Síguenos en nuestras redes

Videojuegos

Mafia III – La reseña

La nueva entrega de esta franquicia nos lleva de Empire Bay a New Bordeaux, una versión ficticia de New Orleans llena de peligros y buena música.

Publicado

en

Fue a mediados de 2011 cuando se empezaron a conocer rumores sobre una posible secuela a Mafia II, título que estaría siendo desarrollado por 2K Czech, estudio a cargo tanto de este título como de la entrega original. Aunque un nuevo juego en la franquicia si estaba en los planes de 2K, el proyecto fue delegado a un nuevo equipo de trabajo después de que su estudio original fuera clausurado.

Hangar 13 tomó el liderato y para el 2015 se reveló su existencia durante la Gamescom de ese año. Su primer tráiler impresionó a muchos por lo que prometía y con el tiempo 2K se encargó de publicitar este nuevo título de todas las formas posibles.

Aunque Mafia III es un juego competente, no es fácil escribir esta reseña teniendo en cuenta la forma en que se ha hablado de este título a lo largo de los últimos días desde su estreno en PlayStation 4, Xbox One y PC. Claro, hay problemas técnicos, pero también hay un par de cosas positivas.

Mafia III es una historia de venganza, así de simple. Lincoln Clay desea asesinar a los culpables de la masacre de quien el consideraba su familia, aquellos con los que creció y admiró por años. Esto pone en marcha un sangriento y extenso plan con el que no solo quiere eliminar la influencia de Sal Marcano de New Bordeaux, sino con el cual se libere a la ciudad de la mafia italiana de una vez por todas.

A grandes rasgos, este es un argumento simple y con poca gracia, sin embargo, Hangar 13 se hizo valer de varios recursos para hacer que Mafia III tuviera una historia sumamente interesante. Lo primero a resaltar es el formato en que se cuenta, ya que todos los sucesos se narran a través de otros personajes a modo de testimonio, los cuales de hecho son parte de un falso documental que se está grabando sobre la vida de Lincoln Clay.

Esto nos permite anticipar ciertos eventos del juego, ya que se harán constantes referencias a las ‘hazañas’ de Lincoln en New Bordeaux, pero no las enaltece. Si bien el juego como tal explora las motivaciones y cambios del protagonista, las grabaciones del documental nos permiten explorar emocionalmente a otros personajes que hicieron parte de su largo plan de venganza.

mafiarev_1

Y es que Mafia III está dividido en dos. El pasado, que es lo que jugamos, y el presente, que son los testimonios y otro tipo de declaraciones que se hacen sobre las acciones de nuestro personaje entre más avanza la historia.

Es redundante decirlo, pero claramente Lincoln Clay es el personaje más desarrollado de Mafia III, pues vemos su transformación de soldado veterano a una máquina de guerra, lo cual me hace pensar en la misma transición de Jason Brody durante Far Cry 3, pues tal como en este título, la violencia es un factor representativo de la inestabilidad mental del protagonista.

En general, la campaña principal de Mafia III está llena de momentos memorables y avanzaría al ritmo apropiado de no ser porque la mecánica principal del juego se convierte en un estorbo para la experiencia.

Para hacernos con el control de New Bordeaux debemos tomar a la fuerza todos los distritos de la ciudad. Para ello, tenemos que eliminar todas las actividades criminales de la zona, asesinar o reclutar dos subtenientes y enfrentarnos al teniente principal (el cual tendrá una relación directa con Sal Marcano). En principio esto nos parecerá una novedad porque este sistema se usa para introducir a quienes serán nuestros ayudantes en la historia, Vito Scaletta, Thomas Burke y Cassandra, sin embargo, se volverá una molestia por el efecto que tiene en el desarrollo de la historia.

No solo la prolonga más de lo necesario, sino que hace que toda la aventura se sienta monótona y repetitiva por las zonas que visitamos y lo que hacemos en ellas (matar, matar y matar). No obstante, los enfrentamientos contra los tenientes son, por así decirlo, una recompensa a tal aburrición, ya que son misiones que brillan tanto por diseño como por satisfacción.

mafiarev_2

Acá es pertinente hacer otro paralelo, ya que Mafia III también tiene mucho de Assassin’s Creed, o al menos en la forma en que toma a sus villanos. Para llegar a Sal Marcano tendremos que eliminar a varios de sus tenientes, sin embargo, el asesinarlos no hace parte de una simple secuencia de acción, sino de toda una escena en la que no solo los derribamos, sino en la que hablamos con ellos.

A diferencia de Assassin’s Creed (o al menos del primero y de Syndicate), sus discursos no nos harán dudar si son buenas o malas personas (porque obviamente el racismo y el machismo no son nada bueno), pero nos darán un instante para conocer un poco más de su trasfondo y su relación con Sal Marcano. Además, también son un momento íntimo en el que vemos cómo Lincoln se convierte poco a poco en lo opuesto a lo que era y lo que debía ser si nada hubiese sucedido.

Desafortunadamente, y muy a pesar de lo bien que se puede disfrutar la historia, Mafia III tiene una serie de errores pequeños que de no ser tan numerosos, no serían tan frustrantes. La inteligencia artificial es decepcionante y no solo no significa un reto, sino que es estúpida, ya que los enemigos caerán una y otra vez en las mismas tretas para eliminarlos.

Algo similar sucede con el comportamiento de la ciudad, ya que aunque se ve muy bien, no es como se esperaría. Los ciudadanos se comportan de forma rígida y solo reaccionarán a nuestra presencia si disparamos un arma o chocamos un auto. Esto aplica también para la policía, quienes reaccionarán de la misma forma sin importar la zona en la que estemos (al menos según lo que viví).

Esto choca con la intención que tenía Hangar 13, pues Mafia III no solo debía tener una ciudad viva y vibrante, sino que el contexto histórico debía servir como una mecánica adicional. En teoría, ser afro-americano en New Bordeaux nos iba a hacer testigos de la discriminación socioeconómica de la época, pero en su lugar, Lincoln se siente como cualquier otro protagonista en un juego de mundo abierto.

mafiarev_3

Otros detalles molestos en el juego incluyen algunas físicas, tal como la prominencia de arbustos tan sólidos como una pared, la ausencia de daño en los vehículos al estrellarlos contra alguna superficie, o malos efectos de iluminación tan pronto ingresamos a ciertas edificaciones. Por supuesto, también hay uno que otro bug/glitch, pero personalmente no fui víctima de ninguno de los que se han registrado en video, aunque no niego su existencia.

Ahora bien, no todo es malo con Mafia III y a pesar de sus fallas técnicas creo que es un juego que se puede disfrutar tanto por su historia, como por su apartado musical, el cual cuenta con más de 100 canciones licenciadas de la época, las cuales ofrecerán un ambiente propio y coherente con los eventos que se van desarrollando en la historia. Además, a pesar de sus fallas técnicas, tiene un apartado gráfico destacable que resalta por su paleta de colores cálidos y detalles en las expresiones faciales de los personajes o gesticulaciones.

Es difícil defender Mafia III cuando vemos en perspectiva sus fallas técnicas y la forma en que repite su fórmula para mantener ‘enganchado’ al jugador, sin embargo, es un título que vale la pena por su argumento y la forma en que integra temas como el racismo al mismo (incluso a pesar de su leve representación en la ciudad). Si están buscando un ‘patio de juegos’ como GTA V, mejor miren a otro lado, pero si están dispuestos a explorar una historia genuinamente interesante, es una buena oportunidad.

Reseña realizada con una copia digital Mafia III en su versión de PS4 brindada por 2K.

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas