Conecta con nosotros

Videojuegos

Indie on Focus – Nun Massacre

La monja de El Conjuro quisiera ser así de aterradora.

Publicado

el

Había algo especial en los juegos de terror de la primera consola PlayStation. Hablamos de Nightmare Creatures, Parasite Eve, Hellnight, Silent Hill y los primeros Resident Evil, entre otros. Las limitaciones de la consola, especialmente sus personajes tridimensionales creados con pocos polígonos (‘low-poly’), les daban un encanto especial que los hacía tan aterradores como misteriosos. No es raro que hoy en día sintamos nostalgia por ellos y que hayan inspirado obras como las del movimiento Haunted PS1 Disk y Nun Massacre, un juego de Puppet Combo que recientemente fue lanzado para Nintendo Switch, PS4 y PS5.

Este es un ‘survival horror’ en la vena de Alien: Isolation. Tenemos que recorrer escenarios aterradores mientras somos cazados por un horror que no podemos derrotar.

Sabemos que hay montones de juegos de terror independientes similares a este. Títulos como Amnesia: The Dark Descent  y Slender: The Eight Pages tuvieron una influencia abrumadora que resultó en miles de imitadores. Nun Massacre y otros juegos de Puppet Combo se destacan entre ellos por varias razones, pero principalmente por su dedicación a una estética retro muy específica y particular.

Los créditos iniciales se presentan como los de una vieja película de VHS y nunca abandona esa premisa. El juego comienza con un filtro CRT e incluso usa los “defectos de ‘tracking’ de la cinta” como una de sus mecánicas. Todo está hecho para que sintamos que somos niños viendo una violenta película de horror de bajo presupuesto durante una noche tormentosa a finales de los años ochenta.

Si decidimos jugar la introducción opcional, podemos conocer detalles de la historia. Recibimos una carta de la madre superiora del internado en que se encuentra nuestra hija, informándonos que está muy enferma y que necesita nuestra presencia cuanto antes. Tras recorrer un largo camino montañoso en medio de la lluvia llegamos al ominoso edificio. No nos demoramos mucho en descubrir que está prácticamente abandonado. Su única habitante es una enorme monja sin ojos que nos persigue con un cuchillo.

Debemos recorrer el internado con mucho cuidado, abriendo todos los cajones para encontrar objetos que nos ayuden a progresar. Los puzles son similares a los de los clásicos Resident Evil y Silent Hill, encontrando objetos que debemos descubrir dónde y cómo usar para abrir puertas u obtener otros objetos. También podemos encontrar documentos que nos ayudan a descubrir qué pasó con la hija de la protagonista.

Nos damos cuenta que la asesina está cerca porque “la calidad de la película” comienza a deteriorarse. Podemos correr o escondernos bajo una cama, siempre y cuando ella no nos vea hacerlo. Estas secuencias son realmente estresantes. No solo por el simple hecho de ser perseguidos, sino porque los alaridos inhumanos de la monja son capaces de helar la sangre y la música se vuelve muy intensa. Es un truco muy viejo, pero efectivo.

Si nos atrapa, perderemos una de tres vidas. Si perdemos las tres, descubrimos con horror que volvemos al comienzo del juego. Así es, no se puede grabar la partida en Nun Massacre y debemos terminarlo en un solo intento. Por supuesto, no es un juego largo. Una vez que tenemos claro dónde están todos los objetos y a dónde llevarlos, podemos llegar al final en menos de 40 minutos… si la monja no se interpone mucho.

Nun Massacre reseña crítica opinión análisis

Aún así, puede ser tedioso repetir una y otra vez los mismos pasos. De verdad nos hubiera gustado contar con un sistema de salvar partida, así fuera limitado. Además hay tres trampas en el juego que pueden acabar la partida de inmediato, sin importar cuántas vidas nos queden. Otra cosa que no nos hace felices es tener que recorrer los ductos de ventilación. Es imposible no perderse en ellos si no dibujamos un mapa y podemos quedarnos dando vueltas en círculo sin saberlo. Si la monja nos encuentra allí, es mucho más difícil evitarla. Si de milagro lo logramos, probablemente no estemos seguros de dónde acabamos.

Otro problema es que no siempre tenemos claro qué debemos hacer. A veces olvidamos mirar la manija de una puerta y eso puede parar nuestro progreso por mucho tiempo. Resolver algunos puzles puede abrir puertas y caminos, pero no se nos dice dónde. También hay secciones del internado que cambian por completo, poniendo pasillos y puertas donde antes no los habían. Esto es hecho a propósito para obligarnos a estar siempre explorando aunque creamos conocer el relativamente pequeño mapa, pero resulta una molestia.

Hay otros dolores de cabeza más en Nun Massacre y uno de ellos es literal. El filtro CRT puede ser maravilloso para crear ambientación, pero los colores y efectos borrosos pueden hacernos sentir mareados y enfermos. Afortunadamente, podemos desactivarlo. También es posible cambiar el filtro de VHS por uno de PS1 u otro en blanco y negro que le dan estilos igualmente llamativos al juego. Otras opciones permiten eliminar los sustos repentinos (‘jump scares’) y bajar la dificultad de modo que las apariciones de la monja sean menos comunes, perfecto para quienes se quieren concentrar en la ambientación y la trama.

Nun Massacre reseña crítica opinión análisis

Aunque tampoco hay mucha trama. Los documentos que encontramos detallan una historia de abuso infantil que critica duramente lo estricta y cruel que puede ser la educación religiosa, pero todo es muy ambiguo. Dependiendo lo que hagamos podemos encontrar uno de dos finales. Si llevamos los dos velones a la capilla nos ponemos en camino al “final malo” y si encontramos las cuatro cintas de VHS y las vemos en los cuatro diferentes televisores del internado podremos conseguir un “final bueno”, pero más simbólico y metafórico. Nos quedamos con el primero, al menos deja las cosas un poco más claras.

Nun Massacre es todo un reto que apreciarán tanto los nostálgicos tanto del horror de la era PS1 como de los tiempos del VHS. Pero la falta de un sistema de grabar partida, algunos ‘bugs’, y los problemas de diseño definitivamente mantendrán alejado al gran público.

Copia digital de Nun Massacre para Nintendo Switch brindada por Puppet Combo.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas