Síguenos en nuestras redes

Videojuegos

Vivi y los 20 años de Final Fantasy IX

Hablemos de un personaje tan adorable como trágico.

Publicado

en

¿Cuál es el mejor Final Fantasy? Esta pregunta ha sido fuente de miles de acaloradas discusiones en internet, amistades terminadas y, probablemente, uno que otro conflicto bélico. La afición por cada entrega de la saga puede ser bastante radical, pero hay tres que suelen ser mencionadas como ‘la mejor’ por encima de las otras: el popular Final Fantasy VII, responsable de crear millones de fanáticos de los JRPG en Occidente; el excelente Final Fantasy VI, uno de los mejores juegos de 16-bit de la historia; y Final Fantasy IX.

La inclusión de este último en el listado parece extraña. A ojos no entrenados, este juego parece ser un paso atrás en la saga. Abandona las proporciones realistas en los personajes y los mundos modernizados que se acercaban al ‘cyberpunk’ y la fantasía urbana para volver a un escenario de fantasía medieval con diseños un poco más infantiles. En una primera impresión, parece tener “una historia simple de cuento de hadas.”

Te puede interesar: Xbox Game Pass: Final Fantasy IX encabeza los juegos de mayo (2020)

Para celebrar los 20 años del lanzamiento de este clásico en Japón para el primer PlayStation, vamos a ver cómo FFIX no es una simple historia de aventuras con caballeros, magia y dragones. Lo vamos a hacer a través de uno de sus personajes más queridos: Vivi.

Vivi Final Fantasy IX

Este artículo contiene ‘spoilers’ de Final Fantasy IX.

El pequeño Mago Negro llamado Vivi parece hecho a medida para ser lo más mercadeable posible. Su tierna e icónica apariencia se presta a la perfección para adornar las habitaciones de los fanáticos en forma de peluches. Su rostro negro con grandes ojos amarillos y su largo sombrero de punta son un homenaje al diseño que tuvieron los magos negros en los primeros títulos de la saga.

Igual que otros personajes similares —como Orco, de He-Man— es fácil creer que Vivi no va a ser más que un fiel acompañante para Zidane, el héroe de esta aventura. Tal vez el infaltable personaje cómico que se mete en situaciones absurdas. La timidez y torpeza que demuestra en las primeras horas del juego hacen pensar que así será. Pero este personaje nos guarda grandes sorpresas en su desarrollo.

Las circunstancias hacen que este pequeño ser se una a Zidane, Steiner y la Princesa Garnet en su aventura. Inicialmente, a pesar de sus miedos, Vivi está feliz de descubrir el mundo y miles de cosas nuevas. Pero esa alegría pronto se convierte en horror cuando descubre otros seres como él: los Magos Negros son seres fabricados para la guerra. Entes que solo existen para matar a otros en nombre de la cruel Reina Brahne.

A partir de este momento, la ternura de Vivi pasa a segundo plano. Comienza una nueva fase en la historia del personaje en la que constantemente se está haciendo preguntas sobre su propia existencia. Los temas principales de Final Fantasy IX salen a la luz: ¿Por qué existimos? ¿Tenemos un propósito en la vida? ¿Es posible renunciar a ese propósito? Si lo hacemos, ¿estamos renunciando a nuestra identidad? Estos son temas que en el año 2000, cuando salió este juego, no eran nada comunes en los videojuegos y estaban principalmente relegados a textos filosóficos y el cine y la literatura más “artísticos”.

Vivi FF9

A través de los ojos de Vivi y su relación con los demás personajes vamos explorando ideas existencialistas sobre el ser, la esencia y la mortalidad. Más adelante en el juego descubrimos una aldea conformada solo por Magos Negros. Como él, ellos han desarrollado una conciencia y rechazado la idea de que deben ser máquinas de matar. Esto debería ser causa de felicidad. Al encontrar otros como él, debería darse cuenta que no está solo. Que su experiencia es compartida y encontrar comprensión para sus dilemas. En lugar de eso, descubre algo terrible: los Magos Negros tienen una vida limitada. Fueron creados para no vivir más de un año. Como prototipo, Vivi podría vivir un poco más, pero su destino está escrito.

Cada persona reacciona diferente ante la idea de su propia mortalidad. Como humanos, sabemos que no viviremos para siempre y eso puede causarnos desesperación, angustia, horror y, en algunos casos, incluso paz. Nuestras reacciones ante la idea de morir están representadas perfectamente en Vivi. Al poner al personaje más ‘tierno’ y aparentemente indefenso con este peso emocional, nos hace reflexionar al respecto desde una óptica que no teníamos antes, la de alguien que queremos proteger y consolar.

Estos temas sobre identidad, destino y mortalidad se expanden eventualmente al protagonista Zidane, que también descubre que es un ser artificial, y al planeta completo, que tiene sus días contados ya que uno de los villanos planea fusionarlo con otro mundo. A causa de esto, otros personajes deben lidiar con los mismos sentimientos que Vivi ha sentido desde el comienzo del juego. Esto demuestra que las preguntas sobre nuestra existencia y el miedo a la muerte son una experiencia compartida por todos. Vivi, ya un veterano en este sufrimiento, ayuda a Zidane a sobrellevar la fuerte depresión que le causa descubrir la verdad sobre sí mismo.

El jefe final, llamado Necron (Tiniebla Eterna en la versión en español), representa la inexistencia. Ante el sufrimiento de los personajes y el villano Kuja, que también debe enfrentar el dilema de su propia obsolescencia, esta entidad es invocada para cumplir el deseo de ‘no ser para no sufrir’. Pero los protagonistas lo enfrentan porque a lo largo de su aventura no solo han encontrado dolor. También experimentaron amor, amistad, risas, emociones y muchas otras razones —a veces pequeñas— por las que vale la pena vivir a pesar de todo.

“Siempre hablé sobre ti, Zidane. Sobre lo especial que eres porque nos enseñaste a todos lo importante que es vivir. Me enseñaste que la vida no es eterna y por eso nos tenemos que ayudar entre todos para vivir al máximo. Aunque digas adiós, estarás siempre en nuestros corazones. Sé que ya no estoy solo.

¿Por qué nací? ¿Cómo quiero vivir? Gracias por darme tiempo para pensar. Hacer lo que te propones es algo realmente difícil. ¿Qué hacer cuando te sientes solo? Eso fue lo único que no me pudiste enseñar, pero tenemos que descubrir la respuesta por nosotros mismos.

Estoy feliz de haberlos conocido a todos. Desearía que hubiéramos vivido más aventuras. Pero supongo que todos tenemos que decir adiós en algún momento. A todos… gracias. Hasta luego. Mis memorias serán parte del firmamento”.

Este monólogo es la despedida de Vivi hacia sus amigos, especialmente Zidane. Cuando vemos el final del juego, descubrimos que el pequeño Mago Negro no sobrevivió. Tal como sabíamos, tarde o temprano iba a dejar de ‘funcionar’. Pero dejó un gran legado, hay otros como él a los que les enseñó lo bello que es vivir.

Su nombre, Vivi, tiene raíces en lenguas romances como el italiano y el español. Es derivado de ‘vivir’. Pocos personajes logran representar el verdadero significado de esa palabra, con todas las alegrías y dolores que conlleva.

Vivi FFIX

Feliz cumpleaños Final Fantasy IX. Gracias por traer el pequeño Vivi a nuestras vidas.

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas