en el prometedor motor gráfico de Epic Games, Unreal Engine 3.

La demo alcanzó 900.000 descargas en su primera semana y es considerada como una de las demos más descargadas de Xbox Live Marketplace.


Una recepción no muy agraciada para Silicon Knights

Silicon Knights

Aunque Too Human alcanzó a vender 700.000 copias para el 2008 —según las cuentas de Denis Dyack— la crítica no bajaba de «justo apenas», o mediocre, para este ambicioso proyecto con una década en su creación.

Una de las más grandes quejas fue el uso del stick derecho para combatir, algo que generalmente se usa para dirigir la cámara del jugador, además de la muy extensa secuencia de muerte que tenía el personaje. Animaciones simples y combate tieso que se iba notando a medida que avanzaba el juego.


Batallando contra un dios de los motores gráficos

Silicon Knights

En el 2007, Silicon Knights llevó a la corte a Epic Games, argumentando que el modelo de Unreal Engine 3 que le fue provisto estaba incompleto. El desarrollador argumentaba que Epic estaba saboteando a sus licenciados para enaltecer sus propios juegos con el dinero de las regalías, e incumpliendo con la documentación prometida.

Un mes después, Epic contrademandó a Silicon Knights, aclarando que el estudio conocía el estado de desarrollo del motor gráfico cuando firmó el acuerdo. Adicionalmente, Epic afirma que Silicon Knights violó los acuerdos del contrato cuando implementó código de Unreal Engine 3 para su propio motor en un juego que estaba desarrollando de forma alterna con Sega. Varios derechos de propiedad intelectual, secretos comerciales e información confidencial fueron rotos con esta acción.

Después de cinco años de litigios, la corte falló a favor de Epic Games, encontrando evidencia abrumadora sobre el uso inapropiado de la propiedad del motor. Silicon Knights fue obligado a pagar $4.45 millones de dólares y a destruir todo trabajo en el que fue utilizado el código de Unreal Engine 3.

Los activos destruidos fueron el código fuente de Too Human, otros proyectos no anunciados —incluyendo una propuesta de juego de Silent Hill— y el último título que representaba la salvación del estudio, X-Men: Destiny.

Asi se acaba el camino del caballero, con un jimoteo

Con la derrota en la corte y el inminente retiro de X-Men: Destiny de los anaqueles, Silicon Knights hizo los trámites para declararse en bancarrota en el 2014.

Tiempo después Denis Dyack fundó un estudio tras otro, pero no lograron mantenerse firmes en la industria. Apocalypse Games es su tercer intento para permanecer relevante en el negocio y está desarrollando un título gratuito para PC llamado Deadhaus Sonata. También estuvo en el ojo de la controversia por el escándalo de GamerGate.

Acompáñennos la próxima vez para desempolvar un nuevo archivo en los Expedientes GF.

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas