Conecta con nosotros

Cine y TV

[Editorial] Cerdos y diamantes

Publicado

el

Comparaciones entre cine y videojuegos que no vienen al caso.

patrocinio-LSI
diamonds

Los titulares resumían la situación de manera orgullosa y en una sola sentencia: “Metal Gear Solid V derrota a Avengers: Age of Ultron en su primer día”. En algún momento alguien pensó que era demasiado aburrido andar comparando el éxito de propiedades de entretenimiento por separado, la eterna, agotadora y banal discusión sobre cuál consola es mejor que otra, qué juego obtuvo mejores puntajes, cuál es la peor secuela de la historia y cosas por el estilo. ¿Por qué mejor no enfrentar un videojuego popular recientemente lanzado con una película de renombre estrenada este mismo año?

Ya sabemos cómo la industria de los videojuegos logra doblegar en ganancias los esfuerzos combinados del cine y la música, cómo se ubican en el salón de la fama cultural, artística y económicamente, generando más ingresos que el séptimo arte y hasta haciendo que famosos actores y directores vean en ellos una interesante forma de expandir sus habilidades.

Pero fue el reporte sobre tendencias de videojuegos Adobe Digital Index 2015 en su página siete, el que levantó la polémica y poco fundamentada reacción del medio.

Avengers: Age of Ultron obtuvo 84 millones de dólares en taquilla en su día de estreno, tan solo en Estados Unidos, omitiendo otros mercados (como el latino) que se anticiparon e igualmente resultaron bastante favorecidos. De hecho, el desempeño de la película en 44 mercados fuera del estadounidense representó el 55% de los ingresos totales.

Por el lado de Konami con Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, su día de lanzamiento dejó 179 millones de dólares a nivel global. Claro, estamos hablando de juegos con un costo de 60 dólares aproximado (versión estándar PS4/Xbox One) frente a tiquetes para entrar a cine de 10 dólares, exagerando en algunos casos, pues el precio promedio a nivel mundial de una entrada es de cinco dólares.

Es decir, mientras tres millones de unidades de MGSV consiguen 180 millones de dólares, diez millones de tiquetes para Avengers:AoU a ocho dólares la unidad dejan 80 millones de dólares en ingresos. Definitivamente algo no tiene sentido en esta absurda comparación.

Sin embargo hay algo que si nos dicen los números, y es que mucha más gente fue a ver a los Vengadores que los que juegan con un tal Venom Snake.

Avengers: Age of Ultron ha recogido hasta el momento 1400 millones de dólares en boletos de entrada, cifras con las que Konami únicamente puede soñar. Disney/Marvel siguen cosechando ganancias a través del recién lanzado Blu-ray/DVD, la transmisión de la cinta en televisión por cable, manejo de mercancía e incluso el videojuego oficial de LEGO Marvel’s Avengers. Justo es eso lo que comúnmente se olvida, que es más fácil para la industria del cine seguir aprovechando sus propiedades sin depender solo de un día de lanzamiento y posteriores meses menguantes.

Claro, ambas industrias se aprovechan de la nostalgia y el éxito de antaño para relanzar productos y exprimir un poco más la herencia, de ahí los remakes, remasterizaciones y reboots. Pero sin tener esto en cuenta es clara la ventaja del cine y el pecado de arrogancia que algunos pueden cometer dentro del mundo de los videojuegos.

Afortunadamente solo estábamos hablando de aburridas cuestiones económicas, porque si entráramos al contexto de contenidos, mejor le pediría silencio al señor actor del brazo biónico con cuerno en la cabeza.

 

@maskedlizard

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas