Juegos
0 comentarios

Tacoma – La reseña

Por el Lunes 4 de Septiembre de 2017
Sigue a GamerFocus en redes sociales:
 

De los creadores de Grow Up llega este juego de misterio espacial, un título donde el jugador se encontrará resolviendo el enigma de lo que sucedió con la tripulación de una nave espacial en un escenario futurista.

Tacoma es en términos generales un walking simulator de observación donde el jugador se enfocará principalmente en recorrer el escenario propuesto –la estación espacial Tacoma– en busca de información y a través de varios acertjos, pistas y observación, desvelará los sucesos acontecidos durante los últimos meses en esta estación espacial.

Amy Ferrer, el personaje que interpreta el jugador, debe ir a la estación Tacoma a recuperar una información de mantenimiento sin conocer mucho de lo que sucede ahí. A su disposición tiene un dispositivo de realidad aumentada que le permitirá conocer lo que sucedió en la desolada nave que visita, esto a través de grabaciones de audio y video en tiempo real de lo que sucedió en la nave en los días anteriores a su llegada. Así pues, prácticamente verá “fantasmas” durante toda su experiencia, podrá seguir los pasos de cada habitante de la estación y junto a sus archivos de datos tendrá que desentrañar el misterio.

Cada vez que se activa la reproducción del pasado, se activan estas grabaciones que más parecen recuerdos y que soltarán a cuenta gotas una pista que de luces no solamente de algo que sucedió en la nave, sino de de las relaciones entre los personajes, si se perdió un detalle, se puede rebobinar, pausar o avanzar a gusto, eso si, hay alguno que otro fragmento dañado, por lo que muchas partes de estas micro historias tendrá que suponerlas o deducirlas el jugador.

Al reproducir las grabaciones, que suceden en determinadas salas o habitaciones en distintos periodos de tiempo, el jugador puede moverse libremente por estas o salirse, así como enfocarse en lo que sucede o hace uno de los habitantes de la nave durante el posible periodo de tiempo. Por eso lo usual es ver, rebobinar, avanzar cada una de las grabaciones de cada sala y cada personaje para descubrir la máxima información posible. Algo que personaliza la experiencia es que dependiendo el orden de que el jugador vea las grabaciones en diferentes salas, puede cambiar la idea o percepción de lo que le sucede al jugador en esta historia.

El constante stalkeo de Amy, no se limitará solamente a ver la vida de la tripulación de la estación espacial, Tacoma de por si es un misterio y sus computadores esconden mucha información importante, por eso es clave también revisar los computadores de la nave. Aunque muchos de estos están bloqueados con clave, siempre se contará con los recuerdos de sus usuarios para conocer las claves de acceso –a estos y muchos cuartos– que prácticamente le darán acceso a conocer datos de funcionamiento, correos personales y hasta temas de trabajo del universo presentado por sus creadores.

Aunque una estación espacial parece un lugar plano y simple, Tacoma es futurista, por lo que esta estación tiene salas muy distintas y variadas que motivan al jugador a investigar hasta el último rincón de la nave, que servirá también para conocer más del contexto político y social del futuro que presenta el juego –ubicado en el año 2088– que en términos generales tiene tonos cyberpunk donde se habla de temáticas como la IA desarrollada y la ingeniería genética.

La compleja narrativa propuesta para desarrollar la historia del juego hace que al jugador promedio le cueste engancharse con sus mecánicas e historia en las primeras etapas pues se va a encontrar lleno de textos, audios y contenido audiovisual que en primera instancia parece más una demostración que la mecánica general que enfrentará durante toda la aventura. Se tendrá que ser paciente para encontrar las “bondades” de esta forma de juego y una vez se conecta, se vuelve más una aventura de morbo sobre conocer lo que hacían los diferentes tripulantes de la estación en su vida. No será raro terminarlo y quedarse pensando en las vicisitudes de alguno de los que estaban en la nave.

Por el mismo diseño de la narrativa, muchas veces se olvida el objetivo real del juego y a lo largo de la aventura hasta se olvidará por qué Amy Ferrer está en la nave , más allá de la limitación que pone el juego para desentramar el misterio de Tacoma, que siempre le dice al jugador que tiene un límite de dos días, pues en ese momento de acabará el suministro de oxígeno que hay en la estación.

En su aspecto gráfico y de sonido, Tacoma no es ambicioso, su dirección de arte le hace ver como un juego futurista en primera persona que aprovecha sus recursos narrativos para quitarse presión en detalles como las texturas de los personajes (incluyendo al del jugador), los colores neon quizá se sobreactuan. Su banda sonora funciona en medida que hace sentir al jugador desolado y genera un aura de misterio aunque claro, algunas veces las pistas de audio podrían ser un poco más variadas.

Tacoma es más que un Walking Simulator de exploración, es una aventura personal para el jugador que lo invita a inmiscuirse en las muy variadas vidas de diferentes personas. Alimenta su curiosidad y lo deja pensando sobre lo que encontró. Aunque puede aburrir a algunos jugadores impacientes y que no les interesa seguir un juego cuyo centro es la narrativa, este es un título para cualquier jugador que quiera salir un poco de la rutina de los juegos tradicionales y no le importe quedarse varias “sobre-pensando” una escena.

Calificación de GAMERFOCUS
 
General
8.0

Puntuación final
8.0

Pasa el mouse y califica
Calificación de Usuarios
 
General

Puntuación de los usuarios

Ya has calificado esta reseña

Comentarios